jueves, 2 de julio de 2009

Parajes irlandeses

Estuve en el castillo de Trim, una fortificacion de origen anglo-normando, de alla por el siglo XII. Por el lado mediatico, la curiosidad es que en el se rodaron algunas de las escenas de Braveheart.

El miercoles me di un banyo de belleza natural y de historia irlandesa en el condado de Wicklow, el 'jardin de Irlanda'. Avondale es el lugar donde nacio Charles Parnell, el padre del moderno nacionalismo irlandes, y donde mas adelante puso casa. En esta, muy sencilla y de apariencia norteamericana (nauGrafo -con acento- citaba Pennsylvania, aunque no se por que motivo), anduvimos zascandileando y conociendo mas sobre la vida del sujeto.

Despues, un grato paseo por los bosques de los alrededores. El cielo nos regalo con esa tipica lluvia irlandesa que parece que no, pero que si. Ya no fina, mas bien rallada, pasada por un cedazo de minusculos agujeros. Como para rebozar el globo terraqueo. Y la lluvia nos regalo, a su vez con cierta soledad dominguera. Ni un solo caminante por unos bosques absolutamente tolkenianos en lo que la unica dificultad es ponerle nombre a cada matiz de la inmensa paleta de verdes.

Tras el almuerzo -a una hora muy espanyola, las dos-, nos dirigimos al metting of the waters, un lugar idilico en el que se reunen (metting) dos rios (the waters), el Avonmore y el Avonbeg (rio grande y pequenyo, respectivamente, en gaelico). El enclave ha sido idealizado por unos versos del poeta romantico Thomas Moore. [Versos que no me gustaron: el primero de ellos dice que el susodicho valle es el mas dulce del mundo: o fue la primera vez que se uso esa comparacion, y entonces desde el punto de vista de la arqueologia linguistica habria que senyalar el preeminente puesto de la poesia, o los versos simplemente apestan.]

Tras un respiro en el lugar, acabamos en un pueblito de nombre Avoca, al parecer escenario de una serie televisiva de cierto exito por estas islas.

El lugar es hermoso, costumbrista y tranquilo, a pesar de su televisiva fama (o era el dia de lluvia?). Las fachadas de las casucas son de diferentes colores, todas ellas en su mas cremosa gama cromatica: rojos, azules, amarillos... Y al final de la calle, el Fitzgerald's, garito con el mejor aspecto irlandes que uno espera cuando le han llenado la cabeza de topicos y prejuicios sobre esta tierra. Asi que, genial. En pago, me tome un vaso de Guiness, aun siendo una hora intempestiva para mi estomago iberico.

Antes, habiamos pasado por la iglesia del lugar, llamativamente adecentadas, con el Santisimo expuesto y una admirable mujer velandolo. No todo esta perdido.



Estuve esta manyana en Newgrange, un tumulo prehistorico con 5.000 anyos de antiguedad. Una pena que no me pudiese acercar hasta el lugar mismamente, porque el horario del autobus que llevaba del visitor's centre a la tumba y mi horario, no concertaban.

Me conforme con ver una exposicion sobre la materia, un video y fotografiar desde la lejania la maravilla arquitectonica.

1 comentario:

Terzio dijo...

Mon Dieu!

Pero has visto las dos gordas que tienes en la foto de detrás???

'