miércoles, 19 de enero de 2011

Encontrarás dragones, de Roland Joffé



Pues ya he visto la famosa película en la que el personaje principal es San Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei. Miento. No la he visto completa porque llegué 10 minutos tarde, pero creo que me he hecho una idea bastante ajustada.

Se trata de una película entretenida que ofrece una visión amable pero contenida, no forofa, de San Josemaría, la mirada de alguien que ha tomado partido por el personaje llevado por una serie de rasgos positivos. (Mi mirada sobre el personaje, por otra parte)

La película del autor de La misión no es La misión y es preferible no tratar de buscar una obra maestra de ese calibre. Hablamos de un producto mucho más Hollywood, industrial. Un thriller con una producción de nivel, entretenido y que ofrece una perspectiva (reducida, hollywodiense) de la Guerra Civil desde fuera. Y que tiene muchos brillos de talento, como no podía ser menos tratándose de Joffé y habiéndose involucrado éste en la producción (es decir, que apostó personalmente por el proyecto, no es un mero encargo).

El guión es una sucesión de peripecias bien engranadas que toca temas de gran calado, pero lo hace en general con una profundidad limitada. La fotografía está cuidadísima (casi de anuncio, muy lejos del realismo) y la música no es redundante, pero a uno desde hace un tiempo para que la abundancia de música le guste tiene que ser algo fuera de serie (tipo La red social). Sin embargo, hay en la banda sonora canciones de propaganda bélica, tonadillas de combate con aire a jota, que realmente le dan a la cinta cierta originalidad.

Las interpretaciones son buenas pero no hay en los personajes unos matices acusados. Charlie Cox, que interpreta al fundador de la Obra, hace un buen trabajo, aunque su personaje transita habitualmente en el lado de la bondad, y cuando no es así, el tono carece de aristas. Wes Bentley, su negativo, tiene a ratos características de personaje Disney (incluso en los rasgos de la cara). Unax Ugalde, el principal actor español del reparto, que hace de uno de los primeros numerarios de la Obra, cumple con creces. Rodrigo Santoro, en la piel de un miliciano comunista, imprime carácter al que me parece el personaje más interesante de la historia (junto a uno brevísimo, el de una niña que conoce San Josemaría en el sanatorio mental en el que se refugia durante la guerra, momento mágico en la película). Olga Kurylenko también está correcta en su papel de miliciana húngara alistada en el bando republicano.

Quizá la abundancia de personajes impide que tengan un mayor desarrollo de personalidad. O quizá Roland Joffé buscaba lo que ha logrado: una película técnicamente bien hecha, con un guión equilibrado y con buen ritmo, accesible a todas las sensibilidades, con una prometedora carrera comercial por delante -especialmente en EE.UU., donde supongo que no habrá prejuicios como son de esperar por estos lares, aunque no ha lugar a polémicas- y que tendrá el privilegio de ser el primer largometraje de ficción en retratar la figura de uno de los personajes más signficativos del catolicismo y de España en el siglo XX.

15 comentarios:

Terzio dijo...

Lástima que sea una peli como esa "la primera". Como tú mismo dices una peli de ficción que tendrá un valor ficticio referente al personaje y su obra (nunca mejor dicho).

¿No es patente/latente un politicismo correcto peliculero? Hasta en el formato-imagen-fotografia-ambientación se parece a las tópicas peliculas guerracivilitas de la des-memoria zapatera, como si fuera una variación sobre el mismo tema. O algo así.

Desde luego, no me imagino a San Josemaría viéndose/identificándose con el personaje de la peli, ni con la peli en sí.

No entiendo, resumiendo, ni la intención de la peli ni a sus promotores.

Claro que como las cosas han cambiado tanto, tanto, tanto...Pues eso.

Prefiero los documentales con San Josemaría vivo, vivo. Cada vez que los he vuelto a ver me han gustado más: Documentos en directo, sin re-lecturas. Era otra época, claro. Y otros hombres.

'

Agus Alonso-G. dijo...

Bueno, bueno, yo me imagino a San Josemaría -al que el cine le aburría, por otra parte- sonriéndose paternalmente.

Ojalá hubiese una película sobre el personaje de la altura de 'A man for all seasons' o 'Becket', pero mientras eso llega bienvenido sea todo tipo de cine. Y entiendo que los promotores -que no es el Opus Dei, no confundamos- han hecho una película que a ellos les guste. Y que gustará a mucha gente. No veo qué mal puede hacer un producto de este tipo.

Tampoco creo yo que haya que ser tan apocalíptico, ¿no? Esta generación es mala, pero la próxima será peor, no se preocupe ;)

Anónimo dijo...

es curioso ver a alguien tan cercano convertido en un personaje de película.
No es él pero, me parece, que se adivinan algunos de los rasgos más importantes de su vida y mensaje, y puede ayudar a que lleguen a mucha gente, aunque sea en versión "peliculera".
gracias por el anticipo!
Navegante

Anónimo dijo...

"(...)Ésta generación es mala,pero la próxima será peor(...)"-dice D.Agustín Alonso-
Buen final a tu comentario,aunque tampoco sea usted tan apocalíptico.Cuando todo va tan "de cráneo",(y meto también eso que llaman "crisis morales"),llega un punto en el que lo único que puede ocurrir es que comience a repuntar,es decir,a mejorar,ese todo.
Partidario absoluto de Agus,en no caer en el simplismo,(aunque no he visto "la cinta",como llamáis los que sabéis),de demonizar ya de antemano cualquier argumento sobre San Josemaría,venga del Director que venga.No es justo.
Aparte de que como personaje histórico,y más a medida que pase el tiempo,es normal que se fijen en él,sin tener porqué darle matices polémicos ni otro morbo que no sea una película que entretenga,buscando un personaje "de talla"(Santo para algunos,controversia pura para otros,pero ahí está).

Y si además es una peli comercial,que busca lo que busca,sin numerarios asesinos ataviados como "Geynkeaper"de ojos inyectados en sangre y rocambolescos códigos secretos,pues mejor que mejor,exceptuando los que buscan visualizar género fantástico,claro.
Tratandolo desde el marco de nuestra Guerra Civil,quizá le dé el ambiente que necesita de realismo,aunque sea lo justo,para alejarse del tan manoseado criterio del espectador en cuestión de crítica radical,unos para echar más leña al fuego,y otros para ensalzar más la figura del Santo,a la par que denunciando hasta al mismísimo Hollywood.

Repito,no la he visto,pero me gusta por donde se desenvuelve Agus,(erudito cinéfilo),en no vivir
a la defensiva permanentemente,agazapados en la trinchera calando la bayoneta para entrar en el cuerpo a cuerpo en cuantito sale a relucir San Josemaría.Roza el garrulismo y la cerrazón.Disfruten del cine,carallo!

Y ni es mejor ni peor generación ésta,(aunque está bastante tocada),es la que es.También somos más listos,y se supone con más capacidad de dicernimiento,aunque a veces no lo parezca.

El mundo sigue girando...espero.

Nacho lópez,(Wallace)
Dame Rock and Roll y nunca moriré

Anónimo dijo...

¡Ah,claro que no la he visto,que tontería,si la estrenan en Primavera,estoy tonto!
Los que tenéis contactos y os dedicáis a la crítica claro,ya podréis.
Sólo tenéis que llevar las palomitas

Nacho López,(Wallace)
Dame Rock and Roll y nunca moriré

Agus Alonso-G. dijo...

Wallace, lo de la próxima generación era irónico. Todos pensamos siempre que nuestra siguiente generación es peor.

Anónimo dijo...

Ok,gracias(de Wallace).
Y sí,llevas razón,todos padecemos
del "porqueyolovalguismo",y si somos los mejores bueno y qué y todo eso.

He aprovechado a darme un rulo por tu blog de RTVE y "peazo"de blog.No ví nada parecido en mucho tiempo.

Enhorabuena

Lectora dijo...

¿Y qué me dices de "De dioses y hombres"? Impresionante, ¿eh?

Jaimemarlow dijo...

Ufff, señor Alonso-G, hacía bastante que no leía una crítica con tantos "pero"... Me da la impresión de que no le ha gustado nada, pero le da reparo decirlo...

Agus Alonso-G. dijo...

Jajajaj, le confieso que me he vuelto un sibarita en eso del cine, muy especialito, y no lo digo como algo de lo que jactarme. De ahí is múltiples peros. La película me ha gustado, pero ya sólo me entrego incondicionalmente a películas que me flipan. Este año, apenas 'La red social', 'El discurso del rey' o 'Exit through the gift shop'. En menor medida, 'Pa negre' o 'Buried'.

Y, sí, esta es una película que miro con profunda simpatía por tratar el tema que trata y el tono (positivo) con el que lo trata. DE ahí mis matices. De 'Balada triste de trompeta' puedo decir que no me convence, aunque tiene numerosos detalles que me encandilan. Con ésta no puedo quedarme en el resumen de una línea.

Es, en definitiva, y para que quede claro, una película que recomiendo ver por múltiples motivos, uno de ellos es que no es mal cine.

Jorge Mira dijo...

Agus, buena crítica. Me quedo admirado con el detalle que das de cada personaje, se nota te lo has "currado". Se agradece tu ecuanimidad, rara en los tiempos que corren.

Yo soy de los que sí entiende a los promotores, sin conocerlos, supongo que querrán usar el lenguaje de este tiempo para hablar, aunque no sea de forma exhaustiva, del personaje, de San Josemaria. Me quedo con esto, porque algunos quizás -con la mejor de las intenciones- hablan lenguas que ya nadie entiende. Al final, ya lo decía San Pablo, hacerse todo para todos para ganarlos a todos en Cristo. Bien por los promotores y ganas de verla, ahora, más :)

Anónimo dijo...

igual no es el sitio...un a cuestion técnica: me ha llamado la atencion que en el trailer ponga "inspirado en hechos reales"...¿existe diferencia con "basado en hechos reales"? yo opino que si pero hay gente a la que le suena igual.

gracias!!
navegante

Rafael Palomino dijo...

Agus, la banda sonora de la "red social" es más mala que el sebo rancio.

http://open.spotify.com/track/6GKh67DVMQxBRKGaGjMymu

Agus Alonso-G. dijo...

Pero, ¿qué dices, chaval??

Por cierto, he estado llamando 'Habrá dragones' a la película y es 'Encontrarás dragones'.

Anónimo dijo...

Impresionante PELICULA.
Tenemos que mirar dentro de nosotros y encontrar nuestros DRAGONES.
ENHORABUENA. Me ha encantado