viernes, 17 de julio de 2009

Dual

En la carta de un soldado a su hermano:

No cuento a ningún ser humano entre mis enemigos, ya que ningún ser humano puede ser enemigo mío. Sea quien sea, es mi amigo. No tengo nada contra él, sino contra esa parte desafortunada de él que intento destruir primero en mí mismo.

William Saroyan: La comedia humana. Trad. de Javier Calvo, Ed. Acantilado.

No hay comentarios: