lunes, 9 de marzo de 2009

Sobre la libertad

Nuestros primeros padres tuvieron la tentación original de demostrar su libertad, usándola sin tener en cuenta la voluntad de Aquel que se la dio. La excusa original que ellos presentaron despues de pecar es que no eran realmente libres y que habían actuado bajo una influencia que los dominaba, la sutileza del tentador. Pecaron para independizarse de su Creador; explicaron su pecado por la razón de que eran dependientes de Él. Y este ha sido desde entonces el proceder del orgullo ilegítimo y de la concupiscencia: primero, gloriarnos de nuestra incontrolable libertad de deseos y de conducta; luego, cuando nos hemos estropeado a nosotros mismos, alegar que somos esclavos de la necesidad" (John Henry Newman, "La responsabilidad humana, ineludible", 4.XI.1832, recogido en La fe y la razón. Sermones universitarios, Ed.Encuentro)

2 comentarios:

elunicornionegro dijo...

Interesante reflexiones las que nos traes siempre (en el post de la Nothomb te juro que todavía no me he atrevido a opinar....) Muchas veces, ser libre no equivale a dejar que todo fluya de forma incontrolable, sino precisamente lo contrario. Con o sin Dios, porque quizás cada uno tengamos nuestros caminos la esclavitud de la necesidad es una excusa que todos alguna vez hemos manejado para no tener que mirarnos al espejo....

Seguí tu recomendación de Gran Torino. ¡Qué gran película!

Un beso Agus.

Agus Alonso-G. dijo...

¡Cuánto me alegro de que te gustase!