martes, 5 de enero de 2010

Sobre la libertad

La cuestión no está en no tener ataduras, sino en elegirlas.

6 comentarios:

Lectora dijo...

Y tanto.

Wesley Jackson dijo...

Claro, porque ataduras siempre hay. Por lo menos, que las elijamos.

el náuGrafo dijo...

El caso es que a veces uno quiere atarse, pero no siempre llegan los nudos deseados.

Fernando dijo...

Exacto, no se puede decir mejor.

Atalaya dijo...

Si se eligen, pienso que ya no son ataduras, sino lacitos suaves. Aunque esa suavidad, en muchos casos, no dura siempre.

Atalaya dijo...

Por cierto, me encantan las cúpulas de la portada. Creo que sólo he identificado dos. No me atrevo a escribir sus nombres por si la pifio.