sábado, 9 de febrero de 2008

¿Intelectuales?

Recuerdo que en 2004 había tomado la decisión de votar en blanco hasta que la aparición de la cuadrilla de artistas afiliados a PSOE e IU (sus cortos "Hay motivo", contra Aznar) me decidió a votar contra ellos aun a costa de mi antipatía por el ex-presidente. Luego tuvo lugar el 11-M y, en fin, los motivos que daba esta farándula eran lo de menos.

Ahora vuelven al ataque. Son prácticamente los mismos que en 1996 mitinearon por el Felipe de los GAL, Filesa, el paro galopante, el monopolio mediático y demás. A algunos de ellos (Bosé, por ejemplo) la TVE del PP los alimentó generosamente durante su legislatura con sueldos millonarios, programas y cuota de share.

Los medios más radicales de la izquierda los llama "intelectuales". Y entonces encuentro respuesta a la reflexión que me hacía el otro día por los pasillos del Prado: ¿cómo puede ser que hoy pinte tan poco España en el panorama cultural, un país que tanto y tan buen artista ha dado al mundo entero?

3 comentarios:

El Espantapájaros dijo...

La aparición de la caterva de paletos, sedicentes hombres de cultura, titiriteros en verdad, es de agradecer. Su incidencia en la campaña será negativa para el PSOE. En 2004, cuando fue estrenada, nadie fue a ver esa porquería de "Hay motivo". Y en 1996, con otro vídeo de los hombres de cultura pidiendo el voto para un eterno González, el PSOE perdió las elecciones de marzo.

A mí este asunto me traería el pairo de no ser por las subvenciones que recibe el cine español, pues hay muchos directores y actores metidos en la propaganda pro-PSOE. Hay que retirar los fondos, cerrar el grifo, y que esa industria sobreviva por su cuenta, si puede. A lo mejor así tan encumbrados directores tenían que trabajar más y mejor y rebajar su ego.

Terzio dijo...

Piara: Común y plebeya piara; proletaria no, porque esa calaña sólo fornica y ya no pare (que no sé si será preferible, al fin).

'

Morgenrot dijo...

¡ Quiero irme a vivir fuera ! No soporto esta Andalucía deprimente y deprimida, del "dame pan y dime tonta", aborregada e inculta.

Yo me quiero ir a la Germania, donde debería haber nacido y por circunstancias me tocó aquí.