martes, 17 de enero de 2012

Un consejo reversible de Auden

Es verdad que, cuando escribe un poema, el poeta siente la presencia de dos participantes, su ser consciente y una Musa a la que debe cortejar o un Ángel con el que debe luchar; pero, como en cualquier cortejo amoroso o cualquier combate de lucha, su papel es tan importante como el Suyo. La Musa, como Beatriz en Mucho ruido y pocas nueces, es una muchacha enérgica a la que impacienta tanto un pretendiente servil como un bruto ordinario. Aprecia la caballerosidad y las buenas maneras, pero desprecia a los que no saben ponerse a su altura y se complace cruelmente en dictarles mentiras y necedades que los pobres miserables copian con obediencia como si fueran verdades 'inspiradas'"

("Escribir", en Los señores del límite. Selección de poemas y ensayos (1927-1973), W.H.Auden, edición bilingüe de Jordi Doce, Galaxia Gutenberg/Club de Lectores, p.377)

No hay comentarios: