jueves, 12 de noviembre de 2009

Mi jefe podría ser mi abuelo

No sé dónde eran más ruidosas las carcajadas, si en el resto de medios españoles o en nuestra propia mesa del comedor. Que RTVE es el hazmerreír de todo el país con el nombramiento de Alberto Oliart no evitó que, nosotros mismos, los trabajadores de la casa, nos partiésemos el bazo con el tema. La cosa da para muchas bromas. Cuando salió por agencias no podíamos dar crédito. Un tipo de 81 años para sustituir a Luis Fernández al frente de la Corp.

La estupefacción se ha convertido en incredulidad al leer que no tiene ni idea de televisión y que no es ilusión lo que le mueve a aceptar el cargo sino una especie de responsabilidad: "Si me llaman y creen que tengo que hacerlo, pues lo intentaré".

A mí todo esto me parece sencillamente una declaración de intenciones. Una declaración de intenciones de los dos principales partidos políticos: nos importa un pimiento RTVE. Como apunta el editorial de El Mundo, "no faltó quien interpretó ayer su nombramiento como un pacto entre los dos partidos para dejar languidecer a RTVE hasta su cierre definitivo".

Este tipo de decisiones, como la de repensar el modelo de televisión pública tres años después de haberlo cambiado, sólo para favorecer a las cadenas amigas (La Sexta y Cuatro) en un contexto de crisis demuestra que España sigue siendo un país de pandereta y caciquil, no muy diferente al del siglo XIX.

8 comentarios:

el náuGrafo dijo...

Para una vez que parecía que, por fin, el ente público navegaba en una buena dirección. Hombre, la edad puede ser un grado, ahí no me meto, pero tal por lo que comentas no parece el perfil más indicado. Esto parece, literalmente, Cuba.

Rosie the Riveter dijo...

¿Síiiiii...? Pues, no sé. A mí no me disgustó cuando oí la propuesta. Conocía a este señor de oirlo en la SER de vez en cuando y me parecía alguien inteligente, templado y con sentido común. No sé hasta qué punto la dirección de RTVE requiere un perfil técnico en el sector o, más ampliamente, un perfil de gestor público sin un (marcado)sesgo político, ya que se supone que los medios públicos han de ser garantes del pluralismo. Al fin y al cabo, quitando a Luis Fernández, los precedentes tampoco es que estuvieran mucho más conectados (Caffarel, López- Amor, Solana... hasta Adolfo Suárez, por poner algunos ejemplos).

Me enteré de los 80 años de Oliart por El Mundo, no se los atribuía en absoluto. Y me molestó profundamente el tono despectivo del titular donde lo único que se destacaba era la condición de "octogenario" del candidato. Habrá que ver lo que le importa a Pedro J. el futuro de RTVE, ja!

Y si me permites, hay instituciones bastante más extensas y complejas a cuyo frente se encuentran octogenarios, bastante ágiles intelectualmente, por cierto. Hay una con sede central en Roma, creo, estooooo... ¿cómo se llama?

Saludos
Rosie the Riveter

Agus Alonso-G. dijo...

Jaja, qué grande mi Rosie.

No, a mí me produce incertidumbre. Ahora estoy en un pryecto ilusionante. El futuro... soy pesimista. Ojalá me equivoque.

Agus Alonso-G. dijo...

El octogenario romano sabe de lo que habla, by the way. ;)

Wesley Jackson dijo...

Lo grave no es que sea octogenario, sino que no sepa nada de tele. Pero además la imagen de octogenario, no sé, como que no ayuda en un medio como la tele, vaya. Y la cuestión, según yo lo veo, Rosie, no es que sea un intelectual del copón; serlo, podría serlo, lo cual a priori no tiene por qué capacitarle ni lo más mínimo para dirigir una corporación audiovisual (o multimedia, habría que decir). Porque, si el tío no sabe de tele, habría que saber cuánto sabe de internet, ojo. Y eso me parece grave.

Pero lo más destacable de este asunto, me parece a mí, es la sinvergonzonería de los políticos en este país de cuchufletas, zumba y chanza. Somos unos comepipas que seguro nos merecemos lo que tenemos, eso es lo peor de todo.

Lectora dijo...

Uffff.

A mí todavía me queman las orejas después de que se organizara todo aquel revuelto mediático con aquella ridiculez del Chiqui-chiqui en RTVE. "Casualmente", era un producto Mediapro. ¿O quizás no fuera tan casual, como tampoco lo han sido muchas otras cosas?

De todos modos, estoy con Rosie. Habrá que darle una oportunidad al buen señor.

el náuGrafo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
el náuGrafo dijo...

A ver si damos un meneíllo a este blog que parece gestionado por algún abuelete....