sábado, 19 de junio de 2010

Muere Saramago

Leí de él Ensayo sobre la ceguera, que me gustó mucho. Gran narración (y por lo tanto entretenida), interesante fábula moral. Ensayo sobre la lucidez lo dejé a las pocas decenas de páginas por desinterés.

El Nobel José Saramago habla con Juan Ramón Lucas en ’En noches como esta’




Su figura intelectual me resulta muy desagradable por su beligerancia contra ese Dios que parece molestarle demasiado para no existir y por una adscripción a causas que poco me interesan.

Hoy todos dicen de él que es un autor de compromiso. Y cuando se habla de compromiso, suelen referirse a compromiso con una ideología política concreta (aunque cada vez menos, más bien una suerte de mezcolanza de banderas aliñadas al alimón). Lo del compromiso lo inventaron los comunistas, claro. Qué pereza la literatura comprometida, el realismo social y toda la parafernalia.

El único compromiso que le pido a la literatura es el compromiso con la realidad, con la belleza. Luego cada cual que firme los manifiestos que quiera, que apoye a todos los zapateros del mundo que le dé la gana o que justifique ciertos regímenes dictatoriales por ser de la cuerda. Eso quizá le haga mejor persona (y no lo tengo muy claro), no mejor escritor.

Entiendo que cuando de uno sólo dicen y repiten la tontada esa del compromiso, como literato debiera entristecerse un poquín, tenga uno los nobeles que tenga.

Mira como a Delibes se le ha recordado por su manera de utilizar el lenguaje, por el arte de sus novelas, por su compromiso con la realidad reflejado en sus personajes e historias. Ay, madre, si he de comparar...

2 comentarios:

El Pulpo Paul dijo...

'Dios ha muerto' Nietzsche

'Nietzche ha muerto' Dios

jordim dijo...

Saramago era un gran ecsritor, y amaba la realidad aun con todas sus taras.