martes, 10 de junio de 2008

God save England

Hace hoy dos años que salí para Inglaterra. Dos meses y medio en Manchester que cambiaron mi vida. Entonces, escribía esto:

De camino al aeropuerto estaba muy nervioso, como podeis comprender, sobre todo por el miedo a lo desconocido. A la vez, sentía una cierta sensacion de liberación, del que emprende una nueva vida, o una nueva etapa en su vida"

No me equivoqué.

Siempre había visto a los ingleses como seres despegados y fríos, alejados de mi supuesto carácter latino. Claro que tenía anglofilia, pero más por el New York cinematográfico que por una cultura angloparlante que no conocía de cerca. Sin embargo, allí descubrí que mi parte castellana o/y la galaico-leonesa estaba más cerca de Oxford que de Los Angeles.

Allí entendí lo que era vivir en una casona victoriana; allí descubrí a Newman, leyendo parte de sus cartas y diarios y una breve biografía; alli leí la Autobiografía de Chesterton y pude leer su opinión sobre mis queridos Pickwick Papers en una edición de principios del XX de Chesterton on Dickens. Y allí, también, me di cuenta de que no tenía ni idea de inglés.

No pude pisar Oxford, ni Londres (apenas el aeropuerto durante unas horas), sí Liverpool y su Cave beatlesque, Chester, la exuberante belleza de Lake District, región-santuario de Beatrix Potter... Precisamente la foto que hoy ilustra mi perfil fue tomada en Hawkshead, un pueblito incrustado en la verdura del lugar:

La vista muy aproximada que se puede tener desde el banco desde el que comía la manzana es esta:




Conocer personalmente Inglaterra y enamorarme de ella me hicieron mejor. Y cuento los días para volver a lo que para mí fue una Arcadia.




Con Chechu y Michel, en un palacete solitario en una loma junto a uno de los lagos de Cumbria (aka Lake District).

5 comentarios:

Terzio dijo...

A perfect Bierzo's boy recycling english man.

O algo por el estilo, ¿no?

Pero me decepcionas: Esas fotos ya las tengo ¿Por qué no pones de una vez las de la falda escocesa?

A ver!

'

Anónimo dijo...

Tú lo que quieres es ver faldas eh?

Agus Alonso-G. dijo...

¡¿Cómo que las tiene?!

Verónica dijo...

Agus, descubro nuevas afinidades. También soy una enamorada de Inglaterra, y cuando alguien me ensalza Francia y los franceses para denostarme a la pérfida Albión le miro con cara de perro, y me lo tomo casi como algo personal, como un insulto a un ser querido o algo por el estilo.

Me encanta saber que tu vida diera un giro allí; la mía también lo dio allí un vuelco hace ya... bastantes años. Y me alegra comprobar, una vez más, que hablamos un lenguaje común.

Agus Alonso-G. dijo...

¡Sí!