sábado, 10 de abril de 2010

Apuntes muy breves de Roma

-¿Esto qué es? ¿Esto lo hemos visto?, dice mientras observa en una hoja del pequeño calendario comprado como recuerdo en Roma.

-Sí, eso es Plaza de España.

-Ah, es verdad, que desde aquí arriba me subí para hacer una fotografía.

Porque las situaciones, los lugares, los viajes, ya no se viven, se fotografían.

* * *


La Santa Misa del Jueves Santo y la Vigilia Pascual las viví en Santa Maria sopra Minerva. El templo, de origen medieval, tiene una horrible fachada, de una tosquedad con sabor paleocristiano. El interior, neogótico, es sin embargo hermoso. Nada pastiche ni relamido para ser neo...

Además de acoger el cuerpo -sin cabeza- de Santa Catalina de Siena, una escultura de Cristo triunfante de Miguel Angel (recuerda al David) escolta uno de los lados del presbiterio.

* * *

La liturgia del Viernes Santo en San Pedro me gustó especialmente. Nunca había estado en los oficios de este día, y la Pasión cantada me conmovió. ¡El Papa, por cierto, la pasó entera de pie, a sus casi 83! No me interesó demasiado la homilía del P.Cantalamessa (la que luego desató cierta polémica), aunque reconozca que nunca presto demasiada atención cuando son en otro idioma.

La gente no paraba de hacer fotos. No lo soporto. Bueno, sí, lo soporto, pero no me gusta.

Me dejé impresionar nuevamente por la basílica. Eso, impresionante.

* * *

El viernes estuvimos en los mercados de Trajano. Primera vez que los piso. Luis, como siempre, nos puso en contexto y quedamos ojipláticos del ingenio arquitectónico que supone una construcción de semejantes proporciones, con sus al menos cinco alturas en cascada.

c)RaSeLaSeD (flickr)

Enfrente, los foros imperiales. No cuesta mucho imaginar la vida bullendo en el corazón del mundo, en la Roma de los Césares. Nos preguntábamos quién no querría ser conquistado por ellos.

1 comentario:

Rosie the Riveter dijo...

¡Viva Roma!, qué decía Silvio (en "Rezaré", sobre la música del "Stand by me" con su español-italiano inventao). A Roma hay que volver siempre.

No sé si llegaste a verla, pero en Santa Maria sopra Minera hay a mano derecha una capilla con unos frescos maravillosos de Filippino Lippi, donde, entre otras escenas, aparece Santo Tomás en su cátedra. Y había un fresco en otra capilla que me hizo mucha gracia: un religioso presentaba a las doncellas de escasos recursos que protegía en su fundación a la Virgen y ésta les iba entregando a cada una la bolsa que contenía su dote, para que pudieran casarse, pobrecicas. Era entrañable...

Así que oiste a Cantalamessa in situ. Yo lo tenía puesto y conforme lo iba oyendo pensaba "la lía gorda". Lo que, con diferencia, más me llamó la atención es que dijera que la mitad de la humanidad debía pedir perdón a la otra mitad de la humanidad a propósito de la violencia de género. ¡¡¡Fiuuuuuuuuuuuuuuú!!!! Vamos, era justo la mejor introducción para luego criticar la imputación a la Iglesia de una responsabilidad colectiva en el tema de los abusos sexuales. En fin, pobre, la que le ha caído...

Saludos
Rosie the Riveter