jueves, 27 de enero de 2011

Algunas lecturas

A pesar del abandono al que tengo sometido a este blog (o a lo mejor por eso; uno se pregunta de cuándo en cuándo si realmente tiene sentido, si no sería más productivo dedicar tiempo a leer o a pensar en lugar de hacer esto, o quizá esto es de algún modo ya leer o pensar, no sé) he aumentado recientemente mi ritmo lector.

El Wolf Hall de Hilary Mantel aún lo tengo a medias. A cambio, y para sumergirme en el Renacimiento, leí por fin Bomarzo, que me había regalado hace tiempo un buen amigo y que alguna lectora ocasional de estos parajes me había recomendado como vía de acceso a un mejor conocimiento literario de la época de Garcilaso. Porque de eso va todo esto, de documentarse.

El Bomarzo no me ha apasionado, he tenido incluso que hacer esfuerzos para ir adelante. Creo que el barroquismo literario, salvo que sea humorístico, me resulta cada vez más penoso. El libro de Mújica Láinez es, eso sí, una perfecta ilustración de aquella frase de Harry Lime-Orson Welles en El tercer hombre que he colocado a la cabeza de las inspiraciones para mi futura novela garcilasiana:

You know what the fellow said – in Italy, for thirty years under the Borgias, they had warfare, terror, murder and bloodshed, but they produced Michelangelo, Leonardo da Vinci and the Renaissance. In Switzerland, they had brotherly love, they had five hundred years of democracy and peace – and what did that produce? The cuckoo clock"

En la antología de frases dichosas, he recogido también ésta:

España se hizo por la guerra y para la guerra, porque por la guerra tuvo que demostrar su afán de sobrevivir” (La sociedad española del Siglo de Oro, Manuel Fernández Álvarez)

Podría servir esta cita para acompañar la lectura de El hereje, última novela de Miguel Delibes. Acabo de terminarla. Se agradece retomar un castellano-castellano, cuajado y castizo, aunque la obra me deja frío.

Acometo ahora, como paréntesis, El esclavo, de Isaac B.Singer, regalo de Nico. Se lee fácil y con gusto, aunque reconozco que lo que más me atrae en este momento no es la cultura yidis en la Polonia del siglo XVII. Sobre todo, sabiendo que me espera en la balda Los cuadernos de Rembrandt, de Jiménez Lozano.

Ella había parido diez hijos pero cada alumbramiento lo había celebrado como si fuera el primero. No obstante, comprendía también a Cipriano, ya que el círculo vital del hombre rebasaba con mucho el círculo familiar y su egoísmo era mayor que el de la mujer" (El hereje)

Había sido una emoción y se convirtió en un tema" (Bomarzo)

Que me recuerda al chestertoniano "Es más poético enamorarse que ponerse poético".

...media docena de intelectuales, algunos de ellos bastante serios pero, como gente que aspiraba a la elegancia, listos a seguir la corriente de los grandes para que no los juzgaran aburridos o pasados de moda, y listos asimismo para cazar al vuelo una tajada porque, al fin y al cabo, hay que vivir" (Bomarzo)

5 comentarios:

Nicolás Fabelo dijo...

Al hilo de Singer, permíteme reseñar estas palabras de su libro 'El certificado':

"Me quedé mirando las ristras de embutidos y pensé que en un tiempo esos animales habían vivido y sufrido, y que ya habían dejado atrás sus pesares. No quedaban en ninguna parte rastros de su dolor o sus contorsiones. ¿Existe acaso en algún lugar del cosmos una placa recordatoria en la que se registre que una vaca llamada Kviatule permitió que la ordeñaran durante once años, y que luego, en el duodécimo año, con las ubres ya secas, la condujeron al matadero y la degollaron, después de recitar una bendición?".

E. G-Máiquez dijo...

Me he reído mucho con esa precisión: "salvo que sea humorístico". Creo que aciertas de pleno. Sobre el barroquismo y humor, tuvimos otro regalo hace poco. Gracias por la parte que te toca.

pseudópodo dijo...

Curioso que tengo pendientes El Esclavo y Bomarzo... aunque no me anima mucho tu reseña. El hereje también me dejó más bien frío. No es ni mucho menos lo mejor de Delibes.

Agus Alonso-G. dijo...

Ay, Nico, Nico, increyente... Este fin de semana he estado de retiro espiritual y he pensado en ti. Te dedicaré subrepticiamente algún post contra el cientifismo materialista ;)

De nada, Enrique. Y gracias por la referencia a ARP.

Pseudópodo, te recomiendo antes a Jiménez Lozano y a Benedicto XVI, cuyos últimos libros he leído este fin de semana y me han despertado de cierta como modorra.

Finalmente

Nicolás Fabelo dijo...

Agus, pondré por escrito en tu blog lo que ya puse en el mío (que te mostré esta mañana en persona) para que así quede constancia de que no me adhiero al "cientifismo materialista":

"Puede que sea una vana ilusión, pero yo intuyo que de la ciencia puede salir un día una respuesta que no esté reñida con una visión espiritual del mundo".

¡Un abrazo!