miércoles, 26 de marzo de 2008

The winner is...

La primavera la sangre altera. Será eso. Porque ni por Pascua se le levanta el ánimo que desde hace unos día le tira para abajo. Y, sin embargo, serenidad.

Escucho vía Youtube la canción "The Winner Is" de DeVotchka que abre mi querida Little Miss Sunshine. Una canción que podría servirle para imprimir una alegre melancolía a sus días plomizos. Al fin y al cabo, qué leches, no está mal que, aunque infinitamente menos que la mota de agua en el caliz, pueda acariciar algo de Getsemaní. A pesar de que lo haga, como un niño desentrenado, a regañadientes.

Quisiera escribir cosas que bullen en la cacerola que crece sobre mis hombros, pensamientos rumiados en estos días de madrileña Semana Santa (laboral a ratos). Sobre la necesidad de recuperar el sentido heroico de la existencia, sobre la supremacía ontológica de la democracia sobre la aristocracia que ayer discutía con Fernando, sobre mi no condición de anti-moderno... Pero no hay tiempo ni espacio ahora.

Parece, gioia pasquale, que tendremos JMJ en Madrid en 2010. Impresionante.

No hay comentarios: