viernes, 5 de septiembre de 2008

Camino, de Javier Fesser

Una de mis primeras experiencias religiosas conscientes en la vida fue la lectura del libro Un regalo de Dios, sobre la vida de una niña llamada Alexia González-Barros que murió por una dura enfermedad con 14 años, y que lo hizo con un gran sentido cristiano.

Más de veinte años después de la muerte de Alexia, el director de cine Javier Fesser se inspira en la historia para construir una feroz crítica a la religión y en especial al Opus Dei, que dibuja con trazos gruesos y maniqueístas.

La película cuenta la historia de una niña, Camino, cuya vitalidad (la actriz que la encarna lo hace muy, muy bien, y es encantadora) se ve truncada por una grave enfermedad, pero sobre todo por un entorno religioso asfixiante, encarnado por su madre, supernumeraria del Opus Dei.

Ayer tuve la oportunidad de ver la película. Siendo yo del Opus Dei, es evidente que no puedo ser imparcial a la hora de juzgar la película. (Aviso: spoilers)

Por empezar con lo positivo: la película tiene mucha fuerza visual, aunque esa es una virtud ya conocida en Fesser; las actuaciones son muy buenas, y cuando la película se olvida del que parece su primer objetivo, la crítica al Opus Dei y al cristianismo, y se centra en la historia de sufrimiento de una niña (unos 15-20 minutos, la peli dura 130), entonces logra involucrarme.

Que el primer objetivo de Camino es el ataque furibundo contra la Obra y el cristianismo lo demuestra la redundancia -obsesión casi- de Fesser en subrayar sus mensajes, utilizando sin parar la caricatura, estilizada, eso sí, y el simbolismo alegórico (obvio en muchas ocasiones, al menos para mí).

Camino, nombre del ficticio trasunto de Alexia, es como cualquier español avisado sabe, el nombre del libro más difundido del fundador del Opus Dei, San Josemaría Escrivá. Por si no queda claro, Fesser utiliza para la tipografía del título la utilizada en la edición del libro en su edición crítica.

A partir de ahí, reinventa la historia introduciendo al comienzo un "inspirado en hechos reales" que hará que el espectador medio dé por cierto lo que ve o que, con suerte, se lo cuestione y, para nota, trate de conocer la historia real.

En la película, la madre de Camino es un ser odioso, tipo la Doña Perfecta de Galdós, a la que sólo falta un emblema de las SS o de la KGB. Cada vez que abre al boca es para decir frases del tipo "nunca estás sólo, sino con Jesús", "pídeselo a la Virgen", "encomiéndalo" o para recriminar a su hija que se queje de su dolor. Y así. No exagero. De hecho, ella escondió las cartas que un antiguo novio de su hija mayor le mandaba desde Italia, lo que, Fesser dice sin tapujos, hizo que se hiciese numeraria auxiliar del Opus Dei. Hay una escena muy visual, para mí grotesca por su obviedad, en que Camino sueña que huye de la cama del hospital y está en una playa, feliz, con su hermana, también feliz en su toalla tocando la guitarra junto al antiguo novio, y la aparición de su madre convierte la situación en pesadilla. Estas secuencias de corte siniestro son frecuentes en la película. Por si el mensaje no queda claro.

El padre de la película, creado ex nihilo, es el espectador perplejo de la historia de crueldad de una madre (bien ayudada por el Opus Dei) para con su hija gravemente enferma.

Capítulo aparte merece el otro gran personaje, el Opus Dei. Creo que cualquier persona que conozca mínimamente la Obra, aun cuando tenga animosidad contra ella, podrá reconocer lo grotesco de la crítica. Entre los personajes más destacables hay un cura joven que resulta repugnante (el maquillaje y el tono de voz un punto amanerado ayudan bastante), otro sacerdote de la "Clínica Navarra" (así se llama en la película) más sutil pero aparentemente incapaz de sentir dolor; la hermana mayor de Camino, presentada como una víctima, que raramente visita a su hermana enferma y a su familia, y que está continuamente fiscalizada por una "numeraria acompañante" (así se le llama en los créditos) que es un prodigio de hosquedad (en ese sentido es patética la escena en la que llama el padre a la casa de las numerarias y la numeraria de pro abre la puerta con la cadena puesta y no quiere aceptar un regalo del padre para su hija). La directora del centro de la hermana mayor también es para echarla de comer aparte.

Hay escenas en las que me salieron grandes carcajadas de lo zafia que era la crítica-parodia (la pesadilla, por ejemplo, en la que Camino es llevada en coche por sus padres y hermana y abandonada en un lugar inhóspito y al marcharse la hermana le lanza por la ventanilla un chorro de agua bendita al tiempo que grita "Viva Jesús Sacramentado").

Al final de la película a Fesser le puede el lado-Fesser que ya conocemos de sus otras películas y la crítica pierde fuerza al hacer una mezcla a mi juicio grotesca (más fácil quizá que guste a sensibilidades femeninas) entre la agonía de Camino y una obra de teatro protagonizada por el chico que quiere (Jesús) y en la que Camino no pudo participar, ¿lo adivináis?, sí, porque su madre mala malísima no le dejó a pesar de que ella lo deseaba. El juego ese de "quiero a Jesús" y "voy a estar con Jesús" refiriéndose al niño y no a Jesucristo es recurrente, especialmente al final de la película. Creo que, al intentar ridiculizar el drama, Fesser ridiculiza su propia crítica.

A todo esto, hasta el último fotograma, el director de Camino quiere recalcar que Dios es un cuento de hadas (la metáfora con Mr.Peebles es evidente), que es un ser maravilloso pero que tiene un problema, "no existe", que Camino está interpretando una obra (la Obra, ji, ji), aunque eso sí, ella es sólo una víctima.

Al final de la película me queda la sensación de que Fesser sabe que Dios existe, pero está encabronado con él. Si no, tanta rabia soterrada es difícil de entender.

281 comentarios:

1 – 200 de 281   Más reciente›   El más reciente»
Ángel dijo...

A mí de lo que siempre me ha dado la impresión es de que Javier ha sido del Opus, sin más, y de que no debió de salir demasiado bien parado.

Acabo de ver el trailer -ni siquiera sabía que existía la película-, y no he podido evitar cabrearme. ¿Tú no?

Ángel dijo...

Quería decir, ¿tú sí?

Agus Alonso-G. dijo...

Yo apostaría a que ha sido monaguillo, más bien. Aunque no es incompatible. Habría que preguntarle a él.

Yo más que cabrearme -debe ser que estoy alcanzando cotas de estoicismo brutales-, he sentido pena. En su momento me quitó la paz, pero ahora no, cabreo no.

Counter-Revolutionary dijo...

Pues sí, Agus, tienes razón. Están las cosas de un modo en que, a veces, hasta quienes os tenemos algo de recelo debemos poneros a vuestro lado. Si la película es como la cuentas, se pueden decir al menos dos cosas:

1-Es una burla grotesca que pretende animalizar a mucha gente honesta que sólo busca dar un cauce a su fe, vivir su fe. Eso no se puede consentir.

2-Es un ataque general contra el catolicismo. Este segundo punto se puede consentir todavía menos.

Lo curioso, además, es que, en el imaginario "progre", el catolicismo hablaría siempre del pecado y el infierno, siendo que en él hay una obsesión hacia el pecado muchísimo menor que la que se encuentra en el protestantismo, que a mucha gente "progre" le parecería más tolerante.

Terzio dijo...

Sin permiso, te he linkreado y criticado.

'

Klaude dijo...

Oye, y que tal si vas a IMDB y dejas una critica (tecnica) por ahi. You know, hay mas gente que lee imdb.com que tu blog (no saben lo que se pierden).

Agus Alonso-G. dijo...

Iré a IMDB, gracias, Klaude. Terzio, entiendo tu crítica, pero no la comparto ;)

Agus Alonso-G. dijo...

¡Cómo ha subido el tráfico lleno de gente buscando "camino fesser" o aledaños en Google!

Verónica dijo...

Tengo que confesarte Agus, que he empezado a ver el tráiler y no he podido seguir... No he tenido estómago, sobre todo, porque conocí a la verdadera Alexia. Siento pena de los que hayan podido hacer esa película, y de la gente que se crea que esa caricatura tiene algo que ver con la realidad. Admiro tu flema británica al escribir esta crítica.

Francis dijo...

La peli es realmente grotesca (con ese elemento Fesser). Y si yo fuese familiar de la verdadera Alexia (no la pajilla mental que Fesser se hace en esta película), desde luego que no me iba a quedar de brazos cruzados.

Agus Alonso-G. dijo...

Qué suerte, Verónica, que conocieras a Alexia. Yo siempre le he tenido un cariño especial, y ahora, con esto, más.

Cuando vi la peli, pensé que "Alexia debería estar removiéndose en su tumba", pero luego me di cuenta que no, que ella está tan pancha en el Cielo y que seguro que hace mucho bien a través de ella.

De lo que sí me alegro es de que sus padres estén muertos y no tengan que presenciar aquí el espectáculo.

Lo curioso es que escuchando y leyendo a Fesser en alguna entrevista, parece realmente sincera su admiración por Alexia. A lo mejor esta hace de las suyas.

Klaude, Imdb me publicó el comentario en mi macarronic english!

Verónica dijo...

Estoy segura de que ella estará intercediendo desde el Cielo.

Anónimo dijo...

Si quieres conocer la historia de "Camino" y al verdadero Javier Fesser, te recomiendo que veas el blog:

http://alexiafessercamino.wordpress.com/

Hago este blog por 11 razones:

1. Porque Javier Fesser, en su película “Camino”, manipula la familia de Alexia y a sus cuatro hermanos, para su propio provecho

2. Porque Javier Fesser ni antes, ni durante, ni después del rodaje su película “Camino”, ha informado para nada a los 4 hermanos de Alexia de que ha hecho una película basada en su hermana y sus padres, como se puede ver en el comunicado de la web oficial de Alexia.

3. Porque Javier Fesser, en su película “Camino”, maltrata a tres mujeres a las que amo mucho: Moncha -madre de Alexia-, la hermana de Alexia y la propia Alexia González Barros

4. Porque Javier Fesser, en su película “Camino”, falsifica la historia de una niña: mi amiga Alexia González Barros

5. Porque Javier Fesser, en su película “Camino”, usa la el sufrimiento de una familia para apoyar su propuesta ideológica

6. Porque Javier Fesser, en su película “Camino”, deforma a una humilde famila que ya ha sufrido bastante con la muerte de cáncer de una hija, para ganar fama y premios en el Festival de Cine de San Sebastián

7. Porque Javier Fesser dice que no le gusta la gente que impone sus ideas, cuando él ridiculiza con intolerancia en esta película a los que no piensan como él

8. Porque Javier Fesser, con su película “Camino”, quiere ganar premios en el Festival de Cine de San Sebastián a costa de la vida y la fama de personas (algunas fallecidas y otras aún vivas)

9. Porque Javier Fesser, en su película “Camino”, se aprovecha de una niña enferma de ćancer, para transmitir sus traumas no superados sobre el dolor, la enfermedad, la muerte y la familia

10. Porque Javier Fesser aparenta en las entrevistas, para hacer creer que ha hecho una película con cariño a Alexia Gonzalez Barros y que está interesado por la difunta jóven

11. Porque Javier Fesser trata de engañarnos

Ahram dijo...

Pues yo creo que le viene bien a Alexia y a su causa. Esta niña se hará famosa y por fin podrá conseguir lo que todos queremos. Que sea SANTA.
Aunque sea de esta manera no convencional no creo que todo esto sea para mal. Hemos de aguantar, siempre lo hemos hecho.
Tampoco me imagino cómo tendria que ser la película para que nos gustara a todos y que fuera interesante. A no ser, claro que fuera totalmente documental y verídica. Aportando unicamente testimonios y fotografias reales de Alexia. Pero claro, eso no es "cinematográfico"
¿Por que no se hace una película oficial desde nuestro punto de vista?

Anónimo dijo...

Un consejo: si os fiais del autor de este blog, no vayais a ver la película para poder criticarla después. Simplemente, no vayais a verla -bajarla de la mula o algo así es mejor idea, si os pica la curiosidad.
Sería terrible que hiciera mucho dinero en taquilla de gente católica, y sería terrible que las críticas de gente cercana al Opus Dei o la iglesia en general atrajeran al público por aquello del morbo.
Insisto: olvidad que se ha hecho esta peli, no contribuyáis a crear "buzz", echadle estómago y paciencia, y a otra cosa.

jjmunoz dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo Agus, salvo que la peli no dura 130 minutos, sino 143 insoportables minutos (miré el reloj varias veces) de los cuales sólo merecen la pena, como tú bien dices, 10 ó 15.

En definitiva, una historia que le viene muy grande a Javier Fesser, por eso tiene que recurrir cada dos por tres a pegotes (escenas demasiado largas, morbo en las escenas de quirófano, etc.) para disimular la falta de ritmo de su historia.

Además de su visión chata y escéptica, toda la película destila un machismo progre que repugna.

Javier Fesser no respeta la libertad de la mujer para elegir el tipo de vida que quiera y renunciar, si es el caso, a un marido. Parece ser que para Fesser, sin el hombre la mujer no es nada.

Anónimo dijo...

He llegado aquí buscando información sobre la película. He visto el trailer, y como bien dices, visualmente, tiene mucha fuerza, y el tema, sin conocerlo, parecía interesante.

Supongo que la veré, e intentaré ser imparcial.

Anónimo dijo...

Sólo respetad a quien no cree en dios. Los que no creemos en nada respetamos a quien cree.

Anónimo dijo...

Yo también soy de una secta, pero de la que no cree en nada. La única diferencia es que tuve la enorme suerte de que nadie influyó en mi decisión. Fue muy fácil darse cuenta que en esta vida la religión, en cualquier vertiente, no deja vivir.

Agus Alonso-G. dijo...

Anónimo 1: ¿Y quién no respeta aquí?

Anónimo 2: Ya sabemos que los únicos libres e intleigentes sois los increyentes. Los que creemos somos imbéciles, claro.

Pero luego los que no respetamos somos los creyentes.

Al menos os retratáis. En vuestro anonimato.

Anónimo dijo...

Anónimo 1 y 2 son el mismo. Anónimo por no darme de alta en ninguna página mas. Pero lo único que quería comprobar es que una vez mas tratais de convencer, no de respetar.

elchicoquequeriaserbreteastonellis dijo...

Hola, amigos:

Acabo de ver la película y me ha gustado mucho cómo está hecha. Me parecen excesivas las críticas al Opus y a la religión en general, demasiado paródicas, efectivamente. Y me preocupa el uso que se hace de "un caso real" que desconozco.

He colgado una crítica positiva de la película expresando esas dudas en mi blog: http://bretguille.blogspot.com/2008/09/camino.html

Como mi crítica -yo conozco al Opus desde otro prisma y no precisamente positivo- difiere de la del autor de este blog, pero la suya me ha parecido razonable y muy bien expuesta, me he permitido colocar un enlace en mi crítica a la suya.

Un saludo respetuoso,

Guillermo

Agus Alonso-G. dijo...

Ya te he comentado.

Anónimo 1,2 y 3, ¿tratar de convencer y respetar son antagónicos? ¿Acaso tú no pretendes convencerme de que yo no respeto? Menos hablar de respeto y más respetar de verdad las opiniones ajenas, aunque no te gusten ni un pelo.

Anónimo dijo...

Ángel, ¿qué esperabas, qué Fesser rodara una peli proOpus?

Al menos tienes que reconocer que muchas de las cosas que te parecen 'grotescas' vistas en la pantalla son prácticas habituales en el Opus Dei, como las visitas a los familiares enfermos acompañado por otra persona del mismo centro, en el caso de los numerarios.

Por otra parte, pretender que un SUEÑO -el de la niña- se atenga a la realidad es un poco, mmmmm, absurdo. Los sueños distorsionan, exageran, reflejan temores muchas veces inmotivados.

Tendría otros peros que hacer a tu crítica, pero tampoco me gustaría parecer que apoyo la peli o que no me entero de su mensaje anti. Existe, claro, pero no me parece tan, tan burdo.

elsupersonico dijo...

"Camino" es la mejor película del cine español de los últimos años.

El film no dice "estar basado en hechos realos", sino "inspirada", es decir, utilizan un hecho para luego crear una ficción, lo que es absolutamente lícito y legítimo.

Sois vosotros los que desde falsa bondad estáis demonizando a Fesser con lo que os retratais.

Sois vosotros los que os cabreais, sin niquiera haber visto la película, y sois vosotros los que ponéis a parir a Fesser, sin ni siquiera haberle escuchado.

Para el que le interese, aquí dejo la rueda de prensa del festival de cine. Hacer click en "rueda de prensa".Aunque creo que os interesará poco, porque estáis tan bien aleccionados como para no querer entender.

Saludos veloces

http://www.sansebastianfestival.com/es/dossier.php?codigo=560006

Agus Alonso-G. dijo...

Confieso que empieza a indignarme la desfachatez de gente como tú, supersónico.

Mientras acusáis a otros de ser incapaces de digerir las críticas (claramente desproporcionadas), demostráis que sois vosotros los que no soportáis que se os lleve la contraria. Os gusta ir de víctimas, cuando encima el pensamiento políticamente correcto os ampara.

¿Demonizar a Fesser? Y lo dice quien habla de una película demonizadora, apocalíptica y siniestra, tergiversadora, manipuladora e intencionadamente agresiva contra quienes piensan de otra manera simplemente por el hecho de que no se entiende su forma de actuar, lo dice quien habla de ella como la mejor película de los últimos años en España.

¿Poner a parir? ¿Cabrearse? Lee los sapos y culebras de Fesser: http://www.rtve.es/noticias/20080923/javier-fesser-nunca-trataria-convencer-nadie-que-que-creo-bueno/162088.shtml

Y luego me dices quién odia, quién ataca, quién pone a parir.

Y antes de atacar, lee bien: seguramente vi la película antes que tú, como bien digo en la entrada a la que comentas.

Mr.Meebles dijo...

Por qué creo que "Camino" de Javier Fesser es una gran película:

1. Porque Javier Fesser, en su película "Camino", se inspira libremente en un hecho real, y con mucho esfuerzo y sacrificio personal hace una película que de base no es más que un precioso homenaje a una niña.

2. Porque Javier Fesser intentó ponerse en contacto con los familiares de Alexia antes de rodar, y sólo obtuvo negativas.

3. Porque Javier Fesser, en su película "Camino", no maltrata a NINGUNA persona real, teniendo en cuenta que la película es FICCIÓN. Pero claro, esperar que alguien como usted distinga realidad de ficción puede ser pedirle peras al olmo.

4. Porque Javier Fesser, en su película "Camino", no falsifica NADA, sino que como bien indica al comienzo del film, se INSPIRA en una historia para construir la suya propia.

5. Porque Javier Fesser, en su película "Camino", presenta unas situaciones y unas posiciones ideológicas tan reales como la vida misma, y lo hace todo lo objetivamente que puede, dejando al espectador juzgar, y de esta manera no imponiendo ninguna "propuesta ideológica".

6. Porque Javier Fesser, en su película "Camino", crea una ficción inspirada en hechos reales y cuenta una historia maravillosa, porque lo que a Javier Fesser le gusta es contar historias, no ganar ni fama ni premios, porque ya tiene MUCHO de estas dos cosas.

7. Porque Javier Fesser, en su película "Camino", demuestra que se puede hacer un cine de reflexión sin imponer idea alguna, contando una historia sin tapujos y con tantas capas de lectura alternativas que abre un abanico de interpretaciones de lo más extenso.

8. Porque Javier Fesser, con su película "Camino", no pretende nada a costa de nadie, porque como él ha dicho (y dice la película), su historia se INSPIRA en ciertas personas, y a partir de ahí construye se ficción.

9. Porque Javier Fesser, en su película "Camino", no se aprovecha de nadie, y mucho menos se para a psicoanalizar a nadie. Deducir traumas insuperados del director a partir del film es algo que sólo puede venir de un... traumatizado.

10. Porque Javier Fesser es uno de los creadores más honestos y sinceros de este país, y si hay algo que no ha hecho es "aparentar" nada. Si él dice que hizo la película con cariño, es porque es así, y cualquiera que sea capaz de verla sin absurdos filtros ideológicos se dará cuenta del amor y respeto de Fesser por la protagonista.

11. Porque Javier Fesser no trata de enagñarnos, trata de contarnos una historia que de lugar a discusión y diálogo sobre ciertos temas más que controvertidos, y lo está consiguiendo.

12. Y finalmente, porque Javier Fesser, en su película "Camino", ha creado una pequeña obra maestra cuya calidad y franqueza se ve reflejada en el hecho de que no guste a ciertos individuos. Enhorabuena Javier.

Mr.Meebles dijo...

Pd- en la escena del sueño en la playa la madre no interviene en ningún momento, lo digo sólo por ser quisquilloso, por lo demás su crítica es bastante fiel.

Agus Alonso-G. dijo...

Mr.Meebles, se te ve muy implicado en la película...

Que Javier Fesser intentó ponerse en contacto con los familiares de Alexia, lo dices tú. A Javier Fesser no se lo he oído decir en ningún momento.

Por otra parte, todas las ficciones se inspiran en retales de realidad, pero nadie dice “inspirada en hechos reales” si no pretende referir al hecho en el que se inspira. En esto cabría un poquito más de honradez en Fesser y en quienes insisten en que es una ficción. Ya sabemos que es una ficción. Pero no soy yo el que ha puesto el cartelito de “Inspirada en hechos reales”.

Si tan interesados estáis en decir que es una ficción, ¿por qué, cuando a Fesser se le pregunta en la rueda de prensa si cuando murió Alexia (Alexia, no Camino, ni Marujita Pérez) su familia aplaudió él dice que sí (lo cual su hermano dice ser falso)?

Si crees que Javier Fesser deja al espectador juzgar “todo lo objetivamente que puede” entonces es que tienes un grave problema de subjetividad ideológica, el mismo que tiene Fesser si de verdad cree que es objetivo y equilibrado en su crítica. Es curioso a este respecto que insista (él y Mr.Meebles) en que nunca impondría su visión de la vida a nadie, cuando dedica una película de muchos millones a denigrar la visión del mundo que no le gusta.

Fesser (y otros) acusan al catolicismo, en este caso al Opus Dei, de ser represores, oscurantistas, apocalípticos, negativos, siniestros... Mientras hace una película oscurantista, agresiva, siniestra, para atacar una visión del mundo que no le gusta. Eso es ser constructivo, sí, señor.

Anónimo dijo...

No he visto aun la pelicula. No soy del Opus. Soy creyente católico.

Esta pelicula es mas de lo mismo. Buscar el "escandalo" para hacer caja.

No soy un gran defensor del Opus. Es mas, no soy especialmente simpatizante. Pero se respetar.

Como creyente solo veo (por mis informaciones) una deformacion de lo que es la verdadera fe.

Al final el mensaje que queda es: la fe, la religion, es algo oscuro que reprime, coarta al hombre de su libertad.

Quienes procuramos vivir nuestra fe humildemente sabemos que la fe en Dios ilumina el sentido de nuestra vida y nos libera de tantas esclavitudes que nos hacen infelices. Si no tienes fe, no me entenderas, lo se.

La fe es un regalo que me encantaria compartir con todo el mundo. No imponer, desde luego.

Me encantaria que todos nos respetasemos. Porque llegan de nuevo tiempos en los que parece que creer es casi un delito.

Que Alexia (de la que no conocia su bella historia)toque los corazones mas duros...

Y, por favor, dejenme creer que no hago mal a nadie.

Anónimo dijo...

Por favor, corrige lo de que Camino es el nombre de la chica que te quita credibilidad y teniendo en cuenta que tu crítica intenta ser objetiva aunque con un punto ofensivo hacia ella, creo que te merece la pena.

Agus Alonso-G. dijo...

¿?

Rosie the Riveter dijo...

En todas partes cuecen habas. Las fronteras entre la creación y la recreación son necesariamente imprecisas y fuente de polémica

http://www.elpais.com/articulo/cultura/partisanos/italianos/critican/nueva/pelicula/Spike/Lee/elpepucul/20080930elpepicul_8/Tes

En el criterio de selección de diversos hechos reales para componer una historia inventada suele alojarse la intención del autor. La pretensión de ofrecer una mirada objetiva -como varias veces le he leído a Fesser- me parece absolutamente fantasiosa. Como mínimo, uno está dentro o está fuera y ese dato primario condiciona, necesariamente, nuestra mirada.

Yo estoy fuera, del OD, en particular, y del cristianismo -creo, vaya, no sé- en general. Y me resulta inevitable compartir la visión del OD, que desliza Fesser en el último párrafo de la entrevista publicada en RTVE -por cierto, la más incisiva e interesante de las leídas, felicidades a su autor-. Reconozco que desde mi posición personal me resulta inconcebible una opción vital tan radical, así como algunos postulados, no nucleares, puede ser, pero que singularizan al OD respecto a otros movimientos eclesiales.

En mi época universitaria y después, en el ámbito laboral, he tenido ocasión de relacionarme con personas vinculadas al OD. Algunas, la mayoría de ellas, por decirlo eufemísticamente, reunían una serie de tics y actitudes que, plasmados tal cual en una película, hubieran dado lugar a una comedia, en el mejor de los casos . En el peor..., uff, no sé, a veces resultaban francamente irritantes.

Afortunadamente, en los últimos tiempos he conocido a otras personas que se alejan del "esterotipo", que han modificado mi juicio global -aunque no puedo evitar pensar hasta qué punto la conexión proviene de la confesada heterodoxia de esas personas en cuestión-.

En cualquier caso, como decía, la pretensión de objetividad me parece irreal. Lo más que se puede aproximar, la sincera voluntad de no hurtar los datos que nuestra experiencia nos ha ofrecido, en un sentido u otro.

A la espera de ver la película, y desde "mi momento" actual de conocimiento del OD, presumo que me decepcionaría un "paisaje" pintado en trazos maniqueos.

Un saludo
Rosie the Riveter

PS: Yo misma

Rosie again dijo...

A ver si ahora sale el enlace completo

http://www.elpais.com/articulo/cultura/partisanos/italianos/critican/nueva/pelicula/Spike/Lee/elpepucul/20080930elpepicul_8/Tes

PACO SOLAR dijo...

@PACO SOLAR
Me descubro ante todos. Sois muy listos.
He tenido la oportunidad de ver la película y de leer mucha prensa. No he visto en ningún lugar que desde la productora (Pendleton) mencionen a la tal Alexia como fuente única de inspiración. Si alguna vez se refieren a ella(ya sea el productor o el director) es a raiz de alguna pregunta de prensa que la menciona y siempre dejan claro que la inspiración para el guión, partiendo de haber conocido la historia de esa niña hace muchos años, viene de la investigación y conocimiento posterior de varias historias de otras personas que pasaron situaciones parecidas.
La gente que ha trabajado en la película siempre habla del cariño con que Javier trataba a todos los personajes, incluida la madre (que es de lo más amorosa, bondadosa y tierna con su hija en la película, a pesar de la opinión que han vertido algunos sin verla).
La peli está muy bien hecha (y digo MUY BIEN). Porque Fesser es, a mi juicio, el mejor director español, técnicamente hablando. Y, aunque prácticamente nunca antes lo había hecho (salvo con Dominique Pignon en Mortadelo), en esta ocasión demuestra que también puede dirigir a actores. No sólo a friquis.
Pero, como todas las películas, si no os interesa el tema, os atraerá menos.
Y es una pena porque os perderéis 4 ó 5 magníficas interpretaciones, una realización excelente, una gran producción y factura, una buena fotografía y un mundo fantástico (los sueños de la prota) que no tiene nada que envidiar a ninguna producción norteamericana).
En cuanto a la historia, después de verla, a mí si me parece bastante objetiva en cuanto a los sentimientos que mueven a cada uno a tomar una u otra opción ante la vida, la enfermedad o la muerte (dentro de que todos los personajes importantes de la peli son religiosos, más o menos vehementes pero todos comparten la fé en su mismo dios). Me consta que no miente ni exagera al dejar ver cómo es la vida en una residencia del Opus Dei, lo que ocurre es que lo muestra y, hasta ahora, ha sido siempre un secreto muy escondido (¿por qué lo esconden?…..Ellos sabrán, si la peli no lo hace, yo tampoco quiero juzgarles).
En mi opinión merece la pena verla si eres creyente, ateo, rojo, facha o, simplemente, curioso. Hace tiempo que no veía una peli que genere (al salir del cine) un debate interesante. Pero debate del que apetece, de sensaciones, del que tienes con tus amigos en el bar al salir del cine.
No creo que sea un gran negocio porque parece que ha sido muy cara y no están los cines como cuando Fesser estrenó Mortadelo.
Pero, de momento, los que sí están sacando provecho son otros. ¿Sabéis cuántas visitas está recibiendo la “página web por la canonización de Alexia González Barros”? Pues eso….
Salud

Agus Alonso-G. dijo...

Muy interesante todo lo que comentas, Rosie. Me gusta la moderación que destilan tus comentarios.

Creo que has dado en el clavo con la pretendida objetividad de Fesser. Spike Lee al menos no dice que quiere hacer una "radiografía" como ha dicho Fesser de su película.

A mí me parecería más honrado que hubiese dicho que quería hacer una crítica del Opus Dei y de la religión, o de determianda manera de vivir la religión. De hecho es lo que hace en la película y lo que confiesa en la entrevista que citas. Me cuesta entender el porqué de lo que a mí me parece casi cinismo con ese empeñarse en negar lo que la película es.

Te agradezco la felicitación sobre la entrevista porque me ha traído muchos sinsabores.

Agus Alonso-G. dijo...

Hola, Paco. Creo, de hecho, que la película la puso en marcha la página web de la canonización de Alexia González-Barros, para que mucha gente acudiese a ella. No te digo...

Y ahora resulta que la prensa -que no conocía a Alexia- fue la que se dio cuenta de que la peli estaba basada en su vida sin que la productora dijera nada. Y ahora resultara que es la prensa la que dice "Inspirada en hechos reales".

Me hace gracia lo de "investigación". Yo prefiero hablar de "interpretación", que es lo que Fesser hace con todas esas historias de cristianos que han afrontado dolor, amor y muerte con sentido sobrenatural, cuando postula que Dios no existe y que por lo tanto la visión redentora del dolor típica del cristianismo -que todos ellos han vivido- es simplemente absurda. Porque él sí quiere convencer a los demás de su punto de vista y defiende que Dios no existe y por lo tanto la fe es absurda, contra lo que ha repetido incansablemente -en esto como en tantas otras cosas, una cosa es la intencionalidad de Fesser (si hay que creerle) y sus palabras y explicaciones, y otra lo que dice su obra-.

¿Que la madre es amorosa, bondadosa y tierna con su hija? De verdad, que algunos tenéis un problema serio de percepción de la realidad. O confundís el querer con el ser, el deseo con la realidad. Si Fesser quisiera realmente, ya no le pido cariño, sino meterse en la piel de los otros, no mostraría sólo las facetas más sombrías de una persona, como hace con la madre (salvo uno o dos detalles puntuales que apenas la humanizan).

Puede que existan personas como la madre, en el mundo, en la Iglesia, en el Opus Dei. La gente del Opus Dei no somos impecables, y vivimos cosas que a nosotros nos parecen bien y a otros no. Pero cuando en una película quieres hablar del Opus Dei y los personajes que lo representan muestran sólo los aspectos menos comprensibles o que pueden provocar más rechazo si se descontextualizan o no se explican bien, o simplemente expones la experiencia subjetiva de personas a las que no cae bien el Opus Dei después de tener relación con él, entonces no estás intentando entender al otro, tal y como Fesser repite una y otra vez.

Si Fesser está convencido de que el Opus Dei, el sentido cristiano del dolor, es eso que él dice haber "radiografiado", entonces es que tiene cataratas en la vista o no tiene un verdadero interés en comprender por qué otros pueden vivir razonablemente de una manera tan diferente a lo que él cree lo bueno. Las mismas cataratas, o la misma foto fija que tú, Paco, pareces tener cuando consideras que refleja muy bien la vida en una residencia del Opus Dei. Si tú has vivido en una y piensas eso es que fuiste un poco bobo entonces por vivir en un lugar en el que no se te obligaba y -se supone- no estabas a gusto. Y si no has vivido en ella, no seas tan rotundo.

El Opus Dei tiene muchos colegios, residencias universitarias, hospitales, dispensarios médicos, escuelas de formación rural y agraria... En algunos de ellos, incluso, el contacto de la gente que acude a ellos con las casas de los numerarios es constante. ¿A qué, a estas alturas, esa absurda acusación de secretismo que lanzas me pregunto con qué fundamento?

PACO SOLAR dijo...

La película es buena. Repito, MUY BUENA.
Mi experiencia con el Opus Dei me la guardo porque no me considerarías objetivo, como a todo lo que discrepe de él, intuyo (y no me refiero a la fé, sino al modo de implantarla y/o acapararla que esa institución utiliza).
Mirate al espejo y verás todo lo que criticas de Fesser: puro subjetivismo.
Con tus comentarios vas a privar a mucha gente del Opus, o sencillos creyentes, de ver un gran producto del cine español. O, al menos, de disfrutarlo sin prejuicios.
Y es una pena porque se perderán 4 ó 5 interpretaciones impresionantes, una dirección excepcional, una gran producción y factura, una buena fotografía y un mundo fantástico (los sueños de la niña) que nada tiene que envidiar a cualquier superproducción norteamericana.
Tal vez sea lo que persigues.
Allá tú con tu cruzada antiCamino.
Suerte.
Por cierto, nadie dice que la peli se haya hecho desde el Opus, pero perteneces a una institución que sabe sacar provecho de todo lo que pasa a su alrededor (y los que pasan). Y lo hará con las entradas en la citada web. Cosa que, por cierto, no me parece mal, ¿quién soy yo para criticar lo que hacen los demás?

Anónimo dijo...

Sigo con interés la polémica suscitada por esta entrada de este blog. No voy a opinar de la película porque no la he visto. Está claro que cada uno puede tener sus opiniones (¡hasta ahí podíamos llegar!) Pero por favor, un poco de coherencia. La última entrada de paco solar ha hecho que no me resista a intervenir... Es que es para morirse de la risa. Dice el colega (sobre el autor del blog): "pero perteneces a una institución que sabe sacar provecho de todo lo que pasa a su alrededor (y los que pasan). Y lo hará con las entradas en la citada web. Cosa que, por cierto, no me parece mal, ¿quién soy yo para criticar lo que hacen los demás?". Bastaría con esta cita cínica, para dar un curso de demagogia, pero es que además, hay que ser lelo para leer sus dos intervenciones y decir que no critica a nadie. Yo, por ejemplo, estoy criticando la incoherencia de paco solar. Pero luego no digo ¿quién soy yo para criticar a nadie? No sé si seré digno de hacerlo... pero lo estoy haciendo, je.
En cuanto a la "cruzada antiCamino", personalmente, considero que tan libre es agus de comentar que no le parece que merezca la pena la peli considerada en su conjunto, como paco solar de animar a verla (¿o acaso no lo está haciendo?)
Aparte de que no veo ninguna cruzada, sino una crítica de cine hecha en su blog por alguien que sabe un poco de cine, y un montón de comentarios que ha suscitado con sus respectivas respuestas. A ver si tampoco va a tener derecho a contestarlos. Por Dios....cuánto inquisidor frustrado hay por el mundo.
Un saludo

PACO SOLAR dijo...

No soy habitual de los foros ni de los blogs. Entré en este por casualidad al buscar comentarios y críticas de esta película.
Los que hayan visto la película habrán entendido la broma de "quién soy yo para...." que no es más que una velada (o clara) alusión a un personaje de la película.
Creo que de cine, como de cualquier otra cosa, podemos opinar todos, a ser posible, con respeto a lo que los demás opinan y a las diferentes maneras de ver el mundo que puedan existir (lo que no quita ser claro y/o rotundo al afirmar las opiniones).
Yo no animo a nadie a ver la película ni a no verla. Yo lo que creo es que todo el mundo tiene derecho a formarse una opinión propia. Repito: PROPIA. Ya sea de la película Camino, de los beneficios que aporta el Opus Dei a la sociedad, del calentamiento global o del fútbol que juega el Getafe.
Para ello hay que ver, conocer, informarse de los diferentes puntos de vista de las cosas...
Pero me da la sensación de que hay grupos sociales que fomentan todo lo contrario. Que tratan de influir en el ánimo de la gente para que no vea cosas nuevas. Para que no experimente. No me estoy refiriendo al Opus, está demasiado generalizada la costumbre para enfocarla en un solo punto.
Pido disculpas si alguien ha pensado (como el último anónimo) que mi intención es animar a ver la película. Tampoco creo que esto llegue a un número importante de personas, seamos realistas. Pero, en cualquier caso, creo que ´no está tan mal animar a que cada uno saque su propia conclusión en vez de prejuzgar según la opinión de otros.
Me despido de vosotros porque, insisto, no tengo ninguna intención con respecto a la película, ni al Opus, ni a Fesser, ni a Dios, tal vez ni a mí mismo.
Salud y ánimo a todos.

PACO SOLAR dijo...

No soy habitual de los foros ni de los blogs. Entré en este por casualidad al buscar comentarios y críticas de esta película.
Los que hayan visto la película habrán entendido la broma de "quién soy yo para...." que no es más que una velada (o clara) alusión a un personaje de la película.
Pero es cierto. de verdad que me parece muy bien que aprovechen el tirón del aumento de visitas a su web.
Creo que de cine, como de cualquier otra cosa, podemos opinar todos, a ser posible, con respeto a lo que los demás opinan y a las diferentes maneras de ver el mundo que puedan existir (lo que no quita ser claro y/o rotundo al afirmar las opiniones).
Yo no animo a nadie a ver la película ni a no verla. Yo lo que creo es que todo el mundo tiene derecho a formarse una opinión propia. Repito: PROPIA. Ya sea de la película Camino, de los beneficios que aporta el Opus Dei a la sociedad, del calentamiento global o del fútbol que juega el Getafe.
Para ello hay que ver, conocer, informarse de los diferentes puntos de vista de las cosas...
Pero me da la sensación de que hay grupos sociales que fomentan todo lo contrario. Que tratan de influir en el ánimo de la gente para que no vea cosas nuevas. Para que no experimente. No me estoy refiriendo al Opus, está demasiado generalizada la costumbre para enfocarla en un solo punto.
Pido disculpas si alguien ha pensado (como el último anónimo) que mi intención es animar a ver la película. Tampoco creo que esto llegue a un número importante de personas, seamos realistas. Pero, en cualquier caso, creo que ´no está tan mal animar a que cada uno saque su propia conclusión en vez de prejuzgar según la opinión de otros.
Me despido de vosotros porque, insisto, no tengo ninguna intención con respecto a la película, ni al Opus, ni a Fesser, ni a Dios, tal vez ni a mí mismo.
Salud y ánimo a todos.

Anónimo dijo...

Para paco solar
Soy el anónimo de marras. No tengo nada que replicar a tu última intervención (muy distinta a las dos anteriores, a mi modo de ver).
Únicamente....que no hay que rizar el rizo. Por ejemplo, es muy habitual que los críticos de cine digan en sus reseñas..."perfectamente prescindible" o "vayan a verla" o cosas así. ¿Qué pasa, que si la peli se refiere a la Iglesia y a uno le parece infumable, no se pueden hacer afirmaciones de ese tipo? Por supuesto, que vaya a verla quien quiera. ¡Faltaría más!
Por cierto paco, imagino que te leerás (si no lo has hecho ya) las obras completas de Josemaría Escrivá. Lo digo para formarte sobre su mensaje una opinión propia: repito, PROPIA.
PD: No soy del Opus.

Agus Alonso-G. dijo...

A ver, no se me agiten.

Estimado anónimo, muchas gracias por sus palabras, pero no hace falta insultar (lo digo por lo de lelo).

Paco, creo que -quitando el insulto- el señor anónimo no le podía dar un análisis más ajustado de lo que aquí está sucediendo. Ya lo dije más arriba, resulta un poco desvergonzado defender una película que es una crítica feroz contra alguien y que cuando otro sale en defensa de ese alguien criticando a su vez la película, se le acusa poco menos que de censor y de cruzado, etc.

Yo no he hecho ninguna cruzada anti-Camino. Si la hiciera, o no hubiera hablado de ella o no hubiese reconocido lo que para mí son logros de Fesser. (Lo que Fesser, por otra parte, no hace con su retrato del Opus Dei.)

Lo que tanto la película como sus defensores me están demostrando es que las recientes generaciones somos más tolerantes que los que vivieron bajo la educación de la dictadura. Estos, incluso para criticar esa falta de libertad -que no seré yo quien defienda- caen en lo que atacan.

Hoy en día, salvo cuatro exaltados, los jóvenes simplemente pasan de la religión, son indiferente. No se embarcan en proyectos anti- como el de Fesser. Hay que ser más positivos, que luego esta gente tan crítica es la que dice que los católicos somos negativos, oscurantistas, apocalípticos, etc. Ya no cuela el rollo inquisitorial, represor, etc. Hace unos pocos años que la moral dominante no es la católica, así que menos victimismo.

El que quera ver la película, que vaya a verla. Pero tiene mi opinión, ¿o es que la libertad sólo os gusta cuando aplaude vuestras ideas? Yo me alegro de que haya libertad aunque sea para soltar veneno injustamente contra los demás, como hace la película.

Y como dice anónimo, Paco, espero que seas tan librepensador que te hayas leído todas las obras de Escrivá para hacerte esa opinión tan amplia que pareces pedir.

Anónimo dijo...

Admiro la bonhomía con la que Agus lidia con cabestros que no merecen respeto alguno. Se nota que es un buen hijo de San Josemaría. Yo también soy cristiano. Reconozco al Jesús del Sermón del Monte, al que confronta a Pilatos, muere en el Calvario y resucita, como hijo de Dios. Pero no soy del Opus y disto mucho de ser santo. Ese genio, -para su familia, socios, amigos y admiradores- llamado Fesser, partiendo de la desgarradora historia de dolor de una familia, articula una torticera y grotesca caricatura de personajes supuestamente ficticios -tira la piedra y esconde la mano-, pero imposibles de disociar de los familiares -madre, hermana, padre- de Alexia González-Barros. Eso sí, todo ello con amplio despliegue de medios técnicos, provenientes de generosas subvenciones del gobierno y empresarios afines, encantados de transmitir una visión denigratoria de los que no comulgan con su ideario progresista. Bien que sabrán agradecer la encubierta siembra de odio que la cinta hará entre los jóvenes. Ya se sabe, el Opus Dei es una mafia compuesta por mentes aviesas, ávidas de dinero y poder, rodeados de un ejército de zombies idiotizados. Sus obras sociales de todo tipo y en todo el mundo, son mera tapadera. En cambio, los patrocinadores de la excelsa peli: TVE, Roures el de la Secta (perdón, la Sexta), etc., son filántropos desprovistos de cualquier ideario que no sea que resplandezcan la verdad y la justicia. Sin asomo de cinismo, Fesser se atreve a declarar que tiene "la absoluta convicción de que nada de lo mostrado va a disgustar al Opus Dei, y si así fuera no sería por culpa de esta película". Pensamos que él tampoco tiene porqué molestarse si le mostramos nuestra convicción de que es un aprovechado y un repugnante hijo de puta... Que le den un oscar.

Anónimo dijo...

Creo que la verdadera historia de esta película es el lógico enamoramiento de una niña. Me ha encantado, creo que aunque siendo un poco larga tiene un ritmo interesante, una puesta en escena preciosa y la historia deja en muy buen lugar a la niña que ama ante todas las cosas, a la madre que lucha como sabe hacerlo y a un padre como otros tantos. Sí es cierto que la madre no es todo lo maravillosa que nos gustaría sobre todo en esta película, pero... no creo que se presente a ese personaje como mala, como un ogro. Es una madre que busca lo que cree mejor para la hija.
No creo que dañe la imagen del Opus tanto como he leído. Y por último, está inspirada en hechos reales no significa "ser un calco".

Agus Alonso-G. dijo...

Bueno... Pongo a Dios por testigo de que no soy el anónimo arriba firmante, ¿eh?, aunque no puedo dejar de agradecerle el juicio sobre mí.

Pitufo azul dijo...

He visto un video en youtube del pase en San Sebastian y parece que gusta bastante. Hablo de cine, ojo. La sala se ve con bastante gente y el publico no se fué sin mas. Se quedan a aplaudir. Y creo que no es muy habitual eso.

Rafael Reailia Pérez dijo...

Siempre que se roza al Opus Dei se monta un buen pollo.
Es una institución llena de errores inmensos, y también de santas intenciones, que no encaja bien las críticas. Pero hay que aclarar que esta película no tiene como fin darle caña.
Solo es una obra de creación con su particular y legítimamente sesgada vivión del mundo. Fesser tiene derecho a no gustarle lo que no le gusta y putearlo en sus obras, dentro de los límites de la legislación vigente, y de ensalzar lo que le gusta.
Cosa que es imposible con el Islam, comento de paso, contra el cual no lo imagino ejerciendo su santa libertad, lo que le desmerece bastante.
La reacción es exagerada. Vivamos los católicos nuestra vida y dejemos que los que nos aborrecen vivan la suya, que ellos se lo pierden.
Por cierto, me descubro ante Agus Alonso, por demostrar un talante extraordinario, dando cabida en su blog a opiniones dispares, y respondiendo con inteligencia y criterio cuando no hay coincidencia, que no tiene porqué haberla. Me he dado una vuelta por el blog de un señor que firma como terzio (al contrario que Agus, no tiene la valentía de decir su verdadero nombre), y ejerce una vergonzosa censura, permitiendose insultar como un energúmeno a aquellos que no se pueden defender porque ni siquiera publica los comentario que se dedica a putear como un bellaco, de cortas luces, por cierto.

Enhorabuena por su blog y de nuevo gracias.

Anónimo dijo...

Todas las críticas me parecen respetables, ya que cada cual tiene propia conciencia y conocimiento para sacar sus conclusiones. No comparto para nada el ideario del OPUS DEI, porque soy cristiana, pero no soy clasista, ni extremista en algunos parámetros ni me gusta la forma en que quieren inculcar su "principios" a los niños en sus colegios. Lo digo con conocimiento de causa. Tengo grandes amigos que han salido escaldados como otros que pertenecen al OPUS y a los que respeto, pero a los que a su vez no permito darme lecciones moralistas (alguna vez he tenido que pararles los pies a alguno de ellos porque no cumplía con su palabra de respeto hacia mi forma de vivir mi fe y mi creencia). Mi vida se basa en la ética y en el pensamiento cristiano. Y no hace falta ni siquiera ver al OPUS para encontrarse con personas a las que la religión ha vuelto poco razonables en algunas cuestiones de la vida. Con esto quiero decir, que no creo que Fesser haya desvirtuado la verdad del OPUS. Otra cosa es que a esta organízación les pesen las críticas que como verdades resultan jarros de agua fría. Se puede amar a Dios, pero cuidado con confundir la palabra de Dios con la palabra de hombre. Porque a más de uno le encanta hablar en nombre del primero con mensajes del segundo. Perdónenme si soy demasiado sincera en cuanto a mi criterio. En cuanto a la película en sí, hasta que no la vea y me documente bien, no considero que pueda juzgarla.El caso es que resulta interesante que se hablen estos temas. Otra cosa es que la versión que se dé sea bien distinta de la de otras versiones. Bueno, toda expresión artística (dígase cine, literatura...) es libre y subjetiva. El objetivismo no existe señores. Así que la verdad absoluta tampoco. Con eso lo digo todo!Un saludo

Anónimo dijo...

Para rafael reailia
Soy el anónimo que más arriba sostuvo una pequeña polémica con quien firmaba como paco solar (por cierto, aprovecho para terciar sobre las polémicas acerca de los anonimatos. Y es que hay gente que echa en cara firmar así, cuando luego ellos firman con seudónimo o con un nombre tan iconfundible como "pepito", "juanito", "antonio", etc. Cada uno tenemos nuestros motivos para darnos o no a conocer. Únicamente me parece mal cuando se insulta o zahiere a otros, amparándose en el anonimato).
Bueno, al grano. Quería mostrarme totalmente de acuerdo con el último comentario de rafael raeilia. Y quería añadir algo: totalmente de acuerdo en que se es muy libre de criticar al Opus, a la Iglesia, al Islam (aunque hasta en esto se deben guardar ciertas formas, pero bueno). Para mí, lo más criticable de la película es la utilización mentirosa de la vida de una persona, cuyos parientes más cercanos todavía viven. Inventándose datos que subvierten los hechos, sin contrastar -ni querer hacerlo- con las personas más cercanas, etc, etc.
Y no me sirve de nada que se diga que es ficción. Vamos a ver, imaginemos que yo escribo una novela sobre un presidente de gobierno español cuyo abuelo lo mataron en la guerra civil. Dicho presidente impulsa una alianza de civilizaciones, no se levanta al paso de la bandera americana, está casado con una cantante de ópera y es de León. En mi novela, además, dicho presidente sodomiza en los sótanos de la Moncloa a sus hijos y a los hijos de los que alli trabajan. Elijo para él el nombre de Pablo Largo Panadero. Luego digo que está inspirada en hechos reales, y, para más inri, que en la vida de José Luis Rodriguez Zapatero, que llegó a presidente de la nación. Pero vamos, que no es exactamente asi, que me he permitido algunas licencias (pero no digo cuáles). ¿Qué tal? Mal, ¿verdad? Pues eso.
No entiendo de leyes, pero me da la impresión de que la familia de Alexia tiene motivos para querellarse contra Fesser. Aunque quizá prefiera no hacerle ese favor...
Saludos cordiales

Anónimo dijo...

Son muchas las obras que se inspiran (algunas se basan totalmente en ellas ya sea con nombres y apellidos o no) en historias reales que afectaron o afectan a familias concretas.
¿O no están inspiradas/basadas en hechos reales obras como “La vida es Bella”, “13 rosas”, “La lista de Schindler” “No sin mi hija”, “Libertarias”, “El niño con el pijama de rayas”, “Sólo mía” y tantas otras de temas muy diversos? Unas con nombres y apellidos, con o sin permiso de las personas reales y otras no.
En ellas, casi siempre, el autor toma partido por alguno de los diferentes extremos que plantea cualquier conflicto. Y sin embargo a nadie se le ocurre acusar a sus autores de aprovecharse del sufrimiento de las familias que las padecieron.
En el caso de la película “Camino”, creo que lo que ocurre es que desde el Opus Dei han intentado acaparar la historia de una niña y su familia durante 24 años, con el objetivo de obtener un beneficio de captación de fieles más que económico (aunque también han publicado varios libros…). Igual que han hecho con tantas otras vivencias parecidas dentro de la Obra y en las que, por cierto, también se inspira la película de Fesser.
Nunca imaginaron que desde otro lugar alguien pudiera opinar y, mucho menos, presentar otros puntos de vista sobre aquellos hechos que ellos consideran de su propiedad.
Y no lo están digiriendo bien.
Saludos y, ¡por dios!, TOLERANCIA.

Anónimo dijo...

Esta polémica ya es vieja. Ya pasó con La última Tentación de Cristo y on otras varias. Los representantes de una religión se van ofendidos por lo que una película propone y tratan de boicotearla. Entonces no se dieron cuenta de que el boicot es una publicidad estupenda y la convirtieron en un éxito de taquilla. Por una entrada anterior, parece que algo se va aprendiendo.

Sin entrar a valorar al Opus Dei, los elementos que actúan en la sociedad deben poder ser criticados. Jordi Pujol tuvo que aguantar cómo Boadella le satirizaba en Ubú President.
¿porqué el Opus Dei va a estar por encima?
Dejemos que haya críticas y argumentemos en contra.
En todo el blog sólo he oido que la pelicula es maniqueista, pero no dan razones en contra de lo que propone Fesser.

Un post anterior:"Es una burla grotesca que pretende animalizar a mucha gente honesta que sólo busca dar un cauce a su fe, vivir su fe. Eso no se puede consentir"

Te has pasado unos cuantos pueblos.

El Opus Dei siempre ha generado mucha polémica (incluso dentro de la Iglesia) y opiniones muy encontradas, exactamente igual que cuando se habla de la Guerra Civil. Un poco de calma no vendría mal.

Si yo fuera del Opus Dei me interesaría ir a ver la película para entender la crítica que se hace. Luego estaré de acuerdo o no.

Pero parece más divertido decir que Fesser es un extremista y negarse a todo.

Luego podemos quemar libros, o censurarlos, algo que la Iglesia española no hace mucho practicaba....

Anónimo dijo...

Hola, a mi la peli me ha gustado mucho, aunque me ha asustado un poco, porque no tenía ni idea sobre el Opus Dei. Es verdad que se meten piedras dentro del zapato? y qué las mujeres les sirven la comida a los hombres (pero ellos no les sirven a ellas nunca) y les planchan la ropa, siendo las sirvientas de los hombres como si estuviéramos en la edad media? Si eso es verdad y las mujeres están al servicio de los hombres, entonces creo que Fesser tiene mucha razón en su película y esa institución o secta o como la queráis llamar resulta manipuladora, denigrante y anticonstitucional (porque los hombres y las mujeres somos iguales, no?).

Saludos creyentes pero no sometidos,

Alejandra.

Anónimo dijo...

Hola, a mi la peli me ha gustado mucho, aunque me ha asustado un poco, porque no tenía ni idea sobre el Opus Dei. Es verdad que se meten piedras dentro del zapato? y qué las mujeres les sirven la comida a los hombres (pero ellos no les sirven a ellas nunca) y les planchan la ropa, siendo las sirvientas de los hombres como si estuviéramos en la edad media? Si eso es verdad y las mujeres están al servicio de los hombres, entonces creo que Fesser tiene mucha razón en su película y esa institución o secta o como la queráis llamar resulta manipuladora, denigrante y anticonstitucional (porque los hombres y las mujeres somos iguales, no?).

Saludos creyentes pero no sometidos,

Alejandra.

Agus Alonso-G. dijo...

Hasta donde yo sé, lo de las piedras en el zapato no es verdad. Aunque sí nos ponemos cilicio, que seguramente será algo que te escandalizará más todavía, así que...

Y, sí, hay mujeres del Opus Dei que eligen ser las madres de los demás, administrando los centros y las casas de retiros. Sin ellas, el Opus Dei no existiría. Entiendo que sea un escándalo para muchos que haya quien decide dedicar su vida a servir a otros, así, sin paliativos, sin mediaciones. Pero hay gente que lo decide, aunque haya quien no soporte su elección porque la considera un sometimiento o que no es libre.

Mi madre, que eligió administrar su casa y sus hijos pudiendo haber hecho otra cosa, no es ni una sometida ni una esclava. Es lo más grande de mi vida, y aseguro que sacaré uñas y dientes en ese tema.

Sin corazones de madre el mundo sería inhabitable. Las numerarias auxiliares son el corazón de madre del Opus Dei. Y si a algunos no les gusta, me parece muy bien, pero que no me vengan con grandilocuencias y aspavientos y que respetan la libertad ajena. (¿Anticonstitucional? Menos, menos)

Anónimo dijo...

Claro. También hay mujeres que deciden hacerse la ablación sin paliativos, sin mediaciones. Hay mujeres que deciden ser maltratadas por sus maridos, sin paliativos, sin mediaciones. Hay mujeres que deciden ser casadas siendo menores, sin paliativos, sin mediación. Hay niños que deciden ser soldados, sin paliativos, sin mediación. Hay hombres que deciden ser esclavos, sin paliativos, sin mediación.
Afortunadamente somos muchoslos que consideramos un sometimiento o una faltade libertad en esos casos.
Y, al menos yo, considero que no es libre quien recibe una educación sesgada que le lleva a decidir ser esclava en una residencia del Opus. Dedicar la vida a servir a otros voluntariamente es lo que hacen muchas monjas, curas, cooperantes en lugares que precisan mas ayuda que los residentes del Opus. Y lo hacen sin ánimos de captación.
Te has mostrado a ti mismo Agus.
PD. Me llamo Luis aunque aparezco como anónimo por mi complta intilidad con la informática.
Te has revelado a ti mismo.

Anónimo dijo...

Sí te delatas, sí.
Acusan a la instiución a la que perteneces de MANIPULADORA, DENIGRANTE Y ANTICONSTITUCIONAL y lo único que cuestionas es lo de anticonstitucional.
Además la acusan por un hecho que no sólo no niegas, sino que defenderás con uñas y dientes.
Pues eso, quedas retratado.

Anónimo dijo...

Soy Alejandra de nuevo, ¿los hombres del Opus Dei no se saben planchar la ropa o qué? o es que esa tarea digna de una mujer es indigna para un hombre? y qué pasa si no eres madre de hijos biológicos o de hijos de la Obra? Y la verdad es que me escandaliza mucho eso del cilicio, pero se me ocurre que también puedes probar a conducir sin cinturón de seguridad, así si te estrellas y mueres sabrás que es porque Dios lo ha querido y si no, pues idem; y si tienes cáncer (que lo tienes porque Dios quiere), pues deja que la enfermedad siga su curso y te reúnes con Dios también (que la medicina y la investigación ya se sabe, pueden ser muy perniciosas). Está claro que yo no quiero tener nada que ver con esa organización, en la que se presupone que Dios es un macho y por lo tanto hay que venerar al resto de los machitos. ¿y si estáis equivocados y vuestro dios no es el verdadero? vais a ir al infierno o a donde sea por ser unos explotadores y discriminadores de mujeres, ah! y si la mujer se porta mal le pegáis por su bien, no? perose me olvidaba las mujeres-madres del Opus Dei no son basura como somos el resto, no? Me indigna leer esta basura sexista en el siglo XXI. El Dios en el que yo creo es mucho mejor que esto y no nos hace ser inferiores según nuestros órganos genitales.

Con espanto,

Alejandra

Agus Alonso-G. dijo...

Los que os retratáis sois vosotros. Fanáticos incapaces de hacer un esfuerzo para entender al que vive de otra manera. Y para criticarlo, usáis la demagogia. Luis, me parece patética intelectualmente hablando la comparación con ablaciones, maltratos, etc. Como tú dices, te revelas. Vuestras palabras demuestran una vez más la típica postura sectaria del que piensa que los que no piensan y actúan como vosotros son medio lelos y hacen las cosas sin libertad.

Los hombres del Opus Dei, habrá quien sepa planchar y quien no. Y no es una tarea indigna para un hombre. Y, de hecho, las maneras de hacer las cosas en los centros del Opus Dei a ese respecto han cambiado y cambian con los tiempos, pero que la administración de los centros dependa de la sensibilidad femenina, superior a la de los hombres, será inalterable. Y si no te gusta, pues allá tú.

Por cierto, que el tiempo que los numerarios no dedican a prepararse la comida la dedican a otros, aunque no sean negritos de África.

De todas maneras, nadie dice que las que no se comportan como ellas sean basura, ni que haya que hacer las cosas así para "salvarse". Eso lo decís vosotros, desde vuestro planteamiento sectario e intolerante. Hay muchos caminos en la vida.

De todas maneras, si el tono de los comentarios va a ser ese, no voy a dejar que esto se convierta en un debate de bareto o de corrala. Aviso que borraré los comentarios en esa línea.

Antonio dijo...

sigo diciendo que te honra que publiques y respondas a comentarios tan agresivos con el opus.
No me gusta el evidente machismo de la obra, pero no parece que nadie esté amarrado con cadenas.
La libertad es un don fundamental de los hijos de Dios y cada uno puede elegir su vida.
Las críticas razonada son buenas. Los tópicos de siempre a mi me parece que no.
En el opus las cosas son como son y no se meten con nadie. Yo nunca sería numerario, pero les admiro.
Y sobre todo, con sus defectos, con sus virtudes, son católicos que buscan la santidad en la vida cotidiana (que no en la vida ordinaria, para mi) sin molestar, dentro de su institución.
Creo que hay asuntos más criticables que no suelen los de siempre dar la caña que sí que le dan al opus.

Anónimo dijo...

Perdona pero no es tan lejana la falta de información y el miedo que llevan a una mujer a no denunciar los malos tratos que recibe de la que lleva a personas muy jóvenes a “decidir” entregar su vida al servicio de otros que, por cierto, aprovechan su tiempo para menesteres más enriquecedores que planchar o lavar ropa.

Tampoco me parecen tan lejanas las motivaciones que llevan a una familia a hacer la ablación a su hija de las que llevan a una familia a inducir a una hija al tipo de vida del que hablamos. Suelen ocurrir ambas cosas porque no conocen otra manera de hacer las cosas o, sencillamente, “porque siempre se ha hecho así”

Me llamas fanático y dices que borrarás los comentarios en esa línea.

Te sientes por encima de la gente que debate en baretos o corralas. ¿Por qué?

Me llamas incapaz de hacer un esfuerzo por entender al que vive de otra manera y te equivocas. Yo entiendo a la gente del Opus, a los de a pie. A los que les han enseñado a seguir el camino y a quien, generalmente, nadie ha mostrado las bondades de otros caminos. También entiendo a los que conociendo otros modos de vida se decantan por éste. Entiendo la fé en dios aunque yo no la comparta. Pero no entiendo a los que dictan normas con el fín único de mantener a su rebaño unido y en pos de la institución por encima de todo (¡Ojo! Que esto ocurre en muchas más instituciones). Ni a la Iglesia que se enriquece, da igual a costa de quién pero convendrás conmigo que nada está más lejano de lo que predicó Jesús.

No me parece respeto a las mujeres esclavizarlas y dorarles la píldora con esas flores sobre la sensibilidad femenina y los corazones de madre (¿demagogo me llamabas?). ¿Acaso es que se piensan que no sirven para otra cosa?

Por cierto ¿una numeraria auxiliar decide cuándo tiene que ponerse un cilicio o alguien le aconseja en qué momentos es preciso hacerlo?

Mira por donde, al final está aflorando lo que algunos nos temíamos. Ya ha salido lo que realmente molesta de la película de Fesser: además de esa pasión por el dolor como algo bueno, se descubre parte de la vida en residencias del Opus Dei (creo que PacoSolar hizo alguna referencia y no iba tan descaminado).

Porque no se si os dais cuenta pero hace rato que ya no molesta el tema Alexia (personaje que por otro lado quién ha convertido en público ha sido el Opus y no fesser).

Yo me retrato sin rubor. Y yo no he llamado a nadie fanático, ni basura, ni sectario ni intolerante. Pero creo que hay que mostrar las cosas claras.

Agur.

Luis.

Anónimo dijo...

Sí, claro, Luis. ¿Y quién hace todos esos comentarios que nada tienen que ver con Alexia? ¿Tú, por ejemplo, quizás? Hay que fastidiarse hasta donde puede llegar el cinismo. Después de tropecientos comentarios que se centran en criticar al OD, y agus saliendo con paciencia a contestarlos, ¡encima se le acusa de contestarlos! ¿Os imagináis que se pone a hablar de Alexia? "No te salgas por la tangente", le dirían.

Demagogia es por ejemplo, tomar la frase en la que agus está dispuesto a defender con uñas y dientes LO QUE SU MADRE HA HECHO POR ÉL, y después decir que se retrata por defender con uñas y dientes EL QUE LA OBRA SEA MANIPULADORA, INTRANSIGENTE Y CONSTITUCIONAL. Vamos, más que demagogo, el que dice eso es mala persona.

Luis, entonces supongo que conoces a agus que, hasta donde yo sé, es uno del Opus de a pie...

Ah, por cierto, yo también voy a salir del anonimato como Luis: soy Perico. Sí, sí, el de los Palotes.

Anónimo dijo...

Perdón, quería decir, ANTICONSTITUCIONAL (ah, y DENIGRANTE, que no INTRANSIGENTE, jeje...he vuelto a leerlo y era eso)
Saludos agus...y paciencia.

Perico (el de los Palotes, quién va a ser)

Anónimo dijo...

No tengo yo tan claro que sea de a pie. No sé con qué rango pero me parece un "creador de opinión". Tiene blogs, publica libros, aparece en prensa alguna vez...
Nada contra la madre de Agus. Todos mis respetos. Ni contra Agus. Sólo a favor de la película y de que el arte, sea el que sea, pueda mostrar la REALIDAD de cualquier institución (todos somos iguales). Ojalá algún día alguien muestre las interioridades de los partidos políticos (cualquiera), o de los gobiernos, o de los consejos de administración de los bancos.....
Luis

Agus Alonso-G. dijo...

Manda huevos. Ante semejantes argumentos, es como discutir con un muro.

Lo que más me jode de la web 2.0 es que uno tenga su huequito (este blog) y venga gente como Luis y se crea que tiene derecho a venir a escupirte en la cara y que encima tengas que .

Tus incoherencias son lamentables: primero me acusas de elitista y luego denigras el trabajo de miles de mujeres que se dedican a administrar su casa. Echas en cara que no se hable de la película cuando, como dice Perico (el de los PAlotes), no he sido yo el que ha desviado el tema. Me retas a no borrar un comentario, olvidando que este es mi blog, no un servicio público.

Pero, insisto, te retratas.

Y sí, soy una persona de a pie, educada en Vallecas, que heredó la ropa y los libros de texto de sus hermanos y que nunca fue a Candanchú de vacaciones, porque no había dinero en su casa. Pero mis padres siempre me han enseñado, aunque ellos no tenían carrera universitaria, el amor por el trabajo, los libros y la formación. ¿Tengo que pedir perdón por eso?

Rosie the riveter dijo...

Confieso que el tema de las numerarias auxiliares es una de las cuestiones que me resultan más chocantes del OD.

Coincido con Agus en la importancia de este sector de miembros para la vida, o mejor dicho, para la supervivencia del OD como actualmente se conoce. Si no hubiera numerarias auxiliares el OD no sería lo que es, lo tengo clarísimo.

Si existe una asociación entre numerarios del OD y cierta excelencia profesional en el campo universitario, profesiones liberales, etc. creo que es debido, en muy alta medida, -amén de por la voluntad de santificarse en el trabajo, ideal que muchos profesan sin pertenecer al OD- a que existe detrás toda una estructura logística que permite tener las necesidades materiales primarias de una vida cotidiana resueltas. Ropa, compra de alimentos y elaboración de comida, limpieza del lugar que uno habita... todas esas actividades restan bastante tiempo al "ora et labora". Ya lo creo... Debéis estarles muy agradecidos/as.

No les niego a las numerarias auxiliares ni el mérito ni el valor del servicio y la dedicación ni la dignidad por consagrar su vida a estas tareas y querer santificarse en ellas. Como a cualquier ama de casa, dicho sea de paso.

Lo que me resulta chocante es la pretensión de imbricar la trascendencia, lo sobrenatural, con la resolución de una cuestión logística. Desde mi punto de vista, en el diseño del OD era necesario que alguien se ocupara de esas tareas "a ras de suelo" para que, como reconoce Agus, los miembros numerarios se dedicaran con plenitud a las tareas profesionales y de formación que tienen encomendadas. Perfectamente comprensible. Pero de ahí a dar el paso de configurar como una vocación de naturaleza sobrenatural ese específico servicio a los demás, una llamada divina que, llamativamente, sólo se dirige a las personas del sexo femenino... No sé... Pelín sexista Dios ¿no?

Es verdad que, de ordinario, las mujeres parecemos mejor dotadas para determinados desempeños. Podríamos entrar en un largo debate acerca de hasta qué punto es condicionamiento biológico o cultural (personalmente, me inclino por pensar que pesa más lo segundo que lo primero). Es una evidencia que existen hombres igual o mejor dotados para las tareas domésticas que muchas mujeres. ¿Si existe una llamada sobrenatural a las mujeres, por qué no se admite que pueda existir para los hombres? Si a ello le sumamos el perfil sociológico de extracción de las numerarias auxiliares... Es cierto que los/as numerarios/as no necesariamente provienen de un entorno familiar o social acomodado. Pero es que el caso inverso (mujer de entorno familiar o social acomodado, que no reúne un perfil, digamos, intelectual para ser numeraria, e ingrese como numeraria auxiliar) me temo que no se da. Pelín clasista Dios ¿no?

No puedo evitarlo... todo esto me parece humano, demasiado humano. Me confirma en esta percepción haber tenido noticia de que en EEUU no es extraño que los centros masculinos de numerarios sean autónomos, es decir, que ellos se lo tengan que guisar y ellos se lo tengan que comer. Lo que, por otra parte, tiene la ventaja, imagino, de descomplicar bastante ese maremágnum de reglas organizativas dirigidas a garantizar la integridad de la "pared de cal y canto" que ha de levantarse entre "santa y santo".

Dicho esto, agradezco a Agus que haya abierto este espacio de debate en el que permite que todos -de momento, espero que siga siendo así- podamos volcar nuestras impresiones desde posiciones tan variadas. Lo menos que se puede exigir es que se tenga el mínimo respeto al anfitrión de esta casa virtual que generosa y tolerantemente nos acoge.

Saludos
Rosie the Riveter

Anónimo dijo...

Suscribo absolutamente el párrafo final de tu última intrvencón, Agus.

Yo también soy una persona de a pie, educada en Vallecas, que heredó la ropa y los libros de texto de su hermano y que nunca fue a Candanchú de vacaciones, ni siquiera a la playa, porque no había dinero en su casa. Pero mis padres siempre me han enseñado, aunque ellos no tenían carrera universitaria, el amor por el trabajo, los libros y la formación. ¿Tengo que pedir perdón por eso?

Agradezco la permisividad de tu foro a la hora de publicar mis comentarios. Y seguiré haciéndolos en la medida en que, para mí, es un foro público. Llegué a él buscando comentarios sobre la película y encontré una tertulia interesante.

Yo no saqué el tema e las numerarias auxiliares (por cierto, respeto enormemente la labor de as amas de casa).

Insisto en que yo no descalifico a nadie. He conocido en mi vida a gente del Opus (mi propia niñez e vio rodeada, en Vallecas, de centros de encuentro que dependían de él). He conocido tambén a miltantes de izquierdas y derechas igual de adoctrinados. A familias musulmanas pro-ablación. También a mujeres maltratadas, a niños soldado abducidos, en ambos casos, por su popio destino.
A todos ellos les he comprendido denro de su mundo.
Pero en el mundo global (no digo globalizado), en el de todos, me cuesta entender determiadas actitudes.
¿No puedo exponer mi manera de verlo?
Saludos
Luis

Anónimo dijo...

Me parece muy injusto amenazar con censurar los comentarios que no consideres apropiados según tu moral. Me parece injusto criticar una película que se ha inspirado en un hecho real (ojo, inspirado) para contar otras realidades.
Me parece denigrante como habláis de las mujeres y de las madres, cosificandolas, convirtiéndolas en vacas amamantadoras y sustentadoras de unos ideales sexistas y vejatorios.
Me parece todo muy injusto.
Dios está en el corazón de cada uno, y no hay ningún corazón mejor que otro.
Dios está siempre conmigo y confío en su justicia, porque me hace sentirme libre, única e igual a tod@s. Ni menos ni más.

Alejandra.

Borja López dijo...

Después de un buen rato leyendo todos los comentarios (todos), me he formado una opinión propia. (Repito:PROPIA) y es que -como diría cualquier personaje de serie B- la demagogia es un arma sin licencia.

He visto comentarios inteligentes y abiertos al debate (JJMuñoz, Rosie,...) y otros comentarios ligeros y pretendidamente hirientes (anónimos sin firma, casi siempre), pero los comentarios que no entiendo son los demagógicos... sobre todo cuando los escribe alguien que no da la cara firmándolo, ni la dará contestando una réplica.

En fin, Agus. Qué paciencia, chico.

Para animar la discusión sobre la película (que es de lo que creo que se trata) sólo citaré una frase de la película Sister Act: "No hace falta probar la miel para saber que es dulce", que en estos tiempos (y con esta película) se podría reescribir como: "No hace falta probar la mierda para saber que no me gusta".

Hay gente con una opinión que valoro tanto, que me ahorran dinero.

Saludos,

Anónimo dijo...

Pues nada, Borja, a seguir pensando que sois la ética absoluta y que la única forma válida de pensar es la vuestra. Pero critica a los demás por sus críticas (valga la redundancia) mientras tu eres tan benevolente con una película que no has visto diciendo que no te hace falta probar la mierda porque sabes que no te gusta (es irónico, por si no lo habías pillado). Y citar una frase de una peli tan mala como Sister Act es lamentable, lo que demuestra que tampoco eres mucho de fiar a la hora de tener en cuenta tus opiniones.

Alejandra.

Agus Alonso-G. dijo...

Gracias, Borja.

Sí, Luis, puedes mostrar que te cuesta entender determinadas actitudes, pero hazlo con cierto respeto, el mismo con el que has escrito tu último mensaje, muy diferente en el tono de los anteriores.

Lo que tú digas, Alejandra. Lo importante es que seas feliz.

Muy interesante tus objeciones, Rosie. Merecen más tiempo del que ahora tengo para escribir, pero las he estado rumiando. Te avanzo que ya he dicho que los modos de hacer las cosas pueden cambiar, que lo importante es lo que hay de fondo, el hecho de que el Opus Dei es una familia y las familias tienen un corazón de madre. Cómo ese corazón se desarrolla "organizativamente" puede variar de una familia a otra, de una época a otra.

Precisamente, los que critican esta forma de vivir la vida son los que se quedan en la forma (no digo que no podamos cometer el error también los de la Obra de quedarnos en esas formas, a veces no es fácil discernir lo esencial de lo accidental).

Ya hay muchas numerarias auxiliares con una gran formación académica, unas se dedican a la administración en exclusiva, otras lo compatibilizan con otro trabajo profesional, como muchos padres y madres. Porque en eso tienes razón, no creo que haya diferencia entre unos y otros si hay una visión trascendente de su misión. Insisto que yo lo he visto en mis padres, en los dos, que se han repartido "igualitariamente" el trabajo doméstico sin necesidad de pactos ni tonterías, sino porque se quieren y se exceden el uno por el otro. (A la vez, reconozco que no he sido buen alumno de tan grandes maestros.)

Yo sí creo que algo de cultural hay en muchas cosas de "organización" en las familias. De hecho, pienso que es necesaria una nueva masculinidad más afectiva, más involucrada en los hijos, más alejada de ciertos patrones tradicionales (creo que esa nueva masculinidad ya se está dando en muchos hombres de mi generación). Pero tambié creo que hay cuestiones antropológicas, biológicas, de psicología evolutiva, que son inamovibles. Que cada caso es cada caso, pero ser hombre y ser mujer es diferente, aunque seamos iguales en dignidad, faltaría más. Y que el papel afectivo-organizativo-antropológico madre es nuclear. Lo he dicho otras veces, insisto, son los corazones de madre, en los que prevalece la intuición amorosa sobre la fría racionalidad, los que hacen este mundo habitable.

Por otra parte, y ya me estoy alargando más de lo que el tiempo me permite, para mí sigue siendo un misterio que Dios se encarnase en un varón. ¿Un pelín machista? No sé. A veces pienso que es porque nosotros estamos más necesitados de redención. (Lo digo un poco en broma, pero a lo mejor no tanto; la cita que puse de Las partículas elementales sobre el hombre haciendo "avanzar la historia" a golpe de violencia me avala, je).

Toda obra divina realizada a través de los hombres se lleva a cabo en el tiempo, en la Historia, de ahí que sea lógico que las formas cambien. Es la grandeza y la miseria del que Dios quiera servirse de nosotros para llevar la creación a su cumplimiento.

Y creo que ya estoy flipando mucho.

Rosie the Riveter dijo...

Gracias por la respuesta.

Tampoco yo querría extenderme en un debate (teológico) en el que me declaro absolutamente lega, además de que tampoco voy sobrada de tiempo.

Creo que hay puntos de conexión entre tu planteamiento y el mío. Coincido en las dificultades para discernir lo esencial de lo accesorio, histórico o coyuntural, y, con ello, el peligro de la absolutización de lo accesorio.

En cuanto a que Dios se encarnara en un hombre y las conclusiones que se pueden inferir de ese hecho, me parece un tema interesantísimo. Pero, convendrás conmigo en que no es un debate que se sitúe en el mismo plano que la vocación exclusivamente femenina al "numerariado auxiliar": aquí estamos hablando de una pluralidad de personas que se pueden sentir inclinadas a servir a los demás en un determinado campo de actividad, pero sólo se da salida en términos de vocación religiosa a las mujeres. A mí eso me resulta desconcertante.

En cuanto a la otra cuestión que planteas, Dios se encarnó en un ser humano, por lo que sólo cabían dos opciones: o era hombre o era mujer, las dos cosas a la vez, imposible (aunque ahora podría venir cualquier experto/a en género o transexualidad o similar y decirnos que sí, que es posible, pero no compliquemos más la argumentación). No creo que puedan extraerse lecturas ni consecuencias sexistas de ese hecho.

Una vez me quedé enganchada a un debate en la tele en el que, tangencialmente, se trataba la polémica del sacerdocio femenino. El gran argumento para rechazarlo es, precisamente, que Jesús y sus apóstoles eran hombres. Recuerdo que había presente una teóloga que aportó una argumentación en contra que me pareció muy sugerente: Dios se encarnó en un ser humano en un concreto momento de la Historia y habría adoptado el sexo que resultaba más conveniente para la transmisión de su mensaje en ese concreto momento histórico (lo mismo vale para los apóstoles).

Y, la verdad, es que se pone una a pensar, una mujer predicando subida en lo alto de una peña en el siglo I... no sé cuántos la habrían escuchado (incluso a día de hoy podríamos hacernos esa pregunta). Y me acordé de algún pasaje del Evangelio que en su momento me hizo gracia, no recuerdo exactamente, donde se desliza que los apóstoles no creían las noticias de la resurrección que les dieron las mujeres (cosas de mujeres, aaaaayyyyy, esas locas....)

En fin, que me parece un argumento sugerente (aunque reconozco que se podría, a su vez, rebatir: si la eficacia en la transmisión del mensaje es el criterio que define la encarnación en un determinado ser humano no tiene mucho sentido encarnarse en el "hijo" de un carpintero; por lo que habría otras razones que justifican esa concreta encarnación...) No sé...

Parece que a mí también se me va la olla -en mi caso, con menos justificación todavía-. Y además, nos salimos del tema del hilo...

Saludos
Rosie the Riveter

Tribeca dijo...

Buenas tardes. Me ha parecido muy interesante el comentario y tu opinión sobre la película de Fesser y sobre todo me ha llamado la atención que hayas ido a verla siendo miembro del Opus Dei. Tengo familia muy cercana (cuñado y sobrinos) que son supernumerarios y no pueden ver todo lo que quieren, solo lo que les permiten en la Obra. Desde luego esta película la tienen desaconsejada por completo. Por eso me han interesado mucho los comentarios que vienen de tí que estás dentro de la Prelatura.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Yo he visto la película y me ha encantado, tanto por el trabajo de los actores como por el montaje, es fascinante. Creo que es bastante objetiva en el retrato que hace del Opus (lo conozco muy de cerca), no hay nada hiriente, simplemente es tal cual. Pienso que la película gustará bastante, tanto a creyentes como a ateos o agnósticos; desde luego da qué pensar.

Inmaculada

Anónimo dijo...

Si Dios existe -algo indemostrable, como su no existencia- no creo que desee que se le venere a través del sufrimiento y el dolor, y menos de una criatura.
Saludos

LouAnne dijo...

Soy católica practicante, de las que dedican tardes, fines de semana y veranos, a entender por qué la fe es razonable, cómo puede responder a la pregunta por el sentido del hombre contemporáneo - empezando por la mía - qué tiene que ver con el comunismo, con el nihilismo - es decir, qué parte de razón tienen - cómo puedo acompañar a la gente que me rodea en su camino hacia Cristo sin distorsionarlo, ni hacerles violencia, simplemente que puedan conocer lo que yo he conocido.

Y no entiendo por qué los "progres" se dedican a escupir en los foros lo primero que les pasa por la cabeza. Y tampoco entiendo por qué es científicamente imposible que en España salga una película que hable bien de la Iglesia. ¿Es que nadie se preocupa por intentar entender el punto de vista del otro honestamente, fuera de la Iglesia? No sé, no los imagino haciendo seminarios sobre cómo acompañar al creyente en su camino al ateismo, partiendo de su propia humanidad, desde el respeto; o estudiando la génesis de la Iglesia católica.

Yo me acerqué al Opus Dei - al que no pertenezco, ni frecuento ahora porque mi camino era otro, pero respeto profundamente – porque por primera vez encontraba gente interesante, inteligente y que se tomaba en serio su vida. Con mis amigas del Opus empecé a interesarme por el cine el teatro o el arte contemporáneo. Porque el resto de mis amigos, muy majetes y tal, pasaban las horas matando el tiempo, o hablando de la nada. Y he conocido a mucha gente, he leído y viajado mucho, y lo he intentado: he fumado porros, he perdido tiempo y zapatos en los botellones, me he liado con desconocidos, yo me apliqué a fondo para divertirme como el resto ¡pero era un coñazo! En el Opus Dei hay cosas que me sacan de quicio, porque en todos sitios cuecen habas. Pero si nunca me he planteado abandonar la Iglesia es, por supuesto por mi fe en Dios, pero también (incluso cuando la fe pueda flaquear), porque los católicos son la gente más interesante que conozco. Yo me aburro con facilidad, y la Iglesia es el único lugar que jamás me decepciona, siempre hace mi vida más apasionante.

He aquí mi pregunta: si yo esta Iglesia la he conocido en 3 continentes (desde NY hasta el Líbano), ¿por qué los medios de comunicación españoles nunca se la ha encontrado? ¿y de dónde han sacado tanta Iglesia casposa y rancia? porque yo más de 5 así no he conocido. Bastaría que alguno se propusiera mostrar las cosas como son, e intentar entender la realidad que les rodea. La realidad habla clara, y no necesita que nos dividamos en bandos, es tozuda y dice siempre lo mismo.

Y eso que quería escribir un post corto diciendo “ánimo Agus, paciencia”.

Agus Alonso-G. dijo...

Rosie, obviamente, la encarnación de Dios en un varón y la vocación exclusivamente femenina a la administración de los centros no están en el mismo plano. Lo que quería decir sin mucha explicación es que también se podría pensar que Dios es machista por otras decisiones que ha tomado a lo largo de la historia de la Salvación.

La explicación de que lo hizo porque en ese momento era lo que más llegaba me parece insatisfactoria, porque supone decir que Dios estaba obligado a encarnarse entonces, y no cuando el mensaje predicado por una mujer tuviese mejor acogida. Te confieso que no sé la respuesta de por qué Dios se hizo varón, y la verdad es que me subyuga.

Tribeca, eso de que no pueden ver lo que quieren me suena a que alguien los tiene atados en algún sitio. Si no van a verla es porque no les da la gana, aunque sea porque les han recomendado no ir a verla. ¿O es que lo que en unos casos son recomendaciones en otro son imposiciones? Pero te agradezco tu interés.

Inmaculada, me parece respetable que esa sea tu opinión. Como ya he dicho, a mí me parece que no es objetiva y sí hiriente en su tergiversación y descontextualización, para una institución y para una familia.

Anónimo, en el cristianismo, a Dios no se le venera con el dolor. En el cristianismo, el misterio del dolor tiene un valor redentor, no placentero como mucho simplón pretende hacer creer por ahí. Y, por cierto, no hace falta ser cristiano para experimentar el valor purificador que puede llegar a tener el afrontar el dolor sin miedos.

Querida LouAnne, no te imaginas cuánto he agradecido tu mensaje. Es una forma muy bonita de decir "Ánimo, Agus, paciencia".

Tu pregunta es oportunísima, y la tarea que tenemos las generaciones de católicos que protagonizamos y protagonizaremos la vida en esta España nuestra, en esta Europa nuestra, en los próximos decenios es tratar de responderla y hacer llegar a esos medios y a esa moral dominante el rostro amable del que hablas.

Si no llega supongo que es en parte culpa de los que no quieren atender a razones y en parte culpa nuestra, porque no dedicamos ese tiempo que tú sí dedicas a tratar de entender al otro (que es en el fondo entenderse a sí mismo), a formarnos en profundidad, a rezar para acceder a la Razón creadora de la que habla B16... Pero también el problema de los que no quieren entender es que muchas veces se conforman con tópicos, con frases hechas, con datos falsos o manipulados (como la película de Fesser, por ejemplo)... España tiene graves carencias de formación y de rigor intelectual y eso lo acabamos pagando católicos y no católicos.

Anónimo dijo...

Cierto, lo de las carencias formativas de católicos y demás, pues si la fé fuese demostrable no sería una virtud teologal, como no lo son el álgebra de Boole o el Efecto Hall.
Si Dios existe -cosa no demostrable, igual que la no existencia- debería recordaros que os dio el cerebro para razonar, no para dogmatizar

LouAnne dijo...

Agus, muchas gracias por tu respuesta; sé que en la obra dedicáis mucho tiempo y esfuerzo a la formación, aunque no se centre tanto en la cultura contemporánea o el diálogo fe-razón, pero cada carisma tiene su trabajo que hacer, no?

Anónimo de las 13.56, hablando de la falta de formación, “fe” no lleva acento. Si te pasas por rae.es para comprobarlo (y que te lo demuestren, ya que entiendo que no te fías de mi palabra), busca la definición “cientificismo”. Creo que te sentirás identificado. Y creo, además, que la postura que identifica lo creíble con lo demostrable, deja al hombre a mitad, impidiendo la existencia misma de la cultura (si tuviéramos que demostrar cada paso que hemos dado en la historia, nunca se avanzaría; nos fiamos de los resultados de quienes han estado antes que nosotros) y es impracticable en la vida cotidiana: ¿quién te demuestra que tu mujer/novia/compañer@ sentimental no te engaña ahora mismo? ¿y ahora? ¿y ahora…? ¿Quién te demostraba de pequeño que el colacao que te ponía tu madre no estaba envenenado? No es poca cosa, deberías comprobarlo antes de comer, ¿no? ¿Quién demuestra que el arte es bello o el amor posible? La razón humana se basa en certezas morales y evidencias, y poner ambas en duda es – por resumir – una estupidez, una trampa para la que la razón no tiene respuesta, porque la pregunta está mal planteada. ¿Cómo se puede demostrar que tú mismo existes?
La cultura y nuestras acciones en la vida cotidiana se basan en la fe, es decir, fiarnos de lo que nos dice un testigo que consideramos válido porque tenemos buenas razones para ello. Y saber de quién fiarse es un arte – no una ciencia – que se aprende durante toda una vida. Te invito a leer “El sentido religioso”, de Luigi Giussani, donde explica esta dinámica mejor que lo que puedo hacer aquí.

M.LozG dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Borja López dijo...

Me alegra comprobar que, días después, el debate ha tomado un cariz distinto: los posts son más pensados, los argumentos más profundos (con alguna excepción), y lamento profundamente que mi falta de formación (aunque escribo fe sin tilde) me impida participar al mismo nivel.

Enhorabuena a Rossie, Louanne y, por supuesto, Agus por profundizar un peldaño más.

Alejandra, interpreto por tu comentario "a seguir pensando que sois la ética absoluta y que la única forma válida de pensar es la vuestra" que no estás de acuerdo conmigo en criticar la demagogia. Porque no he criticado otra cosa. Una pena.

Tampoco entiendo que invalides mi opinión por citar una película "lamentable". Es como si yo invalido la tuya por ser incapaz de poner tu nombre en el título del post. Y no lo haré, aunque tu habilidad con la informática te traerá más problemas en el siglo XXI, que a mí mi gusto para las películas.

En cuanto a mi argumento de la mierda, creo que Louanne dice algo parecido y con mejores palabras en su último párrafo.

Ya he dicho antes que no puedo participar al mismo nivel.

Anónimo dijo...

Lou Anne. Te descalificas demostrando que no tienes ni idea de Epistemología. Lee los Tres Diálogos de Berkeley y no dirás esas "perlas" del colacao. O tal vez lo de Pienso, luego existo
¿Qué te importa si creemos o no?
El problema radica en el miedo a la muerte y la incapacidad de aceptarlo. Mala suerte :-(

LouAnne dijo...

Anónimo de las 5.08: ¿eh? ¿Me lo puedes explicar un poco mejor? Has sido tan esencial que no entiendo por qué y en qué no estás de acuerdo conmigo.
Borja, lo de la mierda es mucho más expresivo, no lo niegues.

Anónimo dijo...

Antr todo, disculpas por mi tono. Yo me parto el pecho por defender tus ideas aunque no las comparto, y no debo reflejar esa emotividad.
Lo único, que me gustaría recalcar es que NADIE puede probar la existencia de Dios, y NADIE puede negarla. Eso es lo bonito de quien tiene fe. La fe no se demuestra, pues ya no es fe. Lo que si, es que no podemos entremezclar la realidad con la trascendencia.
No soporto que se pretenda imponer la idea de Dios -idea bonita por otra parte- pero que está en el sentimiento íntimo de cada uno.
Yo creo en el amor, la justicia, la bondad, el respeto, la belleza, la inocencia... y más cosas. Me moriré y ya está. Los recuerdos es lo que queda y las obras. Pero no destroceis las cosas, buscando la cuadratura del círculo. No caigais en el error del fanatismo. No podeis demostrar esa existencia. Si no lo consiguieron Platón -el padre del cristianismo- Leibnitz o Kant, ni lo contrario fue conseguido por Marx o Nietzsche ¿lo vamos a hacer a través de nuestra capacidad intelectual mucho más inferior?
Por cierto, vosotros no incurrís en el error tipográfico fé/fe pues es la palabra que mas escribís. Eso no es malo, de la misma forma que el chocolate : tomado con moderación.
Conste mi afecto por esa criatura tierna que era Alexia, y mi certeza de que si hubiese un cielo -que yo no creo en él- estaría seguro. No puedo decir lo mismo de otra gente del santoral.
Afectos
El anónimo de las 17 y pico

Anónimo dijo...

No comprendo, como decís que un ataque al Opus es un ataque al cristianismo. Ortodoxos, coptos, calvinistas,anglicanos, evangélicos en general, son cristianos y no tienen nada que ver con el OD. Pero es que ni siquiera un ataque al Opus, es un ataque al catolicismo. Dentro de la Iglesia, hay corrientes, órdenes y fieles que no pueden verlo ni en pintura. Mal que os pese, el Opus Dei no es el ombligo de la crsitiandad.
Juanjo Canut

Lou Anne dijo...

Querido Anónimo de las 17 y pico,
Lo de la fé era con humor, es un error muy común. Pero es que me mata que se piense que los católicos son unos incultos, cuando en general suele ser más bien al revés!(Por cierto que "más" también lleva acento en esa frase...).

Lo que a mí me importa no es tanto que la gente crea en Dios, porque eso entre otras cosas es en parte un don, y un camino personal que cada uno debe recorrer. Lo que me preocupa es que en la cultura contemporánea - sobre todo en España - se entienda la verdadera naturaleza del hecho religioso, y la pretensión cristiana. Para un creyente, la realidad y la trascendencia no están separadas. La trascendencia es real, tanto como lo son el amor y el odio. Porque en la vida del hombre no sólo cuenta lo que se puede demostrar, es más, las cosas más importantes no se pueden probar.
El catolicismo dice que si todo hombre tiene aspiración natural al infinito, y todo lo que aparentemente conoce es finito, tiene sentido pensar que la realidad se extiende más allá de lo que perciben nuestros sentidos, y el infinito pertenece también a la vida del hombre, de forma real. ¿Es acaso más razonable pensar que el hombre es un deseo inútil?
Después, los cristianos (yo hablo por los católicos) decimos haber encontrado la respuesta a esa necesidad de infinito, en una persona concreta, que nació en un año y en un lugar, dijo ciertas cosas, y prometió continuar su presencia concreta a través de nuestra presencia concreta. Esa persona podía responder a nuestro deseo de infinito porque era Dios, y acercarse a nuestra humanida porque era hombre.
Puede ser misterioso, pero no irracional.

Si eso no se entiende, se piensa que la fe es un sentimiento, más o menos raro o bonito, y que no debe tener nada que ver con la vida "real" - y mucho menos pública!! Pero quien dice eso, no es porque no tenga fe, es porque no entiende su naturaleza.

Anónimo dijo...

Pienso que estoy de más en este foro, así que ésta será mi última intervención.
Vale Lou Anne, comprendo tu postura, aunque no la comparta. Veo que la FE, te ha ayudado a enderezar tu vida y eso es positivo. De todas formas no es la única via, y existen otras no religiosas tan válidas como la tuya.
De ninguna manera, utilizaré el término irracional en el sentimiento religioso; abstracto, puede; irreal también, pero irracional jamás. Irracional, por ejemplo es ensalzar a un líder católico con nombre de fruto seco, y decir -lo he oido personalmente - "Por fin ha regresado Cristo a la tierra" o adorar personas - santos con vidas personales muy dudosas, o encontrar un motivo de gloria, en la muerte de una niña adorable -ninguna religión, tomaros ésto como queráis, pues me resbala, vale lo que la vida de un niño
Sobre la importancia de la Iglesia en la historia de España.. incuestionable: las catedrales, las universidades, el conocimiento, la represión, el oscurantismo, la rebeldía a los tiranos. No seré yo quien niegue su importancia fundamental
Afectos
El anónimo que no quiere dar más la vara

Lou Anne dijo...

Anónimo, esta también será mi última intervención - nos hemos quedado bailando solos!
Quería decir sólo, por lo que tiene que ver con la película, que el catolicismo no encuentra motivo de gloria en la muerrte de un niño (lo haría si sacrificara niños). El motivo de asombro y gloria es que alguien pueda mirar a la muerte más allá del miedo y el dolor, conservar la esperanza en ese momento. Y si eso ocurre en el caso de una niña, es aún más sobrecogedor.
He dicho.
Buenas noches a todos, y gracias, Agus.

Agus Alonso-G. dijo...

Anónimo, que existan otras vías no religiosas tan válidas como la que propone LouAnne es precisamente lo que habría que discutir, lo que pasa es que el relativismo es comodón y cobarde porque se conforma con decir que todo es igual de válido (cuando, de hecho, todos actuamos sabiendo que no es así).

El sentimiento no es racional, anónimo, de modo que en ese sentido sí es irracional, aunque pueda –deba- ser dirigido por la razón. El hombre es mucho más que sentimiento, y la religión también. Y la fe, aunque obviamente no es racional en el sentido de que se pueda alcanzar con la sola razón, sí es razonable. La fe no repugna a la razón. No repugna a la razón que haya una realidad trascendente.

Tú, como Fesser, te puedes quedar en los errores y mixtificaciones que podamos llevar a cabo los católicos y de los miembros de la Iglesia para desautorizar a la persona y al mensaje de Cristo, pero es bastante cobarde y muy poco riguroso, porque los seres humanos cometemos errores, sea a la hora de vivir una religión, de formar una familia o de dirigir una ong de cooperación al desarrollo. Habría que ver tu vida bajo el microscopio, tú que eres tan crítico con los demás, a ver si tienes autoridad moral para ir juzgando.

Por otra parte, lo realmente pernicioso de la mentira –eso es la película de Fesser, no sólo ficción (me encantan las ficciones) sino además mentira- es que distorsiona el debate cuando se construye sobre ella. Lo digo porque tú argumentas en base a una visión falsa de Fesser, en base a las pajas mentales que él se hace sobre lo que pasaba por la cabeza de Alexia, como ha dicho recientemente, para atacar a una institución.

Lo de Platón “padre del cristianismo” me ha dejado epatado.

A Juanjo Canut, si son cristianos, algo tendrán que ver con el Opus Dei, Que haya gente que no nos pueda ver ni en pintura no significa que no tengamos mucho en común. Mal que te pese, no tengo ningún interés en que el Opus Dei sea el ombligo de la cristiandad, pero, claro, contra la fuerza de tus argumentos no se puede apelar.

Por cierto, Lou Anne, en la Obra dedicamos mucho tiempo a la formación aunque no se centre en el diálogo fe-razón ni en la cultura contemporánea. Pero eso es algo que yo hago por mi cuenta.

Lou Anne dijo...

Agus, por si quedaba alguna duda, eso es lo que he dicho yo también: que en la Obra se dedica mucho tiempo y esfuerzo a la formación, que si no recuerdo mal está centrada en nociones de teología y moral cristiana. No es que pase de la cultura, sólo que no es uno de sus contenidos fundamentales, por lo que yo recuerdo.

Que tú lo haces por tu cuenta, se nota. Además, cuando uno toma el hábito de ir hasta el fondo de las cosas y tomárselas en serio, como hace el Opus Dei en la formación, es fácil que "se pegue" esa actitud ante el resto de las cosas, ¿no?

Un saludo.
(¿Tú te esperabas tantos comentarios en este post?)

Agus Alonso-G. dijo...

Creo que has atinado perfectamente en el análisis.

Y no, no me esperaba tantos comentarios. Es un tema que siempre interesa. ¿Por qué será?

Anónimo dijo...

Visto lo que dice el anónimo, lo que me epata Agus, es que no sepas la influencia de Platón en el cristianismo -eso se estudiaba incluso en Filosofía de COU y te lo dirá cualquier sacerdote-
Más de filosofía: los del Opus seréis cristianos, pero no todos los cristianos son del Opus. Sois una fracción -que no facción en ese entorno- y no olvidéis, que hay milones de personas que viven su vida y su trascendencia sin conocer ni seguir a Jesucristo, lo mismo que -me imagino- tú no sigues a Buda o Mahoma.
Lo que hablas de juzgar... creo que únicamente se expone otra forma de ver la vida, igualmente válida, como dice el Anónimo.Si no se está dispuesto a aceptar eso, mala cosa.
Juanjo Canut

Anónimo dijo...

Para saber más (Platón y Agustín de Hipona, para ir abriendo boca) :-)
http://www.webdianoia.com/medieval/agustin/agustin_filo.htm
Juanjo Canut

Anónimo dijo...

que triste es que vuestro pensamiento rancio que coarta la libertad de expresión esté ya en internet movie database, con una crítica asquerosa y fanática destruyendo una obra cinematográfica, pk no comparte vuestros argumentos teológicos, que triste es coartar la libertad artítica de una persona que es director de cine y que basa su pélícula en unos hechos reales, que no es lo mismo que hacer una biografía al pie de la letra, que triste es que tengais el cerebro tan comido que no os deis cuenta de eso, que triste es ser como vosotros, que sin ver una película la poneis a cardo, que triste es en definitiva estar en vuestar piel, que no se si es peor ser del opus o de los kikos (ke eso si ke los conocí desde dentro y aún tengo secuelas psicológicas y no es broma) que triste es en definitiva el fanatismo de cualquier tipo sea religioso o no, gracias a Dios existen los Beatles y so let it be (déjalo estar) tendriais que aplicaros esta frase.

Agus Alonso-G. dijo...

Qué triste es que cuando los que se creen monopolizadores de la tolerancia y el respeto a los otros demuestren tanta rabia por que haya quienes piensen de otra manera y su voz tenga eco.

Y Canut, sé perfectamente cuál es la influencia del platonismo y el neoplatonismo en el cristianismo, pero decir que Platón es el fundador del cristianismo es de manualito sensacionalista y ecléctico.

Anónimo dijo...

Qué triste es que los que se creen monopolizadores de cualquier cosa demuestren tanta rabia por que haya quienes piensen de otra manera y su voz tenga eco.
Que triste es que haya gente capaz de sentirse monopolizadora de los sentimientos, de la fe, de dios....
Yo creo que la idea de dios es fantástica. Lo malo es la parte humana que un día la hizo propia, con algún oscuro interés, y que encierra las mismas miserias (y seguramente virtudes) que cualquier otra actividad humana. Pero jugando con los sentimientos de la gente.
Por cierto, mañana vuelvo a ver la película ¿no os doy un poquito de envidia?
Salud y buen humor para todos.
Luis

Anónimo dijo...

No comprendo, que el que digan que el cristianismo se inspira en ideas de Platón, sea sensacionalista. Vamos, que Agustín de Hipona o Clemente de Alejandría eran unos iletrados y no han pintado nada en la creación de la religión -de Pablo de Tarso ni hablamos, claro- ¿Recordáis la diferencia entre criatiano y crístico? ¡Como no!, me replicareis- Pues eso. Nada, que la verdad absoluta existe, ya la han encontrado algunos, y la distribuyen como tarro de esencias.
No entiendo, como luego, algunos espiritualistas -no tú, Agus, que me pareces una persona cabal, aunque discrepemos- se parten el pecho para reivindicar un título nobiliario o sacarle el diezmo al personal.
Juanjo Canut

Anónimo dijo...

Sobre la película, basada en la vida de Alexia González Barros, que se estrena este viernes, os recomiendo leer

A) los comunicados de la familia:
Fesser en "Camino" se sirve de Alexia González Barros
"Camino" de Javier Fesser carece de la autorización de la familia de Alexia González Barros

B) la carta abierta de uno de los hermanos de Alexia a Javier Fesser: Carta abierta a Javier Fesser: grave e injusto error demencial

C) Comunicados de la oficina de información del Opus Dei:
Ante el estreno de la Película "Camino" (14.oct.08): una mirada teñida de prejuicio negativo, un cuadro falso y distorsionado
Caminos de concordia (13.oct.08): el Código da Vinci de Fesser no fomenta la tolerancia
Acerca de la película "Camino" (27.sep.08): es una radiografía falsa y manipulada

Todo esto en http://www.opusdeialdia.org/camino-de-fesser-y-alexia-gonzalez-barros.html

Anónimo dijo...

También sería recomendable leer las respuestas de Fesser a cada uno de esos comunicados pero seguramente, no figuren en la página web que citas. ¿Tal vez por negarle la voz?. Desde su tolerancia, por supuesto. ¿Tal vez porque él no ha querido hacerlas públicas?...
El error esencial radica en que la película no cuenta ni está basada en la vida de nadie(ni lo dice, son otros los que se lo adjudican). Fesser conoció la historia de esa chica hace mucho tiempo, le impactó y a raiz de ello ha investigado muchas otras con componentes similares, con cuyos retazos ha puesto el paisaje a una historia de amor infantil.
Lo que sí hace y creo que le honra, es dedicar la película a alguien cuya historia personal admira y le dio pie a conocer (y mostrar)un mundo que antes desconocía: Alexia González Barros...
De verdad, que nadie se confunda, la película merece la pena. Genera debate del bueno y la prueba está en esta página.
Luis

Anónimo dijo...

En la misma página web a que nos remite el anónimo de las 10:24 del 16 de octubre, hay también una carta de una perodista, excompañera de colegio de la familia González Barros que, obviamente sin pretenderlo, deja suficientes evidencias de que la película de Fesser no es la vida de Alexia. Tal como insisten constantemente desde el entorno del director y él mismo.

Anónimo dijo...

Para el anónimo de las 11 y 26 (Luis):
¿Me puedes indicar dónde puedo encontrar las réplicas de Fesser a la familia de Alexia? Y en concreto, a la carta de su hermano. Yo he leído la carta y, la verdad, hace acusaciones muy fuertes. Si Fesser ha contestado a esa carta, me gustaría conocer esa contestación. Muchas gracias.

Para Juanjo Canut. Santo Tomás tiene una impronta fuertemente aristótelica. ¿Es Aristóteles el fundador del Cristianismo? Ah, bueno, que Aristóteles fue discípulo de Platón....por cierto,y éste lo fue de Sócrates, quien a su vez estudió con Anaxágoras...ya está...Anaxágoras fue el fundador del cristianismo.
Perdona que me ponga tan irónico, pero parece poco riguroso deducir de la indudable influencia que ejerció Platón en muchos pensadores cristianos, que éste fue el iniciador del cristianismo. Deberías leer, sin ir más lejos, los textos de S. Agustín (uno de los teólogos más influenciados por el platonismo) en los que repudia alguna de las doctrinas más típicamente platónicas, como la concepción del cuerpo como cárcel del alma, la reducción del ser del hombre a su espíritu, o la afirmación de la preexistencia del alma en un mundo anterior.
La filosofía griega, para muchos pensadores cristianos, fue un vehículo para intentar inteligir y ahondar con la razón lo más que pudieran en las propuestas específicamente cristianas...pero tales expresiones conceptuales ni siquiera son dogmas de fe. De hecho, en las últimas décadas, muchos filósofos cristianos intentan desarrollar un pensamiento cristiano no tan pegado a la especulación griega (véanse algunos personalistas...). En fin, que las cosas no son tan simples...

Perico (el de los Palotes)

Anónimo dijo...

Perico, me encanta esa perspectiva tan ecléctica del cristianismo, que se despega de sus raíces en busca de nuevas fronteras. Es de esperar, que aquellos filósofos cristianos católicos(que los hay, conozco y respeto), críticos con el oficialismo en lo que a anticoncepción, poder político, eutanasia, aborto, divorcio, etc, se refiere, tengan cabida en la Iglesia, y no se vean machacados como Boff, o el propio Ellacuría (que por cierto, no veo interés alguno en beatificarlo, por estos lares). Y es que nada es tan simple como parece. Además, de la simplicidad, al simplismo e incluso la simpleza, hay un paso.
A Agustín de Hipona, lo he leído y reconozco que La Ciudad de Dios, es impresionante y sus Confesiones, no están mal.Además reconozco mi debilidad por los santos de vida disipada (antes de ser santos, claro :-) )
Juanjo Canut

pepe dijo...

y todo lo que hay en la página http://www.opuslibros.org ??? eso también es una deformación de la realidad, no?? seguramente lo habrá escrito todo el mismo, que además es primo de Fesser... si, si.. claro.

Dais pena. Ya dareis cuenta de todo algún día ante ese Dios al que llenais diariamente de mierda.

Anónimo dijo...

Yo rogaría que quienes intervengan aqui (como en cualquier foro, debate, diálogo, etc), tengan algo interesante que decir o contesten y se refieran a lo que otros dicen. Si no, se convierte en un diálogo de sordos.

Nunca me ha gustado las réplicas "profundas", del tipo "y tú más" o "pues yo conocí a un cura que...". Es que me parecen tannnnnnnnnnnn pobres... Aqui (como en tantos sitios, por desgracia) he leido unas cuantas intervenciones que no aportan abbbsolutamente nada. Pero es que nada. No son más que insultos, argumentos "ad hominem", exabruptos aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid...

Ahora, para Juanjo Canut:
Vamos a ver...¿qué coño tiene que ver el personalismo con la defensa del aborto, la eutanasia, y demás zarandajas? ¿Ellacuría defendía eso? Te aseguro que no. Ni Ningún católico con un poquito (ojo, sólo un poquito) de luces.
En fin... un saludo
Perico (el de los Palotes)

jordim dijo...

Obviamente esta peli separa a creyentes de los que no lo son. Y está claro que los que lo son enseguida se encabronan. Y si son del Opus más. Porque si la peli es tan exagerada y mala, entonces como creyente no hay de qué preocuparse ¿no?.
Antes de nada hay que saber que esto es CINE, y que el cine está obligado a ofrecer un producto de calidad artistica. En este caso Fesser solo se basa (SE BASA) en un historía para hacer una película. A mí personalmente me parece que toda la caña que se le pueda meter al Opus y a la religión en general es poca. Una película no hace nada, pero por las religiones han muerto millones y van a seguir muriendo. El catolicismo solo es otra gran secta, pero aceptada, una especie de empresa menos opresora y maliciosa que antes, pero igual de falsa.

jordim dijo...

Recomiendo a cualquier creyente con verdadera curiosidad y ganas de investigar y pensar, el primer tercio de un documental llamado "Zeitgeist". Está en Google video.

Anónimo dijo...

Perico: Luces te faltan bastantes, si no lees que se habla de PODER POLÍTICO, y de ahí lo de Ignacio Ellacuría. Lo que pasa es que la palabra ABORTO os hace saltar el automático y hasta ese vocabulario tan exquisito del que hacéis gala, se enturbia y vienen las palabrotas y las faltas de respeto.
Lo dicho, que al final lo de "la erudición", el "misticismo" y demás, son zarandajas.
Si hacemos memoria, en los setenta cuando estrenaron Jesucristo supestar, las monjitas se iban a rezar a las puertas de los cines por las almas de los blasfemos que veían aquella cosa. Menos de un lustro después, el Vaticano recomendaba el film como una vía de conocer la figura de Cristo a la juventud. ¡Coño! dirá Perico. Pues si señor. Igualito que hizo la URSS con El Cazador, de Cimino. os remito a vuestra erudición (Coño, es que hay que ser eruditos) para encontrar las siete diferencias.
Es la primera vez que tengo la mala educación de usar palabrotas en un foro -y menos una tan zafia, referida a los órganos sexuales femeninos- pero todo se pega, menos el dinero, la belleza y la inteligencia. Tengo que mirar con quien me junto (me hacen falta luces, coño)
Juanjo Canut

Anónimo dijo...

Querido Jordim. No seamos tan absolutos en los términos.
La película no hiere a los católicos. Y los católicos no se sienten heridos cuando la ven. Tal vez algunos.
No sólo eso, sino que estuvo asesorada por sacerdotes (doy fe de ello porque conozco a alguno de los que lo hacía). Y, por cierto, ayer estuve en el preestreno, estuve con un sacerdote, y está encantado de la película. Le parece una maravilla.
Por cierto, Canut, te aseguro que sí hay católicos que defienden el aborto y el derecho a una muerte digna. Incluso dentro de la Iglesia.

Anónimo dijo...

Querido Juanjo:
Sí señor. Me has apabullado con tu erudición... Pero no me contestas, sino que, una vez más aprovechas para sacar nuevos temas... a los que no voy a entrar hasta que dialogues. Dialogar no es que primero hablas tú, luego yo, y así sucesivamente (eso son monólogos sucesivos), si no que uno habla y el otro contesta, replica, asiente, rebate.
La primera vez que me dirigí a ti intenté cuestionar tu consideración de Platón como iniciador del cristianismo: Tu respuesta fue que leiste La ciudad de Dios y te gustó ¿Y? Y a mi referencia a reflexiones de filósofos cristianos no tan pegadas a la tradición griega (como la de algunos personalistas), me sales con la anticoncepción, el aborto, la crítica al poder político, etc... Insisto ¿qué tendrá que ver? (quito lo de coño, que al parecer te escandaliza).
Pero vamos, te cito, y quien quiera que juzgue: "Es de esperar, que aquellos filósofos cristianos católicos(que los hay, conozco y respeto), críticos con el oficialismo en lo que a anticoncepción, poder político, eutanasia, aborto, divorcio, etc, se refiere, tengan cabida en la Iglesia, y no se vean machacados como Boff, o el propio Ellacuría (que por cierto, no veo interés alguno en beatificarlo, por estos lares)"
Si te has expresado mal, pues nada, aclarado está, pero no fui yo el que mezcló todo en el mismo saco. Y, además, dando a entender que ofrecer una filosofia menos impregnada de conceptos procedentes de la filosofía griega conlleva la defensa de esas ideas que citas. Quizá no quieres decirlo, pero lo das a entender. Por cierto, en cuanto a la critica al poder político, mira por donde, los teólogos de la Escuela de Salamanca (seguidores del tomismo) fundamentaron la posibilidad de lo que hoy llamaríamos desobediencia civil u objeción de conciencia, incluso del tiranicidio. O sea, que no fue necesario hacerlo desde nuevos postulados conceptuales.

Por último, decirte que se puede faltar al respeto sin utilizar tacos y también utilizar tacos y no faltar al respeto. Vamos, utilizar la expresión "¿Qué coño tiene que ver...?", no me parece que sea insulto. Creo que es más ofensivo decirme que luces me faltan bastantes (cosa que yo no he dicho de ti, si me vuelves a leer). Ahora bien, si piensas que dialogar conmigo te va contagiar mi falta de luces (como dices), pues lo mejor será que seas coherente y no vuelvas a intervenir aqui, si no quieres ser tan idiota como yo, ¿no?

Perico (el de los Palotes... o sea, el totalmente falto de luces y erudición)

Anónimo dijo...

Perico: obviamente, mi deseo es el del diálogo. Por otra parte retiro lo de falta de luces debido a una ¿mala interpretación? de un comentario. Disculpas -si es así- En lo que si te doy toda la razón es en lo de dejar este foro. Y si, soy tan raro que no me gusta decir ciertas palabras soeces en público
Saludos y disculpas (para que me metería yo en estos temas, sabiendo lo que iba a pasar)
Juanjo Canut

jordim dijo...

Ya sé que la película es respetuosa, es una película inteligente. Lo que quiero decir es que es crítica y que la mayoría de los católicos se suben por las paredes ante cualquier amago de crítica, por muy inteligente que sea, la prueba está en muchos de los comentarios de esta entrada, totalmente absurdos y producto de pensamientos basados en una fe tan solo arraigada en una educación que tiene sus cimientos en trucos básicamente sectarios.

Rosie the Riveter dijo...

Jordim, con todos mis respetos, creo que te has zambullido en un debate muy complejo con planteamientos enormemente simplistas.

Pues sí, las religiones están en el origen de muchas guerras y aniquilaciones... También las ideologías, y nadie se plantea abolir las libertades políticas. Somos hombres y el conflicto, de una manera u otra, va con nosotros. El problema no está en las diferencias, en que podamos adscribirnos a diversos grupos y líneas de pensamiento, sino en el modo en que afrontamos la resolución de los conflictos (a lo mejor no son necesariamente conflictos y basta con admitir que otros puedan vivir o pensar con arreglo a otros cánones).

En cuanto a que los católicos como colectivo sean más sensibles a la crítica... pues, la verdad, no sé si más o menos que cualquier otro colectivo en el que se dé el grado de implicación emotiva, afectiva, personal, que se da en éste. ¿Llevan los católicos peor la crítica que los afiliados a un partido político? No lo creo.

Hay personas que están plenamente seguras de su fe, que han llegado a ella a través de un proceso de maduración personal, racional (aunque te parezca mentira) y eso les permite entrar en debate, abrirse a otras posturas. Desde mi punto de vista, si una fe me condujera a imponer limitaciones en ese aspecto, me coartara en el acceso a la cultura y a la información, en el contraste con otras opiniones, de una fe que no fuera capaz de enfrentarse a los límites por miedo a perderla, pensaría que es una fe poco consistente. En ese caso más valdría perderla. La gente madura, despierta a otras realidades, se cuestiona o replantea las enseñanzas recibidas durante la infancia, y hay quien conserva su fe y quien no la conserva. Pensar que la fe es exclusivamente fruto de la educación, sea o no sectaria, es tanto como presumir que todos los católicos están en una especie de infancia intelectual. Algo, desde mi punto de vista, completamente absurdo. En este sentido, deberías echarle un vistazo a los posts que colgó un poco más arriba Lou Anne.

En fin, todo esto te lo dice alguien que no tiene fe, o mejor dicho, que tiene una fe tan básica y nuclear que le alcanza para creer en Dios pero no para declararse cristiana.

Saludos

Jordim dijo...

¿Hay personas que están plenamente seguras de su fe, que han llegado a ella a través de un proceso de maduración personal, racional?

¿RACIONAL? ¿PROCESO?

Abordo el tema de una forma simplista, porque para mí es así de simple. La religión siempre ha sido en la historia ese "algo" a lo que agarrarse cuando no te quedaba nada (pero nada de verdad). Que gente con la oportunidad de tener una vida digna real y abierta se aferre a una fe que para mí forma parte de un pasado tétrico y aterrador, es muy triste. Y puedo enrollarme todo lo que quieras tirando por tierra esa fe en "Algo" que algunos, aun con una buena vida, necesitan tener; yo creo que la fe hay que tenerla en las personas, por muy absurdo que pueda resultar también. La religión solo vive de la realidad de que después de morir no hay nada y nadie puede venir a contarnoslo. De eso, y de la terrible influencia generacional, que provoca la posterior autosugestion.
Por desgracia el mundo se rige solo por la lógica y el dinero, y aunque yo no he muerto para comprobar que más allá no hay nada, eso es lo potencialmente más lógico, y si la religión ha superado el paso del tiempo, solo ha sido por dinero.

Rosie the Riveter dijo...

Me parece que no has leído a Lou Anne.

Me pasé antes por tu blog, escribes muy bien. Pero destilas a tu edad (o la que te presumo) una amargura tremenda, un enfado, un hartazgo con el mundo escalofriante...

¿Qué hay de malo en que la gente quiera encontrar sentido a sus vidas creyendo en algo trascendente -fe perfectamente compatible con la fe en las personas, algo que, dicho sea de paso, parece que tú has perdido-? ¿Acaso el nihilismo que me ha parecido detectar en tu postura es más racional? ¿Qué te hace pensar que tu vida es más rica y plena que la de los creyentes?

Saludos
Rosie the Riveter

Jordim dijo...

Gracias por el halago. No creo, sé que mi vida es más auténtica que la de un creyente. La amargura que destilan mis relatos tiene que ver solo con mi ánimo de crítica y de hacer pensar a quien me lee. No es que sea malo tener fe en Dios (que por otra parte es un tema que me fascina), es que a mí me parece absurdo basar parte de tu vida en una mentira muy elaborada. Tenemos solo una vida como para no intentar saber saborearla de una forma auténtica y no viviendo en una especie de Matrix con paraíso después de la muerte. Repito que no me parece mal creer, en el sentido más abstracto y ambiguo, pero me parece triste. Además si hay otros mundos o un más allá, está claro que no es Dios quien lleva el cotarro, porque imagino que si se cree en Dios también se cree en el Diablo, ¿no? Lo siento, demasiada mitología para mí. Necesito ver para creer, por suerte a mí me han dejado total libertad para formarme un criterio sobre todas las csas, y creo que a la mayoría de gente que cree no le han dado esa oportunidad. No envidio para nada esa clase de felicidad.

Rosie the riveter dijo...

No deberías presumir tantas cosas...

Saludos

Jordim dijo...

Me hace gracia que alguien creyente acuse de presumir demasiadas cosas a alguien ateo.

J.L. Marqués dijo...

Pues yo conozco a mucha (quizás demasiada) gente de la Obra y creo que la película lo clava. No me parece de ficción ni maniquea para nada.

vitokorleone dijo...

creo que estais enfermos, el que hace este blog y la mayoria de los que comentan, yo quiero ver la peli.

Anónimo dijo...

Voy avisando.Aunque me he documentado no soy católico ni del Opus ,no me interesan lo más mínimo.No obstante,Agus,permítame decirle que me ha impresionado su cordura,raciocinio,entereza,estilo,respeto,saber estar,lucidez... al llevar este tema en todo momento.Así da gusto debatir.Cuando en mi vida me encuentro con personas como usted( no sólo por internet) a pesar de mantener opiniones divergentes,me aparto a un lado , fabrico una reverencia que caiga precisa hasta el suelo ante su gentil y caballeresco paso y luego, sigo mi "camino".

Me gustaría añadir algo más.

En la sesión que me tocó al verla hubo espectadores que se reían ante las actuaciones de algunos personajes que caían sin rubor en esa caricatura de la que se ha hablado anteriormente.
Pues bien,buscaba algo de información acerca del film, y a colación hallé en una entrevista a Fesser su respuesta de órdago y rigor ante esto.Vino a decir,vamos, que el problema no era suyo,más bien de los espectadores,que en verdad ,la realidad era mucho peor y que incluso había suavizado, y que soy rebelde porque el mundo me ha hecho así.
Cuando se responsabiliza de un fallo tan flagrante a sus espectadores,es evidente que la película falla.

Pondré un ejemplo.A pesar de mi corta edad, 13 años,no me impidió que mi éxtasis cinéfilo me quisiera llevara a ver “La lista de Schindler” .En su momento,no podía concebir que hubiera gente tan mala como para disparar a otras desde su ventana antes de tomarse el desayuno.Salí queriendo saber si eso era verdad y no sólo lo era, si no qué además fue muchísimo peor y de un patético aire de opereta de extremado sadismo.¿Cuál es la diferencia,entonces?.Pues básicamente que una película está bien narrada y otra no.

La buena narración,sabe registrar esos datos aún inpensables y poco comunes independientemente de su empírica veracidad con la prestancia añadida de inmiscuir al espectador en el relato, haciéndolo todo creíble,normal y previsible, y por tanto,sujeto a la emoción que se intenciona expresar .

Todo esto falla estrepitosamente en “Camino”.

Agus Alonso-G. dijo...

Anónimo de las 6.11, ¡me ruboriza!

A Rosie, Perico y demás invitados habituales a este rinconcito, les agradezco lo que me hace disfrutar el debate que están llevando a cabo.

Jordim, deberías salirte de ti mismo y ecucharte (leerte). Tu prepotencia intelectual -tu "no creer, saber"- es pasmosa. El motor de la búsqueda de la verdad es la duda, aunque eso no impida construir certezas sobre las que es necesario avanzar. Y tú, ya se ve, te la has cargado en cuestiones, además, tan poco sencillas como es la religión.

Lo peor de todo es que te crees más listo que cualquier creyente por el hecho de no serlo. Y eso, intelectualemnte hablando, es de risa. Aparte de que el simplismo que parece moverte apunta hacia el fanatismo (aunque sea en nombre del "librepensamiento").

De todas maneras, si te digo la verdad, tu nihilismo me suena acartonado. No sé cuál es tu edad, pero -como a Rosie- me transmites la sensación de no haber vivido lo suficiente como para estar de vuelta. (Quede dicho que yo tampoco). El malditismo que destilas parece aprendido en las películas de Clint Eastwood, en versos en francés o en cualquier obra de Nietzsche.

Juanjo, aquí nadie más que tú ha sacado a relucir "erudición".

¡120 comentarios! Ya lo decía aquel, basta hablar de sexo o/y religión para animar el cotarro.

Rosie the riveter dijo...

Sí, algo de pose me había parecido ver también en Jordim...

Atracón de "generación beat"

;)

Agus Alonso-G. dijo...

El sábado, por cierto, hubo otra entrevista en El País a Fesser. Me pareció más interesante que otras por los matices que introduce, la suavización (¿) en el discurso. Aunque no case bien con la agresividad de la película.

Rosie the riveter dijo...

La leí y me llamó la atención porque el entrevistador, para ser de El País y dado el tema y la linea editorial que suele seguir en estos temas, no resultaba muy complaciente. Le metió el dedito en el ojo. ¿Será porque la produce Mediapro o es que también es colega tuyo?

Agus Alonso-G. dijo...

Ja, ja. No lo creo, no.

Ni tampoco porque la produzca Mediapro.

Quizá sea más bien porque es la enésima entrevista que se le hace (con el arreón mediático con el que ha contado resulta difícil hacerse la víctima, la verdad) y porque el peiodista buscase chicha, un exabrupto, un titular, una buena entrevista.

Hasta ahora, de las que he leído, me ha parecido la mejor.

Agus Alonso-G. dijo...

La mejor crítica que he encontrado de la película hasta ahora: http://miradadeulises.com/2008/10/%E2%80%9Ccamino%E2%80%9D-falsificacion-de-una-vida/

Anónimo dijo...

Bueno, me cansé de leer tanto comentario y presumo que pocos llegaréis a leer el mío, pero quería dejar mi opinión. A mí me da pena Fesser. Estoy segura de que Alexia murió en paz, en la paz de la fe en un Dios que la ama con locura. El director de esta película ha demostrado que le falta esa paz. No encuentro su interés en hacer daño, pero ha quedado más que demostrado: resulta criminal valerse del drama de una familia, la pérdida de un ser querido, y de la enfermedad de una niña, para atacar a nadie. Pero, bueno, así es la vida. Y cada uno hace lo que puede.
En el Cielo nos veremos. Eso creo. Y nos entenderemos. Espero.
Enhorabuena por el blog.
Leonor Sánchez.

Anónimo dijo...

Yo tengo familia del Opus, lo he mamado de joven y he visto la película (no podré debatir esto con mis familiares, bajo riesgo de ser anatemizado por ellos).
Mi opinión, aparte de los valores cinéfilos (que me considero incapaz de juzgar, no soy más que un mero espectador habitual de cine), es que la peli clava al Opus que conocí hace 15-20 años (creo que las cosas han evolucionado en parte a mejor, aunque no lo sigo tan de cerca), y todos los personajes "caricaturizados" para mí eran perfectamete reconocibles, y podría ponerle nombre y apellidos a cada uno de ellos. No todos son así, pero que los hay que lo son (o por lo menos, lo eran en mi época), 100% seguro.

Anónimo dijo...

Yo tengo familia del Opus, lo he mamado de joven y he visto la película (no podré debatir esto con mis familiares, bajo riesgo de ser anatemizado por ellos).
Mi opinión, aparte de los valores cinéfilos (que me considero incapaz de juzgar, no soy más que un mero espectador habitual de cine), es que la peli clava al Opus que conocí hace 15-20 años (creo que las cosas han evolucionado en parte a mejor, aunque no lo sigo tan de cerca), y todos los personajes "caricaturizados" para mí eran perfectamete reconocibles, y podría ponerle nombre y apellidos a cada uno de ellos. No todos son así, pero que los hay que lo son (o por lo menos, lo eran en mi época), 100% seguro.

Jordim dijo...

Sí, sin duda soy una pose, acartonado, simplista, y he aprendido mis discurso de el cine de Clint Eastwood (¿?) y los libros de la generación beat (si os oyerais vosotros..). Todo lo que no sea recitar algo espiritual/teologico o no tenga que ver una luz al final del camino es simplificar y creerse mejor que nadie...
Esa duda de la que hablais es precisamente la que ya hace muchos años me hizo dejar de creer, más o menos cuando dejé de creer en Papá Noel y derivados, y lo digo totalmente en serio. La religión es un engranaje del capitalismo. En mi opinión mucha gente cree por lo mismo por lo que compran regalos en Navidad. Aunque si esto suena muy simplista o acartonado, vease el motivo por el que se libran guerras en la actualidad, o el motivo por el que se mueven las personas. No hay nada más. Como ya dije, aun así, yo creo en las personas, y eso tambien es tener fe, pero de verdad.
Y por otro lado, veo que omitís las declaraciones de quien ha tenido contacto directo con la barbaridades del Opus....

Rosie the riveter dijo...

Harry el sucio, hombre...

Verónica dijo...

Me incorporo tarde a este interesante diálogo. No he podido leer todos los comentarios: sólo quiero apuntar que me parece una falacia lo que hace Fesser insertando en su película la frasecita de marras "Inspirada en hechos reales". Se nota que se ha asesorado bien jurídicamente, y sabe que la única manera de evitar que le pongan una demanda por derecho al honor y a la propia imagen es poniendo "inspirada", y no "basada", que a buen seguro le acaerraría no pocas dificultades. Como ya hay Jurisprudencia consolidada sobre el tema, se ha ceñido al dictamen de unos buenos asesores legales, para tener manos libres y poder hincarle el diente a la historia de Alexia como le ha venido en gana... Total, sale gratis (mejor dicho, le reportará pingües beneficios). En cambio, al final de la peli se permite la desfachatez de dedicársela a la memoria de Alexia... De modo, que la conexión que el espectador menos avisado establece en su cabeza es: ésta es la historia de Alexia, contada de forma más o menos libre, pero al fin y al cabo la historia de alguien con nombre y apellidos, que vivió además hace muy pocos años, y cuyos familiares en su mayoría siguen vivos.

Digo desfachatez porque, aunque la película diga haberse dedicado a la memoria de Alexia, a buen seguro que a ella no le habría gustado mucho ver cómo quedan retratados en ella algunos de sus familiares, en especial, quien ella más quería, su madre.

Intentar defender moralmente la postura de Fesser me parece un despropósito. La película no sé si será buena o mala, desde el punto de vista artístico: lo que sé es que a Fesser le ha venido muy bien toda la polvareda que se ha montado, que él lo sabía, y que ha demostrado una falta de escrúpulos y una conciencia muy poco de fiar.

Anónimo dijo...

Menudos elementos/as en este blog. Jordim, no entiendo que haces en esta jaula de grillos/as
Clint Eastwood

Anónimo dijo...

Enhorabuena Agus, tus "admiradores" han conseguido que, poniendo en google las voces Camino y Fesser, tu blog sea la segunda entrada, por detrás de RTVE. A ver si se animan un poco más Jordim y compañía y te ponen el primero...

Perico (el de los Palotes)

Jordim dijo...

Ya sé quién es Clint Eastwood, Rosie, lo que no sé es qué tiene que ver con mi ateísmo.. supongo que le tendreís manía por algo, no es muy dificil..

Anónimo dijo...

Después de leer los comentarios no puedo por menos que felicitar al Augusto Pequeño, lástima que esto no se pueda discutir alrededor de una mesa con unas cuantas cerves o similar en la mano.

Veré la película, y comentaré.

Un saludo.

off topic dijo...

Que conste que yo también he tenido que darle vueltas a lo de Clint Eastwood. Supongo que Agus lo decía más bien por el arquetipo de personajes que interpretaba en los 70 que por su trayectoria como director, por aquéllo del malditismo más que por el ateísmo.

Y, sí, le tengo mucha manía a Clint Eastwood... carezco de su talento. Puaj!

Rosie the Riveter

Anónimo dijo...

Conste, que es cierto, que por medio de una película -denostada por su ideología, en lugar de analizarla técnicamente- este peculiar blog se llena de entradas a cual más estrambóticas.
El respeto brilla por su ausencia; la erudición es de todo a cien, y se referencian filósofos y teólogos, que estoy seguro, jamás han leído, pero que como en el caso de la Escuela de salamanca, son referenciados dia si y dia no, por Losantos en su ¿programa?, y a buen entendedor....
Todo, a raíz de un hecho real y doloroso, como es la muerte de una niña. Y eso no me sorprende en una religión con una especial fijación con los niños - no me refiero a los degenerados sacerdotes estadounidenses- con aquellos mártires indefensos, como Tarsicio o María Goretti. Cierto, que Jesús de Nazaret -una de las mejores personas que han pisado la tierra- profesaba un amor enorme hacia ellos, y lamentablemente sus acólitos han contaminado -para variar- su mensaje ¿Creéis acaso que alguien de la talla de Jesús vería con alegría la muerte de una criatura? Claro que no. ¿Creéis que un Dios desea la muerte de una criatura? No me vengáis ahora con pamplinas de San Agustín o Santo Tomás-no escribían pamplinas; me refiero a las pamplinas de los seudolectores que argumentan teologías baratas, igual que en Cuarto Milenio hablan de Física cuántica para validar sus chorradas-
y ésto, porque lo de Alexia q.e.p.d está en vigor a cuenta del bebé medicamento. ¡Por Dios! ¡Como vamos a seleccionar embriones para curar a un niño desahuciado! Hay que esperar y rezar, y se muere ajo y agua. Pero jamás, usar la ciencia para eso. ¿Qué Dios envió a su hijo a morir y limpiarnos el pecado? Eso es otra historia. Pero que haya dos hermanos -una de las mejores cosas de la vida lo digo por experiencia- y que estén sanos y felices. Ni de broma.
Ahora vienen los listos; unos dirán que ya hay medicamentos pra curar esa enfermedad; otros que no viene a cuento esta entrada; los más cultos y tolerantes, que no entre aquí -como le dijisteis a varios- . Pero lo mejor del asunto, que soy tan creyente o más que vosotros, y no tengo el cerebro lavado.
Saludos
Manel

Anónimo dijo...

No puedo resistir añadir un dato:
Me consta que hay personas muy cercanas a la familia que inspiró la película que han felicitado al director por cómo ha retratado a alguno de los personajes. Especialmente a la madre y al mundo del Opus que le rodeó.
Han sido varias y alguna de ellas muy muy cercanas...

A.G.

Anónimo dijo...

Quisiera felicitar al autor del blog Agus. Es la primera vez que entro y ha hecho una radiografía excelente de la mala leche y resentimiento del cineprogre español. Ahora que la gente se ha hartado de la guerra civil toca meterese contra la Iglesia Católica. Ya lo probó Almodóvar con 'la mala educación' con su estrepitoso fracaso en pantalla. Estos subvencionadísimos cineastas han visto que el bodrio del 'código da vinci' dió suculentos resultados y han optado por meterse con el Opus Dei. Es una vergüenza el trato que se le da en la película a la madre ejemplar de Alexia. Fesser no sólo no consultó a la família sinó que los propios hermanos de Alexia pidieron que no se la mencionara. Fesser dijo que no lo haría. Al final de la peli...'en memoria de Alexia González Barros, en proceso de beatificación'. Abyecta zafiedad de Fesser. Todos mis respetos y admiración por esa família ejemplar. A mi hija mayor, que el año que viene recibe la 1ª comunión le he hablado de Alexia, de su entrega, de cómo recibía a Jesús y su famosa' Jesús, que haga lo que tú quieras'. Un abrazo a la família G.Barros, a Agus ( que no tengo el gusto de conocer pero si de admirar) y mi más absoluto desprecio por los que intentan trasladar su propio hedor intolerante hacia una famíla ejemplar.
Post data, no he sido nunca del Opus Dei pero viendo cómo y quienes le atacan esta Institución de la Iglesia Católica tiene mi más absoluto respeto.

Eduard (Barcelona)

Anónimo dijo...

¿De dónde sacáis que Fesser está subvencionadísimo? Tal vez alguien más que él debería informarse antes de soltar improperios con pretendida intención de descalificar a los demás.
Con respecto a la ejemplaridad de la madre de Alexia (que no tiene porqué ser la de Camino), hay diferentes opiniones (incluso entre los que la conocieron).
Os recuerdo que las biografías de la niña también han sido escritas por la mano del hombre y, por tanto, no son verdad absoluta. Es más, reflejan, a mi juicio muy claramente, la intención de quien las publica.

Saludos
Luis

Anónimo dijo...

Luis, todo el cine español está subvencionado por el Mº de 'Cultura'. Hasta se han dado casos de peliculas que no han visto la luz y el Mº ha pagado los gastos.
En el caso de 'Camino' de Fesser está coproducida por RTVE. Quién paga TVE? No es una forma pública de subvencionar?

En cuanto a la madre de Alexia me parece zafio estos sesgados comentarios cuando los que realmente la conocieron coinciden en el enorme carño entre madre e hija.

Eduard (Barcelona)

Anónimo dijo...

a todos los que tenéis tanta fé y creéis en el después, ¿quieres que rece para que tú también te mueras?

Anónimo dijo...

Esta frase es la que ilustra los carteles publicitarios de 'Camino'. Otra invención de Fesser así como que la família aplaudió cuando Alexia murió.

No hya nada peor que un tonto útil.

Eduard (Barcelona )

Anónimo dijo...

Querido Eduard. Llegas ahora a este foro y eres de los que aún piensas que Fesser está contando la vida de Alexia, lo cual es un error. Si bien es cierto que algunos personajes y el entorno coinciden bastante con los que rodearon a esa niña.
Camino es ficción por mucho que se inspire (como tantas otras películas de ficción) en algunas historias reales.
En cuanto a la madre, nadie duda del cariño entre Alexia y su madre. Ni Fesser. Incluso no se puede dudar del cariño entre la madre de Camino y su hija. Quizás sí, en ambos casos, de si el camino que impone a su hija (y como se lo impone) es apropiado en ese momento de su vida. Incluso de si hay que imponer algún camino a alguien ¿¿¿??? Incluso de si un dios nos impone un camino o son otros los que quieren sacar provecho del destino.
Por cierto, tal vez yo te parezca zafio pero en cuanto a comentarios sesgados tú me has adelantado por el arcén.
Con respecto a las subvenciones, acepto la parte que toca a TVE como ente público (por cierto Fesser es la primera vez que cuenta con el apoyo de esta televisión), pero fuera de ello, y me parece bien, la mayoría de las películas se subvencionan a posteriori y en función de la taquilla (con un tope, claro). El caso de Garci ha sido una excepción (con la que otros harían 6 ó 7 películas, por cierto).

Luis

Agus Alonso-G. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Agus Alonso-G. dijo...

Tan, tan implicado, me pregunto si, Luis, serás Manso. Podéis seguir insistiendo en que no es la historia de Alexia y blablablablabla, mientras habéis puesto el ventilador a esparcir mierda contra una familia. (Luego, claro, llegan A.Gs. de la vida y dicen que les consta que gente muy cercana a la familia consideran que clavan a la familia, ¡no, A.G., que no es la vida de Alexia! ¿O si lo era? ¿o no? ¿o en lo fundamental lo era pero la consigna de comunicación es decir que no? Buf, que lío)

"¿Creeis que un Dios desea la muerte de una criatura?". Manel, ante semejante pregunta (entras pegando mamporros y pides respeto, ironic, isn't it?) no te cito ni a San Agustín (seudoAgustín), ni a seudos-Tomases. Te emplazo a leer el Evangelio de ese Jesús al que tanto admiras. Especialmente la parte esa en la que pide a su "Padre" que aparte de él "este caliz" y demás. Pero, es igual, entras dando mamporros a mi blog y hoy no tengo ninguna gana de debatir con alguien con ese talante.

Evidentemente hay hechos objetivos que la gente del Opus Dei hace, hacemos mal. Por supuesto que habrá modos de hacerlos mejor, y que se han mejorado con respecto a otras épocas. Como las hay en la vida de todos y cada uno de los que aquí escriben, de los que posiblemente se podría hacer una película y una página web a manos de gente que sólo sabe ver su lado negativo.

Lo que aquí se discute desde el principio es si la crítica es ajustada y ahí mantengo que no. Si yo digo e insisto una y otra vez en que el Opus Dei es lo que aparece en su página web oficial, pues he perdido todo mi crédito. Del mismo modo que quienes pretenden haber radiografiado una realidad que ni comprenden ni intentar comprender, por mucho que vayan repitiendo que sí en miles de entrevistas.

Fesser tiene una gran sensibilidad religiosa, pero está tan encabronado con el sentido cristiano del dolor y con determinadas maneras de vivir la fe (respeto que no le gusten, como a mí no me gustan muchas cosas, aunque intento no encabronarme con ellas), que es incapaz de acercarse a ellas sin hundir el bisturí hasta la yugular.

Las cosas rara vez son blancas o negras. Una película que deje mal al Opus Dei o a determinadas maneras de ser Opus Dei o de manifestar la fe católica, puede que me moleste y sin embargo tenga verdades. Pero es que "Camino" no refleja la realidad compleja y amplia del Opus Dei, como tampoco la página opuslibros ni ninguna que reúna exclusivamente a gente que nos mira con antipatía. Esta entrada es un ejemplo. Hay quien muestra su incomprensión hacia determinadas maneras de funcionar con sencillez y sin agresividad, con modestia, y quien echa a la cara del otro sus argumentos con violencia, haciendo lo que critican. Pero no, ellos siempre proponen, los demás imponemos.

Pero esta entrada del blog es un buen ejemplo de quién es realmente la Inquisición estos días.

Agus Alonso-G. dijo...

Me he autosuprimido más arriba.

Anónimo dijo...

Querido Agus: conozco mejor los evangelios que muchos de los que entran, pues yo los he leído, cosa que no hacen muchos católicos. Es similar a la pléyade de comunistas que jamás leyó a Marx o los fascistas que no conocen El Mito del Siglo XX.
La película, que finalmente he visto, es una historia bonita, con unos elementos poéticos más que notables y unos personajes entrañables -los padres, las amigas, el primer amor- que lo convierten en una exaltación a ese valor primero que es la VIDA. Si, esa VIDA que vitorean los ColdPlay, y esa VIDA de la que Jesús se autoproclamaba valedor.
No dudo de tu bonomía; no obstante aunque tú no saltes a la yugular con esas cosas que no te gustan, no se puede decir que sea el sentir general del catolicismo y sus anejos. Saltan a la yugular de los gobiernos que no sueltan pasta, de los homosexuales que se casan, de los médicos que sedan enfermos, de los padres de niños medicamento, de las clases de ciudadanía, antaño de madres soltera ¿sigo? ¿Y son los demás los inquisidores? ¿Es que os habeis pasado a Sartre y decís que el infierno son los demás?
Estoy seguro de que Fesser, no ha invertido su tiempo y dinero, para machacar a la Obra -ya dijo alguien que no erais el ombligo de la cristiandad-y desde luego el cariño por la niña es obvio. Lo que si reconozco, es que mantener la dedicatoria, si la familia no lo deseaba, es un despropósito.
Y por cierto, si discrepar es pegar mamporros, pienso que hay algo que no funciona en nuestra sociedad.
Buenos dias
Manel

Anónimo dijo...

Mis sospechas eran ciertas; me comí una h en bonhomía. Un lapsus imperdonable, pero que no debéis atribuir a mi falta de estudios. No creo que penséis que soy bondadoso en lugar de bueno -aceptad cariñosamente esta pequeña broma privada, Agus y demás-
ironic isn´t it?
Buenos dias de nuevo
Manel, el mamporrero -bueno, lo de mamporrero queda fatal y casi lo dejamos-

Anónimo dijo...

Es una peli. Sin más. No cuenta la vida de Alexia, si bien está inspirada en ella.

Agus Alonso-G. dijo...

Manel, entrar dando mamporros es comenzar despreciando las opiniones ajenas ("peculiar blog", "estrambóticas entradas") y haciendo asunciones simplificadoras. Ahora no te sorprendas de que dia que entras de "mamporrero".

En serio, si uno pretende dar lecciones de respeto, debe predicar con el ejemplo. Y no me vengas con el "tú más" o "la Iglesia más", predica con el ejemplo.

Si te has leído los Evangelios, permíteme opinar que no has entendido buena parte de ellos. ¿Te suena eso de que "si el grano de trigo no muere no da fruto", eso de "la Cruz de cada día", el hecho de que la Pasión -unos días- ocupe un lugar 'desproporcionado' en los Evangelios con respecto al resto de la vida de Jesús? Dime, como hace Fesser, que no entiendes el sentido redentor del dolor tal y como lo concibe el cristianismo, pero no tergiverses el mensaje obvio y nítido de Jesús, que por supuesto es más que la Pasión, pero que no puede excluirla, puesto que es el "camino" que Dios eligió para la redención fue la muerte crudelísima de sí mismo.

Y no, el infierno no son los demás. Por supuesto que tenemos que ganar en proponer mejor el mensaje y no sólo insistir en los graves errores que hoy en día se cometen, pero la Iglesia y los católicos tenemos derecho a decir lo que creemos que no es correcto y participar en el debate moral. Tú simplificas las posturas de la moral católica para decir que "eso" es saltar a la yugular. Pues muy bien, pero hace tiempo que la Iglesia no cuenta con cárceles e Inquisiciones. Y sí, los inquisidores son hoy muchos de los que van de tolerantes y de víctimas cuando la corriente moral dominante les acompaña, como en otras ocasiones la moral dominante miraba mal -mal hecho- a las madres solteras, etc.

Krixtina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Claro que conozco la redención por el dolor; es una idea del judaísmo, que retoma el cristianismo y posteriormente el Islam. No es cuestión de entender el evangelio -hasta ahí llego, viendo alguna gente que los interpreta- sinó de compartirlo. Desde luego no comparto la idea del sufrimiento en un débil -aunque sea un hecho real- y desde luego no veo una belleza en el dolor -dejemos eso para Masoch-
Por cierto, no ataco tu blog -que es bastante agradable, ideologías aparte. De hecho, si relees mis palabras hablo de tu bonhomía. En fin, sin comentarios :-( - Ataco ciertas entradas DE UNO Y OTRO SIGNO que son estrambóticas, por las ideas vertidas, un poco pasadas de vueltas. Pero por favor, Agus, no te des por aludido ni te irrites tanto, que cuando me refiero a los males de la iglesia, no van por ti los tiros;si no culpabilizo a Benedicto XVI, -el papa más culto de la historia-, no lo voy a hacer contigo, que si bien entusiasta, te imagino de rango jerárquico inferior.
por cierto krixtina, como decía el compadre Juanjo -amablemente invitado a ir con la música a otra parte- las palabrotas están fuera de lugar, sean cuales sean nuestras ideas. Por encima de todo tenemos que ser educados
Buenas tardes
Manel, el mamporrero mayor del reino

Rosie the riveter dijo...

Manel, me da la impresión de que Agus hablaba de mamporros en el sentido por el que hoy es mayoritariamente entendida la palabra -golpes-. Por eso, dar mamporros no es exactamente lo mismo que ser un mamporrero. Y hablando de dolor, hombre, no te flageles más con la palabrita de marras.

Tampoco me gustó que se invitara a Juanjo a dejar de visitar este blog. Pero me asalta la duda de si su definitiva salida del blog no fue más bien porque no fue capaz/no quiso aceptar el guante del debate lanzado por Perico el de los Palotes, que apuntaba una serie de debilidades argumentativas en su exposición.

Volviendo al dolor, a mí también me resulta muy difícil, por no decir imposible, comprender el sentido cristiano del dolor. Entiendo el sentido de la redención operada por Jesús, su camino, la pasión... En él lo puedo entender, al fin y al se presenta como Dios personificado, pero proyectar esa exigencia sobre simples seres humanos...

Puedo admitir y de hecho asumo el valor de la aceptación del dolor (siempre que no sea autoinfligido, con las "prácticas ascéticas" me saltan los plomos) para fortalecernos, para asumir con entereza las contrariedades de la vida, para aprender a ser generosos... pero como vía de redención... Lo siento, no puedo, es superior a mí, en especial en sus manifestaciones más extremas (el punto famoso de "Camino", el de Escrivá, a que aludía Fesser en le entrevista de RTVE). Sobre todo porque genera automáticamente en mí una visión de Dios sádica, incompatible con mi idea de un padre o de cualquier semejante que te quiere.

Comprendo que habrá pasajes del Evangelio y cientos de páginas de padres de la Iglesia que funden esta visión y prácticas arraigadas en el cristianismo, me declaro completamente ignorante en estos temas. Pretendo sólo expresar el desconcierto que me produce.

Saludos
Rosie the Riveter

Rosie the riveter dijo...

Perdón, veo que sí que Agus te llamó "mamporrero". Supongo que no lo diría en su sentido literal...

Anónimo dijo...

Rosie, tu lo vales -parafraseando a las Loreal girls- ahí está el detalle. Genial tu argumentación, exquisitas tus maneras.
No me flagelo con lo del dolor; únicamente me quiero quedar con una imagen de Dios alegre, afable y PADRE. Ningún padre desea el dolor para sus hijos, a pesar de que él lo tuviese que soportar. La esencia de mis argumentos es ESA. Punto y final. Por otra parte respeto a opusdeistas, kikos, etc, etc. Pero RESPETAR no es COMPARTIR, ni es COMPRENDER. Lo bonito de este pequeño mundo nuestro, es que coexistimos diferentes seres, con diferentes creencias y diferentes inquietudes y debemos vivir con esa diversidad.
Anécdoticamente puedo contar, los varios años que viví del fútbol (no en el BarÇa ni en el Madrid; ojalá) y tuve conmilitones ¿a que mola la palabra? musulmanes, judíos, evangélicos, ateos, bla bla. Cada uno de nuestro padre y nuestra madre. Sin problema. Todos unidos para no descender (mi paso por el balompié fue en equipos que ténían eso por meta. :-( ) ¿Por qué fuera de esos patatales con 22 señores en pantalón corto, no podemos pensar igual?
Juanjo no creo que estuviese débil de argumentos; al menos no inferior a su "rival". Si éste estaba tan seguro no debía invitarlo a marcharse. allá ellos.
Lo de mamporrero.. lo uso como broma; no conozco a Agus pero no gasta pintas de ser grosero precisamente. pero me hace gracia; dejado el fútbol, en mi ocupación actual, a veces pongo a mis compañeros el ejemplo del mamporrero como sistema de control en lazo abierto.
Bueno, my mind is going que diría Hal 9000
Manel: mamporrero, pero menos

jordim dijo...

Cuanto más oigo hablar a los creyentes, más se me pone la piel de gallina. Si el mundo va a mejor algún día la institución de la Iglesia desaparecerá, y solo habrá sido una fea mancha del pasado, exista Dios o no, que me parece a mí que va a ser que no (y anque fuera así iba a dar igual, porque está claro que su politica es de no intervención). El otro día un amigo mío me preguntó a colación del último revuelo cientifico: ¿Pero entonces cada vez que me hago una paja estoy matando a un montón de hijos de Dios?

Anónimo dijo...

Ni Manso ni Bravo. Defiendo la película porque creo que merece la pena. Punto.
Porque no conocía la historia de Alexia y sigo sin conocer mucho de ella. Conozco la historia de Camino, con una familia que la quiere, que la cuida, por mucho que yo piense que la madre confunde el objetivo, seguramente por una educación sesgada (o dirigida si se prefiere) y con un padre que, aunque tiene claro el objetivo no sabe/puede llegar hasta él.
Porque veo en ella un maravilloso cuento de amor y muerte.
Pero te aseguro que no me va nada en ello (salvo el placer de charlar sobre algo que me ha dejado muy tocado).
Y eso es todo
Luis

jordim dijo...

No te esfuerces anónimo, por aquí si algunos ven "300" comenzarán a dar datos historicos sobre la batalla de las termópilas y a decir idioteces sobre el director..
El ejercicio de adaptación al cine es justo eso, libre. Y el hecho de dedicar la película a esa niña solo podría ofender quien de hecho está ofendiendo. Fesser tiene la pinta de ser un tipo de puta madre, le pese a quien le pese.

jordim dijo...

el hecho de dedicar la película a esa niña solo podría ofender a quien de hecho está ofendiendo

Anónimo dijo...

Por alusiones

Estimado Manel (y rosie, por una pequeña referencia):

1. No me parece de recibo tu primera intervención. Las siguientes mejor, aunque discrepe. Te diré que yo no entré en este blog por la peli. Lo seguía ya de vez en cuando porque me parece sugerente. En mis intervenciones no hablo de la peli desde el punto de vista técnico porque no la he visto (sólo he hecho referencia a mi discrepancia con el trato de una persona real tergiversando los hechos; bueno, de esto ya se ha hablado mucho y no voy a volver a insistir). He intervenido para refutar (o intentarlo) consideraciones que me han parecido…cómo decirlo…sin mucho fundamento, por decirlo rápidamente.
2. ¿No crees que es injusto hacer tanto juicio temerario, tanta presuposición arbitraria? No me he leído las obras completas de los de la Escuela de Salamanca, pero te aseguro que sí los he leído. Y al propio Tomás de Aquino. Y a San Agustín. Sí. Y las citas a las que aludí son tal cual. Si te interesa, te doy la referencia. No sé a qué te refieres cuando hablas de teologías baratas (tal y cómo están ahora los libros, te aseguro que de baratas nada). Tampoco sé a qué viene lo de Losantos. No sé si cita o no mucho a la Escuela de Salamanca. No viene al caso. Yo me reafirmo en lo que dije en mis anteriores intervenciones (mientras alguien no me muestre lo contrario). Serán pamplinas, pero en mi humilde ignorancia y absoluta falta de luces, rogaría se me mostrara por qué.
3. Me hizo gracia tu alusión a los bebés medicamento. Pero más aún lo de… ahora vendrán los listos y dirán que no viene a cuento. Porque, sí, es lo primero que pensé, je. Pero como eso lo van a decir los listos…. pues me callo.
4. No victimicéis a Juanjo. Yo le invité a no seguir interviniendo. Por dos razones. En primer lugar porque no dialogaba, no me contestaba, sacaba nuevos temas e ironizaba con lo que le decía (igual que has hecho tú), sin mostrarme ni un argumento. Y en segundo lugar…le cito: “Es la primera vez que tengo la mala educación de usar palabrotas en un foro -y menos una tan zafia, referida a los órganos sexuales femeninos- pero todo se pega, menos el dinero, la belleza y la inteligencia. Tengo que mirar con quien me junto (me hacen falta luces, coño)”. Puesto que me contestaba a mí y no se le pegaba nada bueno en esta relación dialéctica…pues vale, le tomé la palabra. Os recuerdo que mi supuesta falta de respeto fue decir: “¿Qué coño tiene que ver…?” Y vamos, es que no tenía nada que ver… En fin, todos podemos decir una palabra más alta que otra, pero yo creo que hay bastantes intervenciones, como la de Juanjo (como la primera tuya, Manel) muy hirientes, agresivas y a veces hasta insultantes, que critican aquello que practican con vehemencia.
5. Por lo demás, veo que el debate está mejorando mucho en las formas, y a veces hasta en el contenido.
6. Un saludo y felicitación para Agus, a quien sí tengo el gusto de conocer, aunque no sé si él sabrá quién soy.

Cordiales saludos a todos,
Perico (el de los Palotes)

ReV dijo...

No es mi intención menospreciar las creencias de ningún ser humano cuando digo que Camino es una de las mejores críticas a la religión en general que he visto en mucho tiempo casi a la altura de Requiem, El exorcismo de Michaela...

Que ustedes, que por lo que veo pertenecen a La Obra, lo vean como un ataque directo me parece más que normal pero yo de ustedes no me preocuparía demasiado por eso y me dedicaria a buscar a Dios en mi interior y no en caminos espirituales ya forjados por personas previas a nuestras existencias, y que conste que hablo del a religión en general.

Yo supongo que quien es del Opus o de cualquier otra secta, perdón, religión (espero que conservemos el sentido del humor intacto sea dónde sea), lo es por inducción debido a terceras personas ya sean familiares, amigos o pareja o por el hecho de estar buscando verdaderamente nuestro Camino. Si es así no tengo nada en contra de nadie y cada cual está dónde tiene que estar en cada momento.

Supongo que debe joder si eres del Opus, pero en fin... Dos piedras como dicen. A nosotros también nos atacan por todas partes y eso que sólo hablamos de extraterrestres y nuevo orden mundial...

Rev dijo...

Volviendo al tema de la peli,
yo entiendo que a los que le toca de cerca el tema se centren en lo negativo pero el momento que me emocionó hasta el punto de que se me esacapan las lagrimillas es precisamente cuando la madre de Camino se derrumba y rompe a llorar con su marido en un momento de desesperación en el cual se puede ver que hasta la persona más carcomida por unas ideas impuestas por terceros tiene un espíritu incorruptible dentro que solo busca una cosa. Amor.

Y que conste que hablo de lo que la peli muestra, que es a una madre totalmente aborregada por creencias religiosas. Y sí, es muy extremo el comportamiento de la madre y estoy seguro de que los que pertenecen al Opus la mayoría no son así. Son gente normal y ya.

Pero por contra también estoy seguro de que engendros de este tipo haberlos haylos y no hay nada peor que repetir las enseñazas de otros como un loro sin aprender nada.

Asi no hay quién enseñe...

Anónimo dijo...

Ah, se me olvidaba. Alguien acusaba, no sé muy bien a quién, de refereciar la carta del hermano de Alexia, pero no poner la contestación de Fesser. Sigo esperando información sobre esa contestación.
Agus, ¿le contesta en la entrevista que decías? Me interesaría saberlo. Gracias.
Perico

Anónimo dijo...

Iba a volver a explicaros, que mi idea no es herir, que discrepar es sano, ... ¿Para qué, Perico? Me aburren los debates vacíos, y no me apetece seguir con más de lo mismo. Yo me voy de este foro, voluntariamente, sin verme desbordado intelectualmente -no es el caso, la verdad- pero ésto es un rollo macabeo. Quería debatir con personas de otras ideas, empatizar, abrir nuevos horizontes. Ni de broma..
Lo de los bebes medicamento hace gracia. Bueno, eso es porque no pisais terreno firme y os da la risa floja. Vale. No te molestes en replicarme, pues no voy a leerte.
Recuerdos y saludos para todos, especialmente para Jordim y Rosie.
Manel
PD Coño es una palabra zafia, se refiere a los órganos sexuales femeninos, lo tomemos como lo tomemos

Rosie the Riveter dijo...

Vaya, Manel, pues si te apetece debatir con otras personas de ideas, empatizar, abrir nuevos horizontes, sinceramente no entiendo por qué te vas...

Las primeras intervenciones de prácticamente todos son del tipo "toro recién salido de los corrales", dando cornadas a diestro y siniestro, poco a poco las cosas se han ido templando y cuando se empieza a delimitar el terreno del debate... ¿se da la espantá?

En fin...

Saludos cordiales a todos también

Rosie the Riveter

Anónimo dijo...

Pues el cabreo de Fesser es algo que desconozco, pero el cabreo de las personas que han comentado el presente post es algo bien patente. ¿Por qué será? No desesperéis, la fe se protege a sí misma. A la pregunta de ¿Por qué creo? siempre podréis terminar respondiendo'porque sí'.

Señor Insustancial dijo...

Os leo y no me lo creo, sinceramente.

Se agradece la actitud abierta del autor de este blog que, al menos, ha tenido la vergüenza torera de ver la película antes de criticarla frente al sector mayoritario de la Obra y la Iglesia Católica que ha preferido criticarla sin ni siquiera pasar por la puerta de los cines donde se proyecta.

¡Cuanta hipocresía!

Un saludo.

Una lectora dijo...

Soy atea, y hace varios días vi "Camino" con una amiga que, paradojas de la vida, es profundamente creyente, católica y que en su momento tuvo cierta proximidad con el Opus Dei. Debo decir que "Camino" no modificó en absoluto mi percepción anterior sobre la Obra: sigue pareciéndome una institución oscurantista y cuyas prácticas (a tenor de lo que he podido conocer por vía directa e indirecta) me parecen, como mínimo, cuestionables.

Pero la película, al menos como yo la vi y viví, no "va" del OD. Camino es una película muy buena y emocionante. Consiguió emocionarme de verdad (hasta la lágrima sincera), sin caer en maniqueísmos baratos. Hace un retrato muy humano de un mundo para muchos desconocido pero poblado por multitud de personas diferentes, que se nos muestran, cada una con sus virtudes y defectos, reaccionando como mejor pueden o saben ante algo tan terrible como es la enfermedad prácticamente incurable de un ser querido. Hay sitio para examinar el papel de la fe, las dudas de algunos de los personajes, la irracionalidad, la decepción y el desengaño, la manipulación, el amor... pero lo que más me ha impactado y sin lugar a dudas emocionado es la dulzura y el respeto con la que el director ha sido capaz de retratar la entereza, la fortaleza y la vitalidad casi hasta el último suspiro de una niña de 14 años ante una situación así. La película, si es que "va" de algo, es de cómo gente que vive en ese mundo reacciona ante una tragedia mundana ante la que, tengas o no tengas fe, eres completamente impotente. Y por eso me gusta: porque va más allá de lo superficial para hablarte del sufrimiento de las personas, de algo tan terrible como es el sufrimiento de un niño, para entrar en lo más profundo que todos llevamos dentro, seamos católicos, ateos, tengamos dudas o tengamos una certeza absoluta en nuestras creencias.

Hay una escena en la película que me parece reveladora: cuando la madre de Camino (personajes ficticios los dos, no lo olvidemos) recibe la noticia por teléfono de una segunda muerte (no puedo desvelar más sin desvelar la trama), se nos retrata a una mujer con una fe profunda e inamovible afectada por una doble tragedia de dimensiones casi inimaginables. Y en ese instante, Fèsser consigue que yo, una atea sin ninguna proximidad con el Opus Dei, quisiera saltar al otro lado de la pantalla para coger a esa persona en brazos y simplemente abrazarla y consolarla en estos momentos. Así que el mensaje que una atea como yo sacó de esa película fue el de la compasión absoluta, el de la solidaridad ante el dolor ajena, el de ser capaz de ponerse durante unos instantes en la piel del otro, intentar comprender su sufrimiento y su dolor independientemente de lo que nos separa ideológicamente, y también de saber compartir su alegría e incluso aprender a respetar la fortaleza de su fe en momentos tan terribles como ese.

Yo comprendo que para quien no haya visto la película todo esto suene a chino, pero esa fue mi experiencia. Salí reconfortada del cine, animada ante la lección de valentía, de fe y de Amor con mayúsculas que se nos ofrece.

Es mi sincera opinión. Un saludo cordial.

Anónimo dijo...

Hay que fastidiarse (lo diré así para no ofender: tanta insistencia en que los creyentes saltamos y nos escandalizamos por cualquier cosa, y ahora resulta que ya van dos que se van rebotados porque he utilizado la palabra c... Está bien, no volveré a decirla...)

Qué habilidad tienen algunos para coger el rábano por las hojas. Manel, aunque no me leas, te contesto alguna cosa, que luego hay lectores que malinterpretan los silencios. Si lees bien, no dije que me hacen gracia los bebés medicamento, sino TU ALUSIÓN a los bebés medicamento. Siento decir que no he percibido ni en Juanjo ni en manel un deseo sincero de debatir. A las pruebas me remito. Ni un argumento para replicar mis afirmaciones. Sencillamente, exabruptos (que si pamplinas, que si filosofías y teologías baratas...), rasgamiento de vestiduras de los más hipócritas que he visto en los últimos años (lo de los órganos y tal... la próxima vez diré coj..., que es políticamente más correcto).
Y está ya un poco manido eso de "bah, podría despedazarte dialécticamente en un plis, lo que paejquenoquiero... me aburren los debates vacíos". Es muy viejo: se llama la fábula de la zorra y las uvas.
Tienes razón rosie: en fin...

Perico (el de los Palotes)

Anónimo dijo...

La madre del cordero... vaya ratito que me he pasado leyendo todo...
PELICULÓN, en mi humilde opinión. Estés de acuerdo en sus 'mensajes' o no. Yo, lo estoy. El caso es que pensé que iba a ver una crítica descarnada hacia el OD y...nada de eso: What you see is what you get.... seguro que no todos los miembros del OD son tan 'extremos', pero me da en la nariz que las cosas que se cuentan no son muy descabelladas. A mí, particularmente, me dan miedo, asco y repulsión esas ideas (alguien ha mencionado varias, pero vamos, no hace falta irse al OD, la opinión oficial de la Conferencia Episcopal sobre casi todo me produce el mismo efecto).
Si dejamos de hablar de la 'pinícula' o 'flim' y nos centramos en el debate serio sobre la Iglesia en si, pues que queréis que os diga: por descontado que la Iglesia hace una labor magnífica en muchas ocasiones... pero ¡a qué precio!

Una lectora dijo...

Siento intervenir de nuevo, pero cito tus palabras, Agus: "Fesser tiene una gran sensibilidad religiosa, pero está tan encabronado con el sentido cristiano del dolor y con determinadas maneras de vivir la fe (respeto que no le gusten, como a mí no me gustan muchas cosas, aunque intento no encabronarme con ellas), que es incapaz de acercarse a ellas sin hundir el bisturí hasta la yugular."

¿Te has parado a pensar que lo que tú interpretas como "cabreo" de Fèsser, desde otra perspectiva, podría interpretarse de otra manera? No creo que no te encabrones con las cosas que no te gustan: tu entrada y todas las respuestas a los comentarios (tanto a los correctos en formas como a los maleducados) demuestran lo contrario. Te encabronas, y mucho, porque hay gente que piensa diferente. Personalmente, no creo que Fèsser esté encabronado con el sentimiento cristiano del dolor: prefiero pensar, o al menos eso fue lo que sentí cuando vi la película, que incluso rodeado de tanto dolor, Fèsser es capaz de transmitirnos algunas virtudes esenciales que, paradójicamente, son también las que el cristianismo transmite: Amor, Esperanza... y Caridad. Y no lo digo de broma, igual que las mayúsculas no son casuales.

¿Por qué está equivocado que Fèsser quiera interpretar una historia dolorosa como algo esperanzador, en lugar de regodearse en el dolor? No se regodea en el dolor porque no es el dolor lo que le interesa, sino lo que se construye (o se destruye, depende) a partir de una experiencia dolorosa.

No todos extraemos las mismas conclusiones de los mismos materiales, y del mismo modo que a ti la hisstoria ha podido "encabronarte" porque vienes de donde vienes, a otros nos emociona precisamente porque creemos que el mensaje de alegría, amor y esperanza que transmite es infinitamente más bello que la oda al dolor que parece transmitirse desde el OD.

Saludos cordiales nuevamente.

Anónimo dijo...

Hola, he visto la película y tengo que decir que me ha parecido magnífica para lo que entiendo que tiene que transmitir el cine, es decir: EMOCION, MAGIA, ESPECTACULO y ENTRETENIMIENTO.

Pienso que retrata fielmente la realidad del Opus Dei que conocí en los años 80 a través de un compañero del instituto, hoy miembro Supernumerario de la Obra, aunque yo finalmente y por suerte para mí no llegué a "Pitar".

Por cierto, en mi opinión la lapidaria frase del cartel: "¿Quieres que rece para que tú también te mueras?" no es inventada sino que está inspirada en la biografia de otra chica que murió de cancer en 1959 (Montse Grases).

Saludos.

Agus Alonso-G. dijo...

He borrado el comentario de Krixtina porque pasaba de la raya de lo que estoy dispuesto a soportar en este, mi blog.

Agus Alonso-G. dijo...

CARTA ABIERTA AL OPUS DEI de Fesser, que me han hecho llegar, en la que -por fin aunque una vez más- se desvela sin tácticas de marketing:

Dicen mis amigos que, como era de esperar, el Opus Dei no ha entendido nuestra película. Yo creo que es al contrario. La han pillado tan bien y se reconocen de tal manera en el retrato que de ellos se hace, que no podrían aceptarlo sin echar el cierre al tinglado. Seguramente lo que más les desconcierte es el tratamiento objetivo e inusualmente nítido de su modus operandi y les irrite sobremanera comprobar que hasta el último detalle de lo que en CAMINO se muestra es un reflejo bastante exacto de la realidad, de sus contradicciones y de su insostenible discurso. Y como artistas que son de la contrapropaganda y del anonimato, han utilizado una vez más a Alexia González-Barros y a su familia para desviar inútilmente la atención sobre el tema que más duele en la película: el camino que proponen e imponen a miles de inocentes personas que por una cosa o por otra han terminado enredados en su viscoso entramado pseudoespiritual es un camino a ninguna parte.

El Opus Dei, que sí ha utilizado para sus fines el calvario de una pobre niña adolescente, en clara y desconcertante connivencia con sus familiares, sabe perfectamente que ésta película no es una frivolidad más sobre sus exóticas costumbres sino que va directa a su corazón (si lo hay) y les muestra tal y como son. Qué curioso que en ésta película el Opus Dei salga mal parado y Dios no. ¿No eran la misma cosa? ¿No es el uno la obra del otro? Parece claro que no. Quizás algún día los hermanos, tías y sobrinos de Alexia, que me envían dardos envenenados en forma de cartas al director, comprendan ésta película y sientan la vergüenza de haberme maltratado ellos a mí. Porque es muy injusto aceptar que un tumor cancerígeno en la vértebra de Alexia fue voluntad de Dios y sin embargo ésta película, que por cierto no es su biografía, no lo sea.



Javier Fesser

Director y guionista de CAMINO

Agus Alonso-G. dijo...

Una lectora, si yo hubiera estado hasta ahora encabronado, como Fesser me parece estarlo, no dejaría que ningún comentario en este blog pudiese hacer sombra a mi discurso preconcebido o mis ideas previas. Ahora sí estoy encabronado, porque Fesser escupe (la carta que más arriba he copiado es esclarecedora, al menos ahora se quita la careta del cinismo que, supongo que con fines comerciales, ha estado llevando hasta la fecha), y yo con mi defensa de una forma de ver la vida no busco escupir a nadie. Yo me defiendo; si él lo hace, ¿que me explique quién le ha atacado? Fesser está encabronado por algo que se supone que el ente "religión", "Opus Dei" o "Dios" le ha hecho y carga contra ello y yo estoy encabronado porque un tío se pone a dar leches contra mi forma de vida y lo hace a mi juicio injustamente y contruyendo mentiras con medias verdades y distorsiones subjetivas.

En 'Camino', Fesser, ese prodigio de análisis objetivo que ya ha sentenciado que el Opus Dei posiblemente no "tiene corazón", coge experiencias de personas que han pertenecido al Opus Dei o que han estado en su entorno, experiencias subjetivas y por lo que parece exclusivamente negativas; coge partes del discurso del Opus Dei o de personas del Opus Dei, partes generalmente descontextualizadas; coge rumores o chascarrillos distorsionados sobre el modo de vida del Opus Dei, coge todo eso, digo, y lo pasa por el tamiz de su prejuicio anti-cristiano (que sí, que Cristo nos enseña al Dios que es Padre, al Dios que es Amor, al Dios del Tabor y de las bodas de Caná, pero también al Dios del calvario, al Dios desfigurado por el dolor y al Dios que elige una muerte salvaje para redimir). El resultado es 'Camino'.

En el que no cabe la posibilidad de mostrar el Opus Dei que también construye dispensarios en el Congo, que dirige colegios en barrios pobres o que con mayor o menor acierto busca ayudar a miles de personas... No, Fesser ya tiene dictada su sentencia -como jordim y aledaños-: todo aquel que sigue el "camino" del Opus Dei es o un imbécil que se deja engañar ("que proponen e imponen a miles de inocentes personas que por una cosa o por otra han terminado enredados en su viscoso entramado pseudoespiritual es un camino a ninguna parte", dice) o, esto ya lo supongo yo, tiene motivos espurios para seguir dicho camino.

Cuando construyes realidades -ficciones- en base a todo esto (medias verdades, etc.), en efecto puede hacer la impresión de la verdad que atina en su análisis, porque ha cogido parte de verdad, ha cogido deformaciones de la religión, de la vivencia de la fe, o modos que no le gustan y las ha colocado en su ángulo menos amable, o desde la mirada de quienes no sienten simpatía alguna por ella. Puede hacer fuerte impresión de verdad o de hallazgo exacto(y quizá tenga una parte de análisis que sería para reflexionar si no fuera porque el que te lo propone sólo busca eso, dar patadas en la espinilla, y no ayudar), pero no significa que lo sea.

Una vez más, y después de todo esto, vuelvo a reafirmarme en la cerrazón de personas supuestamente "librepensadoras" (al menos al que no presume de ello, no se le puede echar tan en cara que sea cerrado) que estan convencidas de que los que creen y viven cosas que no entienden (o no quieren entender) con convicción somos extraterrestres, retrasados mentales, abducidos, o vaya usted a saber.

Y eso es todavía más patético que el pacato o la mojigata que no quieren juntarse con "el hereje" para no "mancharse" ni hacen el mínimo esfuerzo en comprender que al fin y al cabo es humano como ellos y que posiblemente tenga sus razones para vivir como vive, aunque nos parezcan profundamente equivocadas y malas para su ser humano.

Anónimo dijo...

Me he quedado helada cuando lo he leído esta tarde. Una aún conserva restos de ingenuidad y le cuesta imaginar que las cosas son "así".

Las frases que dedica a la familia, ese egocentrismo (que "sientan la vergüenza de haberme maltratado ellos a mí"),uff... Aunque Fesser pudiera pensar que han malinterpretado lo que él entendía como un sentido homenaje a su hermana, no se pueden dirigir esas palabras a una familia que ha sufrido tanto.

Para mí ha quedado completamente deslegitimado.

Rosie the riveter

Agus Alonso-G. dijo...

Anónimo de las 5:16, y tú, ¿haces una magnífica labor, tan magnífica, como la Iglesia, en ocasiones? ¿Y a qué precio?

Porque la madre del Cordero es que el ser humano tiende al desequilibrio. Y todos somos capaces de lo bueno y de lo malo. Pero no, parece que la única que hace cosas malas es la Iglesia y sus fieles, y que las hace porque su mensaje es el origen.

Y, ¿tú, crítico, llámese Fesser, anónimo, jordim, Manel, Luis o Agus, también te aplicas a tu vida lo que la Iglesia lleva intentándose aplicar durante veinte siglos, esto es, 'semper reformanda'? ¿También reconoces y haces tuyos los errores de predecesores tuyos? ¿También reconoces que puedes estar equivocado?

Por favor, que alguien me aclare: entonces, los católicos somos unos corderitos, que sufrimos de un complejo de culpa y se nos puede acusar de apocados, de pacatos... ¿O somos unos inquisidores malévolos y despiadados que imponemos a los demás nuestra insufrible moral? Porque de todo se nos acusa y de lo más contradictorio.

¿No será que dentro de todos está el inquisidor, el permisivo, el apocado, el fundamentalista, el cobarde, el impulsivo...? Tú, que te eriges en autoridad moral... ¿tienes una vida intachable? ¿Si te sigue una cámara... podrías justificarte? Seguro que no, porque el mal, el error, es una inclinación que está dentro de nosotros. Y hasta lo más santo y mejor, si es -como yo creo- la fe en Jesucristo o la fe en la materia o en un Dios no cristiano, hasta los mejores deseos, se pueden transformar en mal. Y siempre, claro, puede haber un inquisidor, de uno u otro signo, y te puede hacer una película con rencores y demás medias verdades, y decir que ESO eres tú.

Pues muy bien, para ir de críticos con la "imponedora" Conferencia Episcopal, algunos sois bastante "imponedores".

Por otro lado, Perico, creo que sé quién puedes ser, pero no estoy seguro.

Manel, es innegable, como ha dicho Rosie, que generalmente han sido los de un lado en esta contienda dialéctica los que han entrado con el machete (esos que critican, y casi pareciese que el teclado transmite su violencia, el oscurantismo ajeno). Esta entrada y sus comentarios son, a ese respecto, transparentes.

Agradezco a los que han tenido, sin embargo, el interés sincero por debatir, por intercambiar ideas... y a los que a pesar de entrar como Miuras han terminado accediendo a un debate más sosegado. Todas susreflexiones me resultan útiles, y muchas de ellas me parecen muy razonables. Especialmente las referidas al dolor, el mayor misterio de la Humanidad junto al mal.

Y suerte para el que haya llegado hasta esta línea.

Anónimo dijo...

Acabo de ver "Camino" y me ha llamado muchísimo la atención cómo el ser humano es capaz de auto-convencerse (en este caso ese convencimiento cuenta con la poderosa ayuda de la religión) de que lo que le sucede es destino divino e incluso lo mejor para él.

¿Porqué ese miedo a afrontar la vida por uno mismo? ¿Porqué no aceptar simplemente que lo que nos ocurre es azar, genética o resultado de nuestras propias acciones? ¿Porqué buscar siempre una razón, un dios, un responsable?

Todas las sociedades han creado sus religiones, sus paños de lágrimas. Comprendo que el hombre, ante el dolor, se cree una ilusión, algo a lo que aferrarse, pero ¿es real? ¿dónde está ese dios?

¿Es lógico pensar que cuando te va mal hay un dios que te ha puesto esa piedra en tu camino para probarte? ¿O cuando te va bien ese mismo dios te está recompensando?

¿No se burlan las religiones de las sectas y las brujerías y las supersticiones? ¿En qué se diferencian? ¿Hay evidencias de la realidad de unas y otras?

¿No sería más lógico pensar que somos los creadores de nuestras propias vidas? De nuestros pasos y decisiones salen nuestros frutos, podemos tener cierto control sobre ello. Evidentemente, con respecto a la enfermedad no tenemos ese control, aunque algunas enfermedades son psicosomáticas y creadas por nuestra propia mente y hábitos, muchas otras son genéticas e inevitables.

Qué quereis que os diga...creo que los creyentes teneis miedo a caminar solos y a ser responsables de vosotros mismos.

Y con respecto a mi propia experiencia, educada en colegio religioso pero bastante liberal porque no nos machacaron mucho, me sentía identificada con la niña Camino cuando tenía esas pesadillas del ángel custodio acechándola. Yo tenía unas pesadillas terribles de pequeña con el demonio, siempre presente, despertándome empapada en sudor y aterrada de miedo por mi propia imaginación alimentada por las enseñanzas religiosas del colegio y de mis abuelas. ¿Es esto sano? ¿Es esto amor? ¿Donde está ese dios misericordioso aquí? ¿Cómo se puede manipular a un niño, todavía limpio y puro de cualquier contaminación, de esta manera?

Pecados estúpidos como faltar a una misa, o no ayunar con suficiente antelación antes de comulgar o tener pensamientos impuros...

¿En qué va a pensar un adolescente, cuando su naturaleza le está llamando para aparearse, sino en sexo? ¿Porqué negar que somos también animales? ¿Porqué rechazar nuestro cuerpo, nuestros instintos? ¿Porqué distinguir una extremidad de un órgano sexual? ¿Porqué esta castración constante a lo largo de la historia?

Todavía hay tribus donde sus miembros se tapan simplemente con taparrabos, no por ocultar nada, sino por proteger sus zonas más delicadas. Donde el sexo cumple una función más: la de la reproducción de la especie, que es para lo que estamos aquí. No creo que en esas tribus perdidas del Amazonas existan estas mentes enfermas que ha creado nuestra sociedad civilizada.

Y con esto no estoy diciendo que no tengamos raciocinio, ni nos coloco como animales salvajes, simplemente le quito importancia a ese concepto castrante y absurdo de pecado, creado por unos cuantos, en nombre de otros tantos, para controlar al ser humano, para no dejarle libertad de elección, de pensamiento y de acción.

A mi no me hace falta ninguna religión para darme cuenta de que cuando hago el mal a otro le estoy hiriendo y sé que debo dejar de hacerlo porque me siento mal. De que cuando soy generosa me siento bien porque percibo que he hecho algo bueno y recibo una respuesta positiva.

Seguramente tendré en mi cabeza las enseñanzas de mi infancia, pero, gracias a "Dios" lo que me ha quedado es la figura de amor de Jesucristo, como personaje inigualable de generosidad y perdón, que nada tiene que ver con la Iglesia actual, ni con los fastos del Vaticano, ni las políticas e intrigas de sus representantes. Todo lo contrario, ese Jesucristo que yo conocí, entraría ahora en esos templos de mercaderes de almas y dinero, y arrojaría sus puestos a patadas para entregar las riquezas a los pobres, perdonar a prostitutas y ladrones y comprender la esencia humana como sólo él lo ha hecho.

Rezad por mi, que estoy cegada... pero en vez de tanto tiempo perdido en rosarios y plegarias, haced algo útil, ayudad al prójimo de verdad, económicamente, espiritualmente, psicológicamente. Los rezos son mantras, que sirven para auto-relajarse y auto-complacerse. Y si me equivoco, que baje "Dios" y lo diga. ¿No es tan poderoso?

jordim dijo...

Anónima del anterior comentario.. en serio ¿te quieres casar conmigo?.. por los juzgados claro ;)
(Hasta ahora el mejor y más coherente comentario, sin medias tintas, sin parafrasear a nadie y con sentido común).

Anónimo dijo...

Agus: tu gran problema, no es que Fesser pegue "leches" a tu forma de vida. Todos los dias, algún libro, medio de comunicación o persona, lanzan "leches " -palabra cursi que no me gusta nada; no soy como Juanjo- contra las ideas, creencias y formas de vida ajenas (para más señales el señor Gabilondo o Mr Fedeguico) ¿por eso pasa algo? ¿nos morimos? ¿cae la democracia?¿nos da una depresión? No, si tenemos un mínimo de madurez.
El problema Agus, es que te afecta muchísimo, y esas vehemencias no son buenas para nadie. No se trata de encabronarse, ni ponerse de los nervios. Imagínate en el Congreso de los Diputados. Tendrían que sacarte en camilla a diario.
¿Hay tirria al Opus? Cierto ¿En Camino hay una crítica a la Obra? Desde luego ¿Con ello se mancilla a la religión o a la niña? Al contrario. Se critica una forma de ver a una religión MÁS -como indicó alguien-
Las fobias al OPUS tienen sus raíces sociales muy claras a) Por una parte, el hermetismo de todo este tipo de sociedades, que no se relacionan con el resto de la sociedad más que lo justo.Igualitos que Testigos de Jehová, Mormones u otros b) Las supuestas obras sociales del OPUS, no son socialmente muy visibles. Por mucho que lo negueis, no estais muy presentes en cocinas económicas, asociaciones de ayuda a drogodependientes, e incluso en grupos -supuestamente afines - como Cáritas o Manos Unidas (esto si hay algún cura diocesano por aquí, me diga si es verdad o mentira) c) Lo más doloroso para vosotros, pero es un hecho palpable. La propia imagen de vuestro fundador, no ha sido muy valorada incluso dentro de la Iglesia. Por mucho respeto que merezca -como cualquier persona- el católico de a pie, no lo ve al mismo nivel que Teresa de Calcuta, Francisco de Asís o Maximilian Kolbe
Querido Agus; la controversia es inherente a todas las empresas humanas. Nadie en su sano juicio, espera encontrarse santos por la tierra, ni portadores de verdades absolutas. Lo contrario, es una forma infantil de ver la religión y la vida.
Y creo que lo de eliminar entradas, es bastante triste.
Un cordial saludo
Alberto

Anónimo dijo...

Por fin la encontré. La respuesta de Fesser a la primera carta abierta de los hermanos de la niña está en esta página. Sólo la publicó ABC, los demás publicaron la carta del hermano y no la respuesta (quizás esperaban que fuera más provocadora de polémica).
http://www.soitu.es/soitu/2008/09/27/info/1222548823_752948.html

Luis

Anónimo dijo...

"Los hechos reales en los que se inspira pertenece a varios casos", afirma Fesser en una nota distribuida hoy, y que encabeza con estas palabras: "El Opus Dei, como cualquier otra persona o institución, está en su legítimo derecho de interpretar libremente nuestra película 'Camino', que nace con auténtica vocación de darle voz a todo tipo de puntos de vista".

"Sólo tratando de escucharnos 'de verdad' unos a otros es posible construir un mundo mejor", añade la carta, donde el equipo afirma "sumarse a la invitación que hace el Opus Dei a conocer la vida real de Alexia González-Barros, a quien hemos dedicado la película, porque fue un ser humano con mayúsculas que merece todo nuestro respeto, cariño y admiración".

La familia de la niña se queja de que, si bien Fesser les prometió que no se iba a utilizar nunca el nombre de Alexia ni a hacer referencia a su proceso de beatificación, en realidad "no ha sido así", a lo que Fesser contesta: "la única referencia explícita es, y aquí asumo toda la responsabilidad, mi sincera y sentida dedicatoria".

El cineasta recuerda que "quienes tuvieron el privilegio de compartir su vida, de conocerla personalmente y de quererla de corazón", han llevado a cabo un "enorme esfuerzo", tras su muerte, "por divulgar pública y detalladamente su vida y su periplo emocional" con "el respetable fin de que su ejemplo inspirase a millones de personas de todo el planeta, como así ha ocurrido".

"Ahora no parece justo -afirma- lamentar que nosotros seamos unos de los que han sentido conmovidos por su historia".

Una de las escenas que más ha molestado a la familia es cuando "todos los asistentes a la muerte de un menor en olor de santidad, protagonizan un efusivo aplauso que, como se aclaró en la rueda de prensa, nos parece (lejos de ser una caricatura) un homenaje precioso y ejemplar" señala Fesser.

El realizador afirma que ese suceso "ocurrió así realmente pero no en el caso de Alexia, sino en otro de los que estudiaron y en los que se inspira "Camino".

Alfredo González Barros, hermano de Alexia, asistió a la rueda de prensa de San Sebastián porque, como cuenta en la carta abierta a Fesser: "Quería oír cómo argumentabas ante los periodistas que nunca te pusiste en contacto con nosotros y por qué no has atendido nuestra petición formal de que retirases de tu película la referencia explícita de Alexia".

Asi todos contentos

Anónimo dijo...

Esa carta de Fesser no es de hoy, es del día 27 de septiembre.

Anónimo dijo...

Hola a todos....soy el anónimo de las 5 y pico de ayer ...siento estar en la oficina y no poder dedicar todo el tiempo que me gustaría a intentar plasmar lo que opino...
Anónima de la 1:32 AM: Olé.

Agus: ¿Por qué siempre te quejas de que se sacan las 'partes oscuras' por decirlo de alguna manera, de la Iglesia en general o del OD en particular? La pregunta sería: ¿existen esos puntos oscuros en realidad o no?

Seguro que hay muchas cosas estupendas en la Iglesia(como en cualquier parte: un asesino puede también ser un tío estupendo con su vecina...(y no estoy estableciendo silogismos, es un ejemplo)), pero eso no justifica las aberrantes.

Si yo hiciera una película sobre Hitler seguramente me fije en su faceta de hijo de la gran puta... ¿o no?
O si hago una de Springsteen como padre... ¿estoy dejando de lado que es artista?

En definitiva,lo que se critica: ¿existe en el OD y en la Iglesia o no? ¿Te parece bien?

Porque repito: muchas posturas de la Iglesia Oficial me parecen aberrantes y antinaturales, como a casi todo el mundo (salvo a vosotros)(o a mucha gente, no voy a entrar en porcentajes)... pero tenéis derecho a pensar lo que queráis, es vuestro CLUB. Uno muy raro, pero VUESTRO CLUB... gracias a Dios (el mío, el vuestro o el que sea) yo ya no pago la cuota mensual.

Sólo pido que a los demás nos dejéis tranquilos, y si queréis no folléis entre vosotros, ni os fecundéis in vitro, ni os divorciéis, ni abortéis...pero no salgáis en la tele diciendo barbaridades; y si lo hacéis (porque tenéis que, por ejemplo, defender los derechos de ese embrión futuro niño (?????) ) aceptad que luego notros os digamos que muchos de vuestros curas son pederastas (malo, muy malo) u homosexuales (que no pasa nada, porque también tienen pichita como yo) y no vengáis con que siempre se da esa imagen...
(oye, que estamos hablando de cine, que no deja de ser un negocio...si queréis hacer documentales para autobombo, hacedlos)

Anónimo dijo...

Precioso!! este debate es espectacular, la verdad es que no me he podido leer todas las entradas...por ello y a riesgo de reiterar alguna opinión pido excusas y paso a dejar algo de mis reflexiones (sin haber visto la película). Soy cristiano, creyente, mi relación con la Iglesia es un noviazgo con altibajos, como todos...supongo.
La verdad es que mi conocimiento de La Obra es reciente y, quiero entender que sus actuaciones se mueven dentro de los ámbitos de libertad absoluta y que la manera de vivir la Fe es verdadera. Si puede ser cierto que como organización humana tendrá sus fallos, pero también sus virtudes ¿no?. Mis pensamientos (reitero, sin haber visto la película pero con intenciones de hacerlo) se centran en la niña, la enfermedad y el llevar la cruz del sufrimiento. Creo que el que te toque algo así no debe ser por la Gracias de Dios, pero al menos confío en Su presencia y una Fe verdadera para poder sobrellevarlo con dignidad y la fuerza necesaria. Por experiencia personal (hablo de problemas muy graves con una hija, que ahora tiene 6 años y que Gracias a Dios sigue con nosotros) en momentos así sólo un sentimiento trascendente te da la paz para afrontar el paso hacia (o la cercanía) la muerte. Como dice un compañero "Que suerte los que creéis pues tenéis un sentido que dar a la propia vida y podéis mirar con menos dudas el final de la misma, a mí sólo me queda el miedo a lo desconocido, a la nada..."

Antonio N.S.

Anónimo dijo...

No soy ni he sido del Opus Dei pero los que criticais al OD me parece que no lo conoceis. Informaros antes.

En cuanto a Fesser y sus explicaciones sobre el incluir al final de la película,pese a dar la palabra a la familia de AGB de no hacer ninguna mención sobre Alexia, el 'en memoria de Alexia..' el tema de los aplausos, transmitir una idea de que la gente que vive en un ambiente familiar del OD tiene pesadillas con angeles custodios...etc denota ganas de hacer daño. Hacer daño al OD ensañándose para ello contra la família de Alexia que tanto ejemplo y entereza demostraron y demuestran con el profundo dolor de la muerte de su hermana. Admiro a los padres, ya fallecidos, de Alexia, a sus hermanos y a los que realmente la conocieron. Fesser nos toma por tontos. Informaros antes sobre la labor del OD y sobre la vida y entorno familiar de Alexia antes de seguir lanzando dardos contra los que quieren ser santos haciendo el bien en vida. Yo con mis muchos defectos y miserias admiro la labor del OD y me entristece sobremanera la intoxicación de Fesser con la única finalidad de generar polémica y sobretodo dinero. En definitiva es lo que más le interesa.

Un saludo al autor del blog por su clarividencia y altura intelectual.

Eduard (Barcelona)

Anónimo dijo...

Hola de nuevo, soy el anónimo de ayer a las 5 y pico y hoy a las 12. Desde ahora Miguel Ángel, que es un follón.

Eduard: eso es lo que intento, informarme. Por eso os pregunto, ¿son ciertas todas, alguna o ninguna de las cosas que se dicen habitualmente del OPUS?

Las que lo son, ¿te parecen bien?...

En cuanto a tu idea de que en la película se transmite que si vives en ese entorno tienes pesadillas con ángeles custodios, es tan absurda como esta otra: en la película se dice que si vives en Madrid tus padres no te compran vestidos rojos (son cosas que le pasan a la protagonista de la peli...como los sueños)

Eso no se dice en la película, eso LE PASA A LA PROTAGONISTA.

Anónimo dijo...

Parece que Fesser se estrella, primera semana en cartel y esta la setipma en taquilla, justo por encima de otro peliculón "Una conejita en el campus". Si sigue así no llega a navidad en taquilla, y eso que iba a arrasar, je, je...

Anónimo dijo...

Una gran película.

Adolece quizá de falta de claridad en el ritmo. Probablemente unas tijeras bien metidas (tal vez sobre un cuarto de hora de película) la elevaría a la categoría de obra maestra.

Los que se quejan porque la peli critica al Opus no se dan cuenta de lo realmente benigna que resulta esta crítica.

Anónimo dijo...

Hay respuesta de la familia, publicada en la Vanguardia, a la carta abierta de Fesser. Yo solo he podido leer el comienzo, pues parece ser que hay que estar suscrito para poder leerla entera.
http://www.lavanguardia.es/free/edicionimpresa/res/20081025/53567183942.html?urlback=http://www.lavanguardia.es/premium/edicionimpresa/20081025/53567183942.html
Saludos, Perico

Anónimo dijo...

No comentas nada de la escena de las piedrecitas en los zapatos... Eso también te pareció grotesca, exagerada e irreal? Creo que Fesser es bastante sútil con su crítica, porque podría haber puesto escenas mucho más fuertes y visuales que hubieran repugnado mucho más... Ya sabes, cilicios y esas cosas cosas que son el pan de cada día del Opus y que no son ninguan "fantasía"...

Anónimo dijo...

Para anónimo de la 1:28 PM

Si te hubieras molestado en leer, aunque sólo sea de aquello de lo que vas a opinar (¡qué menos! ¿no?) te habrías ahorrado tu comentario. Porque si lees más arriba, verás que el autor de este blog ya hace alusión a lo que tú planteas.
A lo mejor tú también eres de los que se indigna porque algunos opinen de la película sin haberla visto... Yo, por ejemplo, ya he dicho que no opino de la peli, porque no la he visto.
Aprovecho para reiterar que lo que me parece deplorable es la utilización de la vida real de una persona para presentar la propia visión de las cosas, reinventando sus sentimientos, etc. Insisto en que no parece que baste con matizar luego que no tiene por qué que ser exactamente la misma persona, que sólo "está inspirada en...", y tal y tal. Como era de esperar, la mayoría de la gente sale del cine pensando que las cosas fueron más o menos así.
En cuanto a las criticas al sentido cristiano del dolor, al Opus Dei, a la Iglesia, etc, me parece que son legítimas (lo cual no significa necesariamente acertadas). Igual de legítimo me parece la reacción del Opus Dei si no se considera bien retratado de modo público. Algunos confunden los términos. Protestar, quejarse, disentir... no es inquisición, no es fundamentalismo, no es censura. Eso lo sería si hubieran amenazado de muerte al director, se prohibiera su proyección, se hubieran quemado los cines donde se proyecta la película, o se atentara contra quienes vayan a verla. Vamos, lo que hacen (y harían en este caso) los fundamentalistas islamistas.
Saludos cordiales
Perico el de los Palotes

Agus Alonso-G. dijo...

Estimado Perico (de los Palotes), pensaba que podías ser un amigo con el que he estado este fin de semana, pero ya he descubierto que no. Me intriga saber quién eres.

Alberto: gracias por hacerme ver mi GRAN problema y hacer ese análisis TAN clarividente del Opus Dei. Permíteme, eso sí, que aunque acepte y asuma la controversia -y este blog es una clara manifestación de ello- me sienta perplejo por el odio hacia quienes no buscamos hacer daño. Y no te preocupes por mi salud, mis vehemencias son salsa de blog y vivo con mucha paz y alegría al respecto.

Tienes razón en que la beata Madre Teresa de Calcuta, San Maximiliano Kolbe o San Francisco de Asís, son santos menos controvertidos, que provocan más fácil adhesión de más gente que San Josemaría. Sinceramente, no veo que sea un problema para nosotros, aunque tú eres un tipo clarividente que, aunque no soportas a portadores de verdades absolutas, sabes que eso es "lo más doloroso para" la gente del Opus Dei. Gracias por iluminarme.

En cuanto a que los del Opus Dei nos relacionamos "lo justo" con el resto de la sociedad... Esto no necesita muchos comentarios, sinceramente. Demuestra lo bien que conoces esta realidad.

Por otro lado, que tú no conozcas las labores sociales del Opus Dei no significa que no sean visibles y que no tengan enormes frutos. Además, buena parte de la labor del Opus Dei es que sus miembros, individualmente, formen parte de asociaciones asistenciales de todo tipo. Aquí tienes algunas: http://www.opusdei.es/ssec.php?a=1742

De América: http://www.opusdei.es/arc.php?s=368-2

De África: http://www.opusdei.es/arc.php?s=368-1

Y así sucesivamente...

Aquí tienes, por ejemplo, el proyecto de ayuda a África que se creó con motivo de la canonización del Fundador del Opus Dei: http://www.harambee-africa.org/default.php
La sección en España es esta: http://www.harambee.es/default2.aspx

En España, una en el Braval que acoge a personas de todas las religiones y razas: http://www.braval.org/

El colegio Tajamar, en el que tengo el orgullo de haber estudiado y que se convierte en 1958 en uno de los pocos colegios en Vallecas... http://www.tajamar.net/tajamar/index.php?option=com_content&task=view&id=18&Itemid=34

La lista es bastante amplia, como puedes ver en los enlaces que te adjunto. Pero no dejes que la realidad estropee tus prejuicios.

En cuanto a lo del borrado de comentarios: como supongo que tú tendrás tu propio blog al que dedicarás tiempo y esfuerzo, puedes poner tus reglas en él, harás muy bien en dejar todo tipo de comentarios. Este es mi blog y me gusta el debate, pero no, no tengo ningún interés en que quepan en él determinados eructos mentales que sin discusión buscan sólo ofender.

Algunos os creéis que lo 2.0 le obliga a uno a dejar que cualquier mentecatez quepa en el propio espacio. Espacio al que tanto tiempo se ha dedicado para que sea un lugar habitable en el que pueda estar el que se encuentre medianamente a gusto sea cual sea su forma de ver la vida. ¿Que no te mola? Estás a un click de ser más feliz.

Agus Alonso-G. dijo...

Perdona, anónimo de las 5 y pico del jueves, no te he contestado.

¿Te has leído? "Sólo pido que a los demás nos dejéis tranquilos (...) no salgáis en la tele diciendo barbaridades; y si lo hacéis (...) aceptad que luego notros os digamos que muchos de vuestros curas son pederastas (malo, muy malo) u homosexuales (que no pasa nada, porque también tienen pichita como yo) y no vengáis con que siempre se da esa imagen...". Y a continuación dices: "si queréis hacer documentales para autobombo, hacedlos".

Leete con calma otra vez. Y luego seguimos debatiendo.

Agus Alonso-G. dijo...

En cuanto al anónimo aplaudido por Jordim y por el anónimo de las 5 y pico...

Tiene mandangas. "Acabo de ver "Camino" y me ha llamado muchísimo la atención cómo el ser humano es capaz de auto-convencerse (en este caso ese convencimiento cuenta con la poderosa ayuda de la religión) de que lo que le sucede es destino divino e incluso lo mejor para él.", dice, hablando con la convicción del que hubiese presenciado un hecho real, y no la interpretación personal de algo que -al parecer- no es un hecho real (¿o sí? Es que ya no me aclaro). Respuestas a lo demás, creo que hay abundantes a lo largo del post y sus comentarios. Este es uno más en la ya engordada lista de los que se creen que los creyentes somos memos sin raciocinio. Eso sí que es un pensamiento simplón que oculta muy poco interés por profundizar en una realidad mucho más compleja.

Tengo un enorme respeto intelectual por los numerosos ateos y agnósticos cuya visión está construida sobre presupuestos razonables. Cada vez tengo menos por aquellos que se quitan de un plumazo la religión con argumentos como los que el/la aplaudid@ anónim@ ventila. Lo del desprecio de corte y alabanza de aldea que sueltas poniendo a las tribus en taparrabos como modelo ya es de traca.

Cada vez está más claro: Fesser se sintió impresionado por la historia de Alexia (es impresionante, desde luego). Pero sus moldes mentales le obligan a buscar una explicación. Él interpreta lo que le da la gana, esto es, 'Camino'. Todo para que quienes ya tienen esos prejuicios sigan alimentándolos al verla diciendo: "es increíble que esto pase...", como si "esto" hubiese "pasado".

Ahora que la película ha ido mal en taquilla (un par de semanas más como estas y empezará a caer de las carteleras), Fesser saca su plan B: patalear contra el Opus Dei de un modo claro a ver si consigue que la institución entre al trapo y prolongue artificialmente la polémica. Pero el tiro le ha salido... mal. Qué lástima.

Anónimo dijo...

Querido Agus:
Lo de que no soporto a "portadores de verdades absolutas" es falso. Yo soporto eso y más. Lo que ocurre es que discrepo ¿ves la esencia, que diría Curro Romero? Me parece erróneo tener esa concepción de la vida, pero lo respeto y -muy pocas veces- lo admiro. Pero eso referido a lo religioso, pues en lo ético si hay valores absolutos universales -JUSTICIA, HONRADEZ, IGUALDAD, SINCERIDAD, BENEVOLENCIA, TOLERANCIA... etc etc-
Yo queía recordar, no obstante, que el primero en ir a Vallecas -al pozo en concreto- fue el padre Llanos S.J, luego miembro del PCE -ésto le duele a más de uno- que llevó el Evangelio - en su vertiente más humana- a un barrio machacado por las desigualdades y la pobreza. Y no, no creo que el OD esté trabajando a pie de calle contra las desigualdades. me das referencias web. Prometo mirarlas; no obstante hay otras referencias web de ex-acólitos donde aparecen frases terribles como "Expulsado por enfermedad" ¿Es eso cierto? Es que si miro unos testimonios, debo ver otros.
De todas maneras, insisto, jamás he visto opusdeístas en los comdores, roperos, albergues, etc. Como que no los veo bregando con vagabundos, desempleados, marginales, etc. Son más de marquesas, vaya. Son más de Clínica de Navarra -excelente hospital y mejor negocio- que de un dispensario para prostitutas -como los que lleva la orden de San Juan de Dios en Uganda-
No conozco ninguna secta -bueno, o corpúsculo, sección, prelatura, etc- que no presuma de su gran labor social, se lo oí a Testigos de Jehová, a kikos, a la Cienciología, incluso. Es una forma de exoterizar-para las conveniencias- las actividades de grupos esotéricos(esotérico/exotérico me remito a la etimología de los términos y no a las barrabasadas de Cuarto Milenio).
Gracias por elogiar mi clarividencia -tú tampoco eres manco, Agus-
Abrazos sinceros
Alberto

Agus Alonso-G. dijo...

Querido Alberto, ¿nos conocemos :)? Si es así, ¿qué haces blogueando a esas horas?

Y no, querido disputante, siento decirte que antes que el Padre Llanos, San Josemaría y algunos de sus seguidores (entre ellos el que luego fue su primer sucesor, Álvaro del Portillo, que fue allí agredido gravemente cuando acudía a dar catequesis) ya habían echado horas de caridad y Evangelio -por lo que yo sé, entiendo que también en su vertiente más humana- en Vallecas veinte y treinta años antes. Puedes informarte con detalle leyendo alguna biografía del santo.

En cuanto al estar a pie de calle luchando contra las desigualdades, insisto, no dejes que tus prejuicios cieguen la realidad. Ya te he dicho que a nivel corporativo el Opus Dei sí hace cosas. El colegio donde yo he estudiado, obra corporativa del Opus Dei, fue el primer centro de enseñanza media de Vallecas. Gracias a él, miles de personas han accedido a una mejor educación. Y eso sí que es fomentar la igualdad y paliar las desigualdades. Compara barrios que hace 50 años no eran peores que Vallecas y que hoy han quedado mucho más atrás en el desarrollo económico y cultural. Te hablo de este ejemplo porque es lo que me pilla cerca, a pie de calle.

Por otro lado, como ya te dije antes, la parte más importante del apostolado y, por tanto, la acción social que lleva a cabo el Opus Dei no lo hace corporativamente, sino a través de la acción libre de cada uno de sus miembros. A mí, por ejemplo, y me cito para hablar de la realidad de a pie, en primera persona y no de oídas, me gusta ir de cuando en cuando (mucho menos de lo que me gustaría realmente) al comedor de las Hermanas de la Caridad en la calle Segovia, a echarlas una mano y a aprender de ellas y de la pobreza que allí se ve.

Puesto que tú debes ser un frecuentador de roperos, albergues, etc., siento que todavía no hayamos coincidido allí. Y digo que no hemos coincidido porque las pocas veces que he estado no he tenido la suerte de encontrarme allí a no creyentes, ni mucho menos a esos que luego van dando lecciones de ética y de caridad por el mundo adelante.

Insistes en comparar las obras del Opus Dei con las de otras cojonudas instituciones de la Iglesia. Qué tontería. Cada cual tiene su carisma. El nuestro no es el de "las marquesas". A lo mejor tú piensas que lo es porque tú mismo procedes de esos ambientes y el único Opus Dei que conoces -¿de cerca?- es ese (porque el Opus Dei es para todos, también para marquesas). Yo, que estoy rodeado de personas del Opus Dei que proceden de extracciones muy humildes, nunca he entendido realmente las acusaciones de elitismo que como la tuya, se aventan.

En cualquier caso ya que me hablas de comedores, dispensarios y tal, te cito Harambee (pero no, eso no vale, porque 'deconstruye' tus arraigados prejuicios), te cito Monkole, dispensario médico en el Congo, (http://iniciativas-opus-dei.evangelizando.org/monkole.htm) que no es que sea muy lucrativo que digamos, como tampoco lo es Salud y Familia de Venezuela, te cito Braval en el Raval barcelonés, te cito El Salto en Chile, te cito Junkabal (centro de formación profesional para la mujer en Guatemala), te cito el Instituto de Teconología Industrial de Nigeria,... Pero, insisto, son enlaces web, fachadas montadas para que gente como yo pueda ahora oponerlas a los prejuicios de gentes como tú en discusioes como estas.

El Opus Dei no presume de gran labor social, entendida como labor asistencial, porque de hecho ese no es su carisma. Pero, por favor, aclárate, ¿somos entonces "el grupúsculo de las marquesas" o "el que se jacta de obra social"? Ah, somos las dos cosas, no incompatibles, claro. Yo sólo he sacado a colación la labor social del Opus Dei cuando tú has dicho que las obras sociales del Opus Dei no son muy visibles. Así que un poquito de coherencia, por favor.

El problema es que si la Iglesia se dirige a los humildes, diréis: claro, su mensaje irracional no puede cuajar entre los prósperos e intelectuales. Si se dirige a los ricos y a la gente con cultura: claro, es que es elitista y se han olvidado del Evangelio (como si Cristo no hubiese venido a salvar a TODOS)... El problema, en definitiva, suelen ser vuestros prejuicios, vuestra animadversión, que no diga que no tenga justificación a veces, pero que os ciega ante la realidad de personas que haremos muchas cosas mal, pero que intentamos hacerlas lo mejor que podemos. Para algunos, en nuestros actos siempre habrá móviles oscuros. Pues que lo disfruten.

Es tristemente cachondo que la crítica moderna, ilustrada, contra la Iglesia viene precisamente de una élite intelectual que defiende la educación como gran humanizadora. Cuando una institución de la Iglesia, entre otras muchas y no exclusivamente, se dedica con especial interés al laico medio e incluso a la clase intelectual para llegar a más y dar esa "luz" de la educación y de la formación a más gente, os cabrea porque no estamos en Uganda con prostitutas o en Calcuta en los "agujeros negros" de los pobres entre los pobres. Insisto, aclárate, aclaraos.

Me alegra que reconozcas al menos en lo ético valores universales. Lo sobrenatural se construye sobre lo natural y lo divino sobre lo humano, así que es natural que podamos comapartir tantas cosas buenas.

No conocía la palara exoterizar, ahora ya la conozco.

Por no dejarme nada si contestar, las referencias a webs de gente enfadada con el Opus Dei, algunos de los cuales pertenecieron a la institución. No sé a qué caso te refieres con lo de "expulsado por enfermedad".

Ya de antemano te digo que, como sucede en la Iglesia, también la gente del Opus Dei comentemos errores, faltaría más. Tú, yo, todos las autoridades morales del mundo cometen errores. Sin lugar a duda que se podrán enumerar casos de cosas mal hechas en la Obra, por gente de la Obra. No hay que olvidar, sin embargo, que esos casos no dejan de ser percepciones personales, una sola campana. Y para hacerse criterios sólidos sobre un hecho hay que tener varias versiones para contrastar. Si fueses periodista, y si lo fueses no me cabe duda de que eres bueno, qué te voy a enseñar yo a ti. Es decir, que seguro que hay motivo para que haya gente cabreada con la Obra, porque hemos hecho cosas mal, como para estar cabreado con la Iglesia, etc., y además entiendo que provoque más escándalo que quienes predicamos el amor y el bien, la perfección, etc., cometamos esos errores. Pero, como comprenderás, no se puede dar pábulo a la primera crítica o a la primera versión de una historia de desencuentro con el Opus Dei. Y menos, sólo dar pábulo a esas versioes del Opus Dei, como al parecer hace el amigo Fesser.

Abrazos también sinceros para ti, si has llegado a esta última línea.

Anónimo dijo...

Querido Agus:
No tengo prejuicios, lo que me lleva a admitir tu honestidad, cortesía y sinceridad. Dicho ello, únicamente unos matices para pincelar el óleo :-)
No nos vemos en roperos, comedores, etc, básicamente porque no soy de Madrid. Vivo a casi 700 km y por tanto... No obstante, claro que hay no creyentes -mi caso conste que puede ser de no católico, pero no de ateo ni agnóstico, oye-. Y es que no es preciso creer en Dios, para echar una mano a otros , en lo que se pueda. No voy a ayudar otro, porque piense que voy a ganar el cielo, o porque sea favorable a la voluntad de Dios. Se hace, porque se debe y punto -El Imperativo Categórico, Kant, bla,bla-
Por otra parte, te doy la razón en que los mensajes religiosos son universales y ello incluye a las marquesas -incluso a las de Serafín- y a los ricos, poderosos, etc. Desde luego no es delito ni pecado ser rico - la forma de conseguirlo, muchas veces si- Lo que quería dejar claro, es que es fundamental dejar los pies en el suelo, y que el suelo a veces no está firme, y a veces está lleno de porquería.
Yo mismo, me he visto más de una vez desengañado del trabajo solidario, ya sea por los otros cooperantes, o muchas veces por la dificultad -quien niegue lo que voy a decir, que tenga c.. a bregar con indigentes, vagabundos, presidiarios, etc- del trabajo a pie de calle.
Pero bueno, puedes ver que tampoco es para tanto lo de las diferencias, y conste que lo de "salir en camilla del congreso" era una broma más o menos chusca. Y puedes ver que te leí hasta el final.
Por último, quiero volver a decir que a mi Camino me gusta; la cría es desbordante, los sueños son magníficos, y me extraña que os llevéis por lo de los aplausos -creo honestamente que los personajes no celebran la muerte de la niña, sinó que la homenajean así- y no reparéis en la escena tendenciosa por excelencia -el ratón y la ratonera- Pero pienso, que Fesser se columpió al no retirar la dedicatoria -creo que fue cariñosa, pero si sus deudos no lo desean se debe retirar-
Un cariñoso abrazo
Alberto

«El más antiguo ‹Más antiguo   1 – 200 de 281   Más reciente› El más reciente»