sábado, 27 de junio de 2009

In crescendo

Si hace apenas unos dias, podia echar de menos el "shimmering" Madrid, ya no. Uno echa de menos, si, esa patria chica que son los seres queridos, los amigos. (Aunque entre blog, Facebook y correos la cosa se hace muy cercana). Pero todas las experiencias que se van acumulando las acumula uno -pienso- para derramarlas luego en ellos.

Hoy -escribo esto en el cuaderno en la noche del 26 de junio- es el ecuador de estos dias en Irlanda. El viento, definitivamente, sopla a favor.

La barrera del idioma va cayendo, no sin ayuda de vino y cerveza para celebrar la gran fiesta de hoy, San Josemaria. Voy conociendo mejor a la gente que me rodea y eso colabora a la plenitud.

En el lunch me rei mucho con Father Hannon, un cura muy irlandes que ama Espanya y cuyo espanol es absolutamente andaluz. Cara ancha, ojos chispeantes, manos de bofeton granjero, alto, tez rubicunda especialmente en mofletes y nariz, esta de buenas proporciones... Hemos estado conspirando.

Por la tarde, visite Dun Laoghaire junto a John, granjero de pelo blanco y larga experiencia a sus espaldas, Xavi, profesor del IESE en Barcelona, y Eric, un holandes bastante cachondo con el que he conectado profundamente. Dimos un paseo por el espigon y nos volvimos en tren, que habiamos cogido desde el barrio dublines de Merrion.



Alli estuvimos en la Misa de San Josemaria que el obispo celebraba. Inevitable pensar en -emocionarse con- la universalidad del Opus Dei, pero tambien en la universalidad espacio/temporal del catolicismo que me sugerian las canciones bien cantadas y las oraciones en latin. Me retrotraian a las catacumbas romanas o a una casa en la Judea de principios del cristianismo.


A la vuelta, ya casi de noche, nos rodeaban parajes brumosos aptos para 'leprechauns' (prometo que han sido convocados a voz en grito por el que esto escribe) por las incomodas carreteras camino de Navan. Al llegar a Lismullin, unas cervezas con queso para cerrar el dia. Carcajadas, estas si, llenas de primigenia alegria.

No hay comentarios: