domingo, 30 de marzo de 2008

Potaje

La oscuridad, de vez en cuando, puede parecer cómoda. Puedo esconderme y pasar mi vida durmiendo. Pero nosotros no hemos sido llamados a las tinieblas, sino a la luz"

Lo que me conquista de Benedicto XVI es que no rehúye la realidad, en este caso reconociendo una realidad tan viva.

* * *

The atheist delusion, en The Guardian. No es una visión que yo comparta, pero es interesante, serena y crítica con los 'fundamentalistas secularistas'. Y que me da que pensar sobre la manera en que los cristianos tenemos que ganar en cordialidad y credibilidad a la hora de proponer nuestra oferta, que consideramos La Oferta. Recojo citas:

The belief that history is a directional process is as faith-based as anything in the Christian catechism. Secular thinkers such as Grayling reject the idea of providence, but they continue to think humankind is moving towards a universal goal - a civilisation based on science that will eventually encompass the entire species"

Islamists owe as much, if not more, to the far left, and it would be more accurate to describe many of them as Islamo-Leninists. Islamist techniques of terror also have a pedigree in secular revolutionary movements. The executions of hostages in Iraq are copied in exact theatrical detail from European "revolutionary tribunals" in the 1970s, such as that staged by the Red Brigades when they murdered the former Italian prime minister Aldo Moro in 1978"

The attempt to eradicate religion, however, only leads to it reappearing in grotesque and degraded forms"


* * *

Un artículo en el Newsweek del 24 de marzo también sugerente, sobre una presunta Look at Me Generation.

2 comentarios:

Klaude dijo...

Hablando de ateismo militante, empece a leer 'The God Delusion', de Richard Dawkins, para ver que habia detras de todo el 'hype'. Lo que me encontre fue desconcertante: parece mentira que un profesor de Oxford pudiera escribir con tan poco rigor. Su nivel de argumentacion era peor que el que uno esperaria encontrar en un libro de catequesis de primera comunion para ninnos pequennos.

No me queda ninguna duda de que toda la publicidad que muchos medios le han dado no es resultado de una critica objetiva, sino de la desesperacion por encontrar voces autorizadas que defiendan las ideas de esa minoria 'bienpensante' y anti-religiosa.

Por cierto, despues de las primeras 20 paginas abandone el libro porque la conciencia me remordia: mi tiempo lo podia emplear en actividades mas fructiferas.

Agus Alonso-G. dijo...

Sí, por ahí han ido muchas críticas de agnósticos o ateos no dispuestos a justificar cualquier planteamiento contra la religión.