sábado, 15 de marzo de 2008

Arrodíllate, mortal

He hecho voto de ignorar al Chikilicuatre -lo cual, por entorno profesional, no es fácil-, aunque no miro por encima del hombro al que le presta atención, ni me rasgo las vestiduras por la imagen que demos en Eurovisión. Al fin y al cabo, es una manera de reírse en las narices del festival, de tomarse en serio su vulgaridad.

¿Será bueno este sibaritismo -si lo es-?

Otro ejemplo. Leía estos días, con infinita pereza, La sombra del viento. La peripecia está bien engranada, tiene ingredientes para cogerte, incluso está bien escrito, con momentos de gran musicalidad, sí.

Pero qué sensación de estar perdiendo el tiempo. Embaularme quinientasipico páginas mientras me esperan en la mesilla de noche, en el escritorio, en la estantería, las Tragedias de Sófocles, El libro de las ilusiones de Auster, Persona de Julián Marías. Por ejemplo.

¿Estaré fuera de la realidad? ¿Acaso las humanidades deshumanizan?

¿Por qué me lo pregunto? Sé que no. Y, gracias a Dios, más que como el intelectual que se atusa la perilla en la tarima, me siento como el niño que fui, leyendo un libro de buena mañana, tirado en la cama, en penumbra, para no despertar a mis hermanos.

No quiero molestar a nadie. Solo que me dejen disfrutar de esta felicidad.

4 comentarios:

batiscafo dijo...

Qué buen título de entrada.
A "La sombra del viento" le pasa que es un cóctel bien batido y se deja beber con facilidad, pero al final te deja mal sabor de boca y no sacia ni alimenta porque amargan demasiado los ingredientes eróticos y anticlericales y le falta densidad humanística.

pseudópodo dijo...

Sí, pero ¿por qué leer el libro de Zafón?¿Estás obligado a hacerlo?

Agus Alonso-G. dijo...

No creo que el problema de "La sombra del viento" sean sus elementos eróticos y anticlericales.

En cuanto al por qué leerlo, por interés profesional.

Mery dijo...

Yo aún caí mas -desafortunada expresión, lo siento- y le dí otra oportunidad leyendo su "Marina". Era mas de lo mismo y como a ti, me asaltaron las mismas ideas ¿por qué perdí el tiempo?.
Porque también tengo a J.Marías y sus excelencias, y a Ortega, y a Flaubert....y me gustaría poder hablar de ello sin tener la sensación de que me tildan de "pedante". En fin....
Bien hallado seas.