jueves, 24 de diciembre de 2009

Siquiera un pastorcillo...

Qué plana la vida lejos de Dios, qué nadicie queda de poso al transcurrir los días, los meses, cuando se tiene la mirada borrascosa para lo sobrenatural.

Y al mismo tiempo, cuánto sacrificio físico y emocional, cuánto esfuerzo intelectual y olvido de sí mismo y generosidad requiere la lucha ascética que afina los ojos del alma. Cuidar el Amor.

4 comentarios:

Rosie the Riveter dijo...

Emocionante. En eso estamos.

Un abrazo

Rosie the Riveter

Verónica dijo...

Gracias. Siento meterme en tu blog sólo de vez en cuando -no me da la vida-, y meterme grandes atracones de entradas antiguas cuando lo hago, aunque siempre merece la pena...

Te deseo todo lo bueno para esta Navidad, y que Dios nos ayude a ser mejores en el Año 2010. Un abrazo.

Embajador en el Infierno dijo...

Agus- Te deseo una feliz y santa Navidad para ti y los tuyos.

Agus Alonso-G. dijo...

Yo le he pedido al Niño que nos renueve la mirada y el corazón a todos. Que falta nos hace.