viernes, 6 de abril de 2012

Misterio con mayúsc

El país [Estados Unidos] había estado viviendo en una controlada -incluso ferozmente controlada- esquizofrenia que con los años se había agudizado. Quizá la línea ya había sido rebasada. Todo hombre o mujer que fuera devotamente cristiano y trabajara para las sociedades anónimas norteamericanas, se hallaba aherrojado por grillos invisibles cuya presión podía desgajar su mente de su alma. Porque el núcleo de la cristiandad era un Misterio -un Hijo de Dios-, y el núcleo de las sociedades anónimas era el aborrecimiento del Misterio, el culto a la tecnología. Nada había más opuesto a la tecnología que el corazón sangrante de Cristo"

(Los ejércitos de la noche, Norman Mailer, Ed.Compactos Anagrama, trad. de Jaime Zulaika / original de 1968)

No hay comentarios: