miércoles, 4 de noviembre de 2009

Empieza bien el mes de los difuntos

Entre muerto, muerto y muerto, me van a disculpar ustedes que no tenga tiempo para acercarme a estos lares a contar algo. Cuando sólo hay trabajo, no hay mucho que contar.

8 comentarios:

Wesley Jackson dijo...

Joer, vaya panda de mataos.

el náuGrafo dijo...

En mi rato de insomnnio me di una vuelta por la sección de Cultura de rtve.es/noticias. Vi el video de Andrés Amorós (cómo se llama esa periodista tan mona que le entrevista? Sería capaz de enamorarme de esa mozuela?) recordando al bueno de Ayala. Me gustó lo que dijo sobre su lucidez, una capacidad para no entusiasmarse tontamente ni creer demasiado en las ideas flús.

Me quedo con esa actitud, y con la idea de que, el mundo puede ser un paraíso o un infierno, según 'El jardín de las delicias', y que depende de nos que sea una cosa u otra.

A ver si no se muere más en unos días..

Rosie the Riveter dijo...

Pues sí, a mí también me gusta mucho la actitud de Ayala, esa visión posibilista de la vida, coherente con sus principios sin caer en el dogmatismo y, sobre todo, desprendida de rencor y resentimiento. En general, de todas esas cosas que nos llevan al infierno en vida. Hay que tener mucha altura para dar ese testimonio, después de haber asistido al asesinato de un padre y un hermano y a años de exilio.

Por cierto, vaya cosa patética la aportación de Cebrián en El País para el obituario. "Paco" la ha titulado. Con ese comienzo una ya se espera lo peor, la lectura de frases como las que transcribo me lo confirman:

"Nos hicimos amigos porque lo habíamos sido antes sin conocernos, ya que habitábamos desde antaño los mismos sueños y desdichas que mantenían la historia de nuestro país en la permanente zozobra en que nos habíamos acostumbrado a vivir. Yo le respetaba hasta la veneración, pero enseguida me sorprendí a mí mismo, frente a quienes reverencial o educadamente le llamaban don Francisco, tratándole de tú, con una camaradería que ni la edad ni nuestras respectivas biografías debían permitirme, pero que él agradeció enseguida. Mantuvimos la amistad hasta el final, enriquecida por las sesiones académicas en las que nos sentábamos codo a codo y a las que no faltaba ni un solo jueves."

Hace falta ser carajote, si se me permite la expresión.

Saludos
Rosie the Riveter

PS: Agus, te va a tocar hacer de celestino

Lectora dijo...

Me han impresionado mucho las tres pérdidas, que no por anunciadas se sienten menos; de la de Levi-Strauss me entero por ti, mira. Y coincido con los comentarios de náGrafo y Rosie sobre Ayala.

Lectora dijo...

Rosie: lo de Cebrián es de traca. Hay que ser mediocre (y bobo) para fagocitar de semejante manera la muerte de un gigante y querer adquirir tanto protagonismo. Pero claro: es Cebrián.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con todos, como siempre mostrando mi carencia de criterio propio.

nG Seguro que eres capaz de enamorarte de ella

RR y L lo de Cebrián es de guardia me juego el cuello a que tiene escrito su propio obituario en el que nos desvela su protagónico papel en la transición (perdón en la Transición) y en su lucha por las libertades (perdón las Libertades)

WJ Tu chiste me ha hecho gracia.

el náuGrafo dijo...

Anónimo (¿Agus?), se me escapó el interrogante. Era una afirmación como una catedral (gótica).

Agus Alonso-G. dijo...

No, el Anónimo no es Agus pero ojalá lo fuera. Soy un mal bloguero que no contesta uno a uno a mis comentaristas, así que hago mías sus respuestas. Y además me ha hecho gracia sus apostillas.

En cuanto a si puedes enamorarte de Elena S., pues estás en tu derecho. Desde luego, por lo poco que la conozco ella es bien encantadora. Ayer hicieron un programa, el de 'La tarde en 24 h' (Canal 24 horas), sensacional.

Muchas gracias por visitar esa humilde wes de RTVE.es. Nuestro curro nos llevó.

En cuanto al celestineo, jajaja.