domingo, 24 de octubre de 2010

F.C. Apolo versus Dionisos C.F.

Yo no he sido siempre madridista. Es más, hubo una época en la que era del Rayo y antimadridista. Episodios que ahora me duelen, como las Ligas perdidas en Tenerife, me regocijaron en su momento. Luego... bueno -y sé que esto subrayará la acusación de prepotencia contra los madridistas-, uno quiere estar con los que ganan y celebrar la vida y las victorias... y volví al redil merengue.

Poco antes de que el fútbol se convirtiese en ese espectáculo de masas y negocio que hoy en día es y nadie conocía a un tal Bosman, existió un Barcelona dirigido por Cruyff que encandiló a todo aficionado al fútbol, con una plantilla en la que sólo cabían cuatro extranjeros, que eran Romario, Laudrup, Stoichkov y Koeman. Entonces no se utilizaba la palabra crack para definir a los grandes jugadores. Pero esos cuatro lo eran.

Todo este preludio viene a cuento de que de aquellos cuatro, mi preferido siempre fue Hristo, ese jugador provocador, arrogante y maravillosamente genial. El del feo pisotón a Urízar Azpitarte, el escupidor, el que recriminaba a sus compañeros la no asistencia o el error.

Genios como el búlgaro, llenos de contradicciones, competidores como del lejano oeste, no son frecuentes. Tipos que hacen de sus defectos un atractivo personal, seres carismáticos que logran la adhesión incondicional o el desprecio más absoluto. Sin matices.

Esa figura ha vuelto al fútbol español en la persona de Jose Mourinho.

Suena de un terrible oportunismo hablar AHORA de las virtudes de Mourinho. AHORA que el Madrid que dirige enamora, AHORA que todos le elogian, AHORA que las cosas van bien, en definitiva. Confieso que desde el primer momento he sentido una enorme simpatía por ese portugués ambicioso y arrogante (y no hablo de Cristiano Ronaldo, que también me parece modélico en muchos aspectos) y ya cuando recibió sus primeras críticas tuve ganas de escribir algo en su defensa.

Ahora que el Madrid me hace disfrutar y soñar como no lo hacía desde la época de Zidane, me siento obligado. Especialmente cuando la actualidad nos trae otra figura que podría parecer casi su némesis.

Vicente del Bosque y Jose Mourinho son dos entrenadores de fútbol, triunfadores en lo deportivo y atractivos en lo personal. Es curioso, sin embargo, que ambos representen estilos completamente diferentes de ser y de hacer.

Un amigo me decía ayer: "Del Bosque no conoce la ira".

Del Bosque es una actualización del Santo Job. Un hombre paciente, bondadoso, generoso, cordial... Cuando alguien como él no dice una palabra más alta que la otra, no responde a las críticas a veces ácidas de sus enemigos, se acerca a Luis Aragonés para hacerle partícipe de un galardón como el Príncipe de Asturias, propone por activa y por pasiva un modo recto de vivir basado en las virtudes más tradicionales, cuando alguien hace algo así de continuo, demuestra que no lo improvisa. Que esa virtuosidad es algo íntimo, arraigado.

Y cuando ese asceta es encima un tipo que ha triunfado haciendo bien su trabajo, entonces a uno se le cae la baba.

Vicente del Bosque es, sí, lo apolíneo. Mourinho, lo dionisíaco. Facetas ambas de ver y entender la vida que, a quienes somos sólo espectadores del espectáculo nos hacen disfrutar a partes iguales.

Demuestran que el fútbol -el deporte- no es algo necesariamente inferior y que contiene en sí buena parte de lo que hace la vida algo que merece la pena transitar, un lugar lleno de contrastes en el que uno no necesita elegir entre el cristiano Del Bosque o Mourinho el nietzscheano. Puede disfrutar con los dos.

16 comentarios:

Wesley Jackson dijo...

Grande!

Agus Alonso-G. dijo...

Gracias.

Lectora dijo...

A mí este tipo me cansa bastante (y no sólo como culé, porque culé fue también Don José). Me cansa porque en general me cansan los chulos y los prepotentes y porque, como opina Marías (http://javiermarias.es/wordpressblog/index.php/2010/10/16/la-zona-fantasma-17-de-octubre-de-2010-el-triste-que-lo-contamina-todo/), el Madrid se supone que es otra cosa (hasta una culé de corazón como yo sabe entender la grandeza de ese equipo). Lo cierto es que este Madrid gana porque sería contrario a la razón que no ganara a las medianías (Milán actual incluido, tan lejos, ay, de aquel Milán de Sacchi) a las que ha tenido la suerte de enfrentarse. Porque (en esto me darás un poquito de razón) no deja de tener su guasa que el abanderado de lo español por el mundo saque un once donde lo español brilla por su ausencia (menos Iker, todo fichado a golpe de talonario, mientras los canteranos de la casa meten goles en otros equipos, algunos extranjeros). Este Madrid se parece (salvando las distancias) a aquel Barça de los 80 que hacía enormes dispendios para intentar ganar algo (el fichaje de Maradona, por ejemplo). Ahora el niño quiere a Llorente, y lo comprarán, claro, como el que va al supermercado y se encapricha del último yogur de moda. Pero eso no quita para que el señor Mourinho tenga la educación en el mismísimo trasero, si es que la tiene. Por muy cristiano que sea.

p.s. mi devoción por CR no admite dudas. Ahí sí que soy devota. La única imperfección que tiene es que viste de blanco ;-)

Agus Alonso-G. dijo...

¿Arbeloa, Xabi Alonso o Sergio Ramos no son españoles?

No sé qué dirá el señor Marías ahora que el Madrid mete goles a puñados y juega con una rapidez de toque digna de enmarcar.

No estoy en nada de acuerdo con su artículo.

Por otro lado, yo no he mentado el cristianismo de Mou por ninguna parte, que conste.

Lectora dijo...

Xabi Alonso: comprao.
Sergio Ramos: comprao.
Canales: comprao.
Pedro León: comprao.

Que me refieeeeeeeeeeeero a que el único de la casa casa si me apuras es Iker. No hay en este Madrid un proyecto de Raúl ni de Guti. Gente de la casa. Decía ;-)

Agus Alonso-G. dijo...

¿Que la cantera no se haya cuidado también es culpa de Mourinho???

Lectora dijo...

(y no te enfades, ¡eh!? ;-) conste que lo digo porque durante siglos mi Barça aplicó la política del "cuanto más de fuera, mejor" y a mí se me llevaban los demonios; luego vino Cruyff y arregló un poco el asunto).

El partido contra el Racing fue muy bonito, por otra parte. Los días que brilla Özil, brilla y mucho. Y que Cristiano es un mago... lo es, por mucho que hasta el merenguismo lo haya criticado.

Lectora dijo...

Hombre... reconoce que en ninguno de los clubes por los que Mourinho ha pasado ha tenido importancia la cantera ni la nacionalidad (recuerda la alineación del Inter en la última final de Champions: ni un italiano). Que es una cosa muy internacionalista, pero... aún así. El Oporto fue la semi-excepción, pero todo lo demás han sido dispendios al estilo de un álbum de cromos. Problema: que sin cantera, la única garantía de continuidad es el bolsillo (y Mourinho se irá algún día). Y creo que para un club tan grande, lo bueno es una combinación entre ambas cosas. Hacen falta zidanes y cerresietes (grandísimos los dos, aunque el segundo aún tenga mucho que demostrar para llegar a la categoría del primero), pero también hacen falta raúles y gutis.

Agus Alonso-G. dijo...

Oye, oye, que no me enfado...

El madridismo es bastante patético. Es capaz de olivdar en dos o tres partidos todo lo que el año pasado hizo CR7.

y estoy contigo en que el Madrid tiene que hacer un proyecto de cantera serio y a largo plazo.

Wesley Jackson dijo...

Mucho tontolaba hay por ahí, eso de criticar a CR, Lectora... madre mía, ¡pero si es (y ha sido, porque el año pasado también lo fue) una auténtica proeza del fútbol!

Por otra parte, reconozcamos que el fútbol tiene mucho de espectáculo y que el hecho de que haya "actores" como Mourinho le da una vidilla impresionante. A mí lo que me cansa es ya lo predicibilidad que tienen en general los entrenadores y jugadores de fútbol: "lo importante es el equipo", "hemos conseguido tres puntos", "hemos hecho nuestro partido", "ahora hay que pensar en el próximo partido"... y blablablabla... A un tipo como Mourinho mola escucharle, porque dice COSAS. Y no es tan despreciable ni tan maleducado, en realidad. O eso creo, vamos...

Agus Alonso-G. dijo...

A mí me recuerda al general George Patton dibujado en el guión de Coppola.

Lectora dijo...

Ah pues ahí sí que os doy la razón, mira. A mí es que cuando los futbolistas hablan... yo apago la tele. Lo que le pasa a Mourinho es que ha caído en un país muy circense y eso hace que todo parezca mucho más grande de lo que probablemente es.

Yo sobre cerresiete tengo muchísimas discusiones con mis amigos culés, porque son MUY pesados: que si es chulo, que si esto, que si lo otro.. ¡¡¡pero qué más da, si juega como juega!!! CR7 es brillante, y además a mí me cae bien con sus uñas pintadas y sus botas rosas y porque hace siempre lo que le sale del moño. Es un poco cani, pero oye, tiene encanto. Y es que el fútbol se está volviendo política e insoportablemente demasiado correcto.

(ay, voy a meter mi gremlin fumbolero en un bote).

Lectora dijo...

p.s. yo en mi fuero interno estoy convencida de que es cierto ese rumor que dice que antes de lo de Guardiola el Barça quiso fichar a Mou y que Mou en realidad soñaba con entrenar al Barça. Por añadir picantillo al asunto, digo.

Klaudina Dina dijo...

Os leo desde Italia. Lurkeo, que se dice por estos mundos de la interné.
El Real Madrid ha ganado hace poco al Milán, que me lo comentó mi profe de italiano (qué maja es, qué paciencia nos tiene). Lectora, sin tener ni idea de fútbol ni de lo majo o no que es CR, le defiendo siempre. Bueno, cuando se meten con él digo: pues yo tengo una amiga que dice...
Yo me quedo con la cosa apolínea, sin duda. Qué majo Vicente del Bosque, qué hombre tan educado, qué todo. A Mourihno no lo conozco, pero si es un estilo Camacho o el tío éste de Bilbao, cómo era, que fue seleccionador hace unos años y hablaba con mucho acento vasco y usaba mal el condicional... Bueno, que si es de ese palo, no me mola.
Saludos genoveses.

el fon dijo...

Qué pasa! varias cosas. El madrid es la cantera de España: mata, soldado, negredo, filipe luis, samuel eto´o ...
La cantera madridista es buenísima eso es indudable.
Por cierto, nuestro corto amigo messi también fue comprao. La BARCA cogió un retaco que no crecía, dio de comer a su familia, le echó planta vic y le hizo crecer.... más o menos hasta la altura de la cintura de Agus.
Y sobre Mou, olé, olé y olé. Me explico. El fútbol me gusta. Es primitivo, es cutre, es burdo...a veces; claro. Pero todo eso me llena, me entretiene. El otro leí que el fútbol era la forma que tenían los europeos de odiarse sin matarse. Quitando a los anormales que no saben comportarse.... quién no recuerda divertidas discursiones de fútbol en el colegio, universidad, de copas, en casa.... todas ellas a gritos y volviéndonos locos.

Klaudina dijo...

Clemente. Camacho y Clemente me caen muy mal. Mourihno es de ese palo o es maleducado sin tanta gagnanada? Italian keyboard today.