jueves, 27 de septiembre de 2012

El comienzo de una novela

You, you still have all the answers / and you, you still have them too / and we, we live half in the day time / and we, we live half at night
 
"Hay noches en blanco como hay papeles en blanco. Preñadas de promesas de aventura, de historias y de éxitos. 
En Madrid, como en cualquier gran ciudad, hay noches en blanco que terminan en un blanco insoportable, casi de taquicardia; noches que frustran a cualquiera con su inanidad, que nos hacen sentir los más miserables y patéticos del mundo. Noches que invitan a la eutanasia, al menos social.
Pero también hay noches historiadas como incunables de Liébana, noches miniadas con sus episodios literaturizables, con sus meandros y recovecos, llenos de inteligencia y sorpresa, de matices y risas, noches plagadas de acontecimientos más o menos extraordinarios, y también, claro, con sus momentos tristes o incluso devastadores. Noches de novela.
Queremos suponer, pues, que esta era una de ellas." (Julio Penabaz, El día [en] que murió Steve Jobs, Ed.Melifluas, 2013, p.1)

2 comentarios:

Eduardo Laporte dijo...

Me encantó ese libro, curiosa parodia a los maqueros gafipastis que acudieron en estrepitoso sollozo global a las exequias de su dudoso líder de vaqueros pasados de moda. Les mete un buen palo, y está lleno de citas jugosas, como la que acabas de entresacar, sí señor.

Agus Alonso-G. dijo...

Jajaja