viernes, 3 de julio de 2009

Manifiesto

Van terminando estos dias en Irlanda. Escribo en la butaca que me ha acogido estos dias y en la que durante dos semanas he leido a Barnes, Joyce, Enrique G-M y Saroyan, en la que he sonyado con el futuro y me he hecho ilusiones.

Escribo acunado por una voz que canta a la isla de Innisfree... "I've met some folks who think I am a dreamer and there's no doubt there's truth in what they say...". Escribo y mi corazon canturrea, languido. Escribo y pienso en lo que hoy tengo, lo que tuve ayer y lo que tendre manyana.

Y me digo que ya esta bien de lamentos. Esto es la vida. Una guerra. Por eso, no me conformare con aguardar los dias, las horas, minutos, instantes sombrios que me esperan desde una cuasi-plenitud crepuscular o un miedo aturdido que solo sabe lamerse las heridas.

Mi corazon es un territorio de conquista, y una vez lo haya ganado para mi causa, entonces, oh, entonces, joj, entonces saldre al encuentro del peligro, puedes estar seguro de que asi sera. Con todo el bagaje que me ha sido dado.

No hay comentarios: