lunes, 9 de abril de 2012

Al mal tiempo, corte de manga

El buen depresivo sabe encontrar motivos de tristeza y frustración en cualquier condición meteorológica ("mete-o-ro-lógica" o "mete-o-ro-lógico" es una de esas palabras miga-de-pan que se me atragantan y me hacen dudar por muchas veces que me haya repetido que es "meteoro" y no "metereo"); lo dicho, en cualquier condición meteorológica.

El frío y la lluvia imponen su oscuridad al ánimo ciclotímico, con naturalidad. Pero un sol flamígero y casi restallante le puede hacer entender al depre que su estado interior no está a la altura de semejante despliegue de vida, y su sensibilidad se resiente.

Dirá algun@: este habla de su propia experiencia. Hoy. Sol en Madrid. Digo yo: De un zarpazo, un esbozo, apenas una pincelada de emoción, se pueden sacar jugosas reflexiones, elaborados sistemas de sentimiento. Ea.

2 comentarios:

kaña dijo...

otra vez llueve...

Agus Alonso-G. dijo...

Bah, corte de manga.