sábado, 8 de marzo de 2008

Reflexión de la jornada

Quiera Dios que no se haya puesto de moda atentar antes de cada día de elecciones legislativas.

La furia española es lo que tiene. Que funciona a espasmos estomacales. Le ponen el trapo rojo y ¡hala!

Quiera Dios que no nos esperen otros cuatro años de encabronamiento gradualmente descendente.

1 comentario:

Suso dijo...

Propuesta: ¿Para cuándo una inversión del actual planteamiento de las campañas electorales, es decir, 1 día de campañeo y 15 de reflexión? A lo mejor nos iban mejor las cosas...
Saludos.