jueves, 2 de mayo de 2013

Estampa porteña en Recoleta

Leer tópicamente a Borges en un sillón de la cafetería de El Ateneo mientras nos sorprende el sonido del piano, atacado por un tipo sin atractivo otro que su destreza con las teclas, un pantalón gris de tergal, una fea camisa a rayas verticales, un rostro anodino, una calva de clase media.

2 comentarios:

Rosie the Riveter dijo...

Por aquello de aferrarse a tradiciones en vías de extinción, eludo el Wassap, y te felicito -con algún retraso, lo siento- el 2014. Espero que ese propósito utópico de alejarse un poco de las redes sociales cuaje en "algo grande".

Un abrazo

Rosie the Riveter

PS: Hago extensiva la felicitación a náuGrafo, que como ya no admite comentarios...

Agus Alonso-G. dijo...

Jajaja. La verdad es que estar alejado del blog no significa estar alejado de las redes sociales ;) Soy un adicto a Facebook :) Muchas gracias por acordarte y muchas felicidades!! Me encanto desvirtualizarte en 2013. Se lo haré saber al náuGrafo.

Besos!

Agus