domingo, 9 de septiembre de 2012

Evocación

Como la superficie del agua refleja la realidad en diferentes versiones según la golpee la luz o se agite, me ofrecía hoy el rostro bellísimo de Rachel Weisz desde la pantalla de cine los ecos de mujeres conocidas, bellísimas todas, claro. La película era la recomendable The Deep Blue Sea, de Terence Davies, ahora en cartelera en España.

Dulce ha sido el sobresalto cuando, tras una sonrisa, al fondo de sus tremendos ojos oscuros, aparecías tú, precisamente tú.



No hay comentarios: