miércoles, 16 de febrero de 2011

El esclavo, de Isaac B.Singer

-(...)Hablar mal del prójimo no puede ser un pecado tan grave como comer cerdo, o de lo contrario nadie se atrevería a hacerlo.
-Ven te enseñaré lo que dice la Torá.

Jacob abrió el Pentateuco, le tradujo el texto y le explicó de qué modo interpretaba cada pecado la Guemará. (...)

-¿Por qué los judíos obedecen unas leyes y desobedecen otras? -susurró Sara.

Jacob sacudió la cabeza con expresión de tristeza.

-Siempre ha sido así. Los profetas ya lo denunciaron. Por eso fue destruido el templo. Es más fácil no comer cerdo que dominar la lengua.

(...)

Sara había oído decir que los judíos eran el pueblo elegido y le hubiese gustado saber por qué se lo favorecía cuando cometía tales delitos."


Al final, resultó que El esclavo de Isaac B.Singer me gustó bastante. Es una hermosa historia de amor con el sabor de las buenas narraciones orales y con un interesante trasfondo moral-histórico-religioso. Recomiendo la novela.

Y siento ser tan parco, pero...

1 comentario:

Nicolás Fabelo dijo...

Me alegra que te haya gustado, ¿me lo prestarás cuando vuelva a Torre por primavera?... Sabía que este Singer sería de tu agrado, ya sabes que a mí me encantó El certificado.

Un abrazo