jueves, 2 de octubre de 2008

Las partículas elementales (II)

"Un examen mínimamente exhaustivo de la humanidad debe tener en cuenta mecesariamente este tipo de fenómenos. En la historia siempre han existido seres humanos así. Seres humanos que trabajaron toda su vida, y que trabajaron mucho, sólo por amor y entrega; que dieron literalmente su vida a los demás con un espíritu de amor y entrega; que sin embargo no lo consideraban un sacrificio; que en realidad no concebían otro modo de vida más que el de dar su vida a los demás con un espíritu de entrega y de amor. En la práctica, estos seres humanos casi siempre han sido mujeres."

"Es chocante comprobar que a veces se ha presentado la liberación sexual como si fuera un sueño comunitario, cuando en realidad se trataba de un nuevo escalón en la progresiva escalada histórica del individualismo. Como indica la bonita palabra francesa ménage, la pareja y la familia eran el último islote de comunismo primitivo en el seno de la sociedad liberal. La liberación sexual provocó la destrucción de esas comunidades intermedias, las últimas que separaban al individuo del mercado."

"Siempre me ha asombrado la atracción de los intelectuales por los hijos de puta, los brutos y los gilipollas."

5 comentarios:

pseudópodo dijo...

Tenía curiosidad por Houellebecq (seguro que lo he escrito mal). Voy a tener que leerlo.

Ander Izagirre dijo...

Tres citas antológicas, yo también las subrayé mucho. Me impresiona mucho la primera.

Agus Alonso-G. dijo...

Pseudópodo, alguien como tú debe leerlo.

A mí la cita sobre las mujeres me dejó epatado porque fue como si alguien hubiese puesto por escrito lo que pienso al respecto, sobre la superioridad femenina.

pseudopodo dijo...

Supongo que por tratar de física.. ;-)

La verdad es que las tres citas son extraordinarias y después de leer la tercera parte ya estoy decidido a leerlo. Gracias por acercárnoslo.

Agus Alonso-G. dijo...

Un poco también por eso. Pero sobre todo porque tú eres una persona que sabe dónde estamos, de dónde venimos y a dónde vamos. O al menos, tienes la inquietud intelectual de querer saberlo.