domingo, 26 de octubre de 2008

Habitantes

Se puede entender a una persona 'habitada' argumentalmente por otras, a lo largo de una vida. (...) El papel de esas personas que nos 'habitan' es excepcional y decisivo, y no es frecuente que se tenga conciencia clara de ello, ni siquiera por parte de la persona habitada" (Persona, Julián Marías, Alianza Editorial, p.25)

Personas que nos habitan... Y qué bien expresada la intuición. Personalmente, yo sí podría enumerar un puñadito de nombres que me explican, que me habitan. Gentes heterogéneas pero todas de una enorme talla humana.

Más sorprendente es, quizá, la capacidad de los libros para hacer que a través del espacio y el tiempo, nos habiten personas que no hemos conocido personalmente y que, en la mayoría de los casos, jamás podremos conocer. Tal vez eso explique el deseo que suele tener el lector de acceder personalmente al autor de ese libro que le habita, porque cambió su vida o porque marcó su maduración, o porque simplemente le habló al corazón.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy cierta esta reflexión, como cierto era lo que decía Whitman. yo creo que a todos, a nuestro modo, nos habitan esas pequeñas multitudes que a veces conviven plácidamente en nuestro interior, otras veces se apelotonan como los peces cuando les echas de comer, y otras (muchas) se pelean como verduleras malas, a ver quién se lleva el gato al agua.

La grandeza de la literatura reside precisamente en eso que tú apuntas, en convertirnos, aunque sea como simples vicarios y durante tan sólo unos instantes, en parte de ese otro alguien que nos ha regalado sus palabras.

Por eso la gente que crea me merece tanto respeto.

Un saludo, Agus.

Tu lectora ocasional

Jack Tollers dijo...

Los invito a curiosear mis textos traducidos al castellano en

etvoila.co.cc

Sursum Corda

J.T.