jueves, 20 de marzo de 2008

De El libro de la Pasión

I

LOS DÍAS FINALES

(...)

5

Y quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre
se dicen tantas cosas le contestan los doce
tú sabes cómo es la gente de habladora
se escriben tantas cosas de ti últimamente
se dice que eres la cabeza decapitada y resucitada de Juan el Bautista
o los ojos del profeta Elías embellecidos por la oscuridad
se dice que eres el más dulce de los impostores
el hombre que llegó a ser Dios por autosugestión
el que se engañó a sí mismo con la historia más bella jamás contada
se dice que eres el primer socialista de toda la historia
el precursor de Marx en clave el primer revolucionario
que desde la ultratumba envía órdenes secretas a la teología de la liberación
hablando con la voz dialéctica de la materia
se dice que eres la voz que clama en el desierto
con el rostro oculto por el santo sudario
para evitar el acoso de fotógrafos y periodistas
entre los cuales eres cada día más popular
se dice que eres el primer existencialista
se dice que el primer ecologista el vegetariano
que a su paso convertía las carnes en verduras
los rebaños de Galilea en verdes pastizales
invirtiendo así el proceso de la terca ganadería
se dice que eres el punto omega de la ecología terrestre
se dice que eres un problema de conciencia estrictamente privado
y cuya solución pública atentaría contra las libertades cívicas
se dice que eres polimorfo hipotético parapsicológico
el mito más hermoso de los pueblos mediterráneos
una creación de la luz solar en esas invisibles playas
que cada dos o tres siglos producen un salvador
de gran aceptación en todo el mundo
se dice que eres el eón intermedio entre Dios y el cosmos
el alma del mundo disfrazada de predicador
el famoso eslabón perdido de la teosofía el budha
se dice que eres el primer y más amoroso hippie
el que vagaba por Galilea con un collar de flores silvestres
seguido por turbas desharrapadas o sea nosotros
haciendo temblar el establishment de la burguesía
haciendo temblar la bolsa y el precio del oro
se dice que eres una ilusión óptica de las masas
que te veían pasar por sí mismas de color azul
se dice que eres un subproducto del lenguaje hebreo
un sueño de Saulo de Tarso cuando se dirigía a Damasco
el perfume evanescente de un frasco vacío
en fin de ti se dicen tantas cosas
has dado que pensar al corazón humano
supieras cómo delira por saber quién eres
y cómo suspira el pobre en la oscuridad.

José Miguel Ibáñez Langlois, tomado de Oficio (Antología poetica), en edición de Enrique García-Máiquez en los "Cuadernos de Poesía Númenor"

2 comentarios:

Terzio dijo...

Patética "literatura oficial/profesional".
Lo malo es que se perpetúa, ya ves.

'

Agus Alonso-G. dijo...

Pues a mí me encaaaaaaaanta...