martes, 4 de diciembre de 2007

E.E.E.

Sí. Esto Es España. Y es una vergüenza. El informe PISA sigue ahondando en los nefastos resultados de nuestros alumnos. Era difícil, pero hemos empeorado bastante en comprensión lectora (la base de toda educación, saber leer). Y va y dice Zapatero que "nuestro sistema educativo no ofrece un mal rendimiento, el problema es que hemos tenido muchas generaciones en España con un bajo rendimiento educativo, fruto del país que teníamos". Claro, y por eso, EMPEORAMOS, porque antes era peor el país. Imbécil.

E.E.E. La educación ocupa titulares cotidianamente en la prensa seria de Reino Unido. Durante la campaña electoral francesa, se puso el foco en el sistema educativo. Alemania ha buscado la manera de que su universidad vuelva a competir con las grandes del mundo. Finlandia encabeza todos los informes PISA, y la solución no es inyectar más dinero en el sistema público. Mientras el Occidente avanzado se preocupa de lo que verdad importa, nosotros jugamos al lego autonómico. Aquí la cosa va de banderas, de reformas estatutarias que aprueba un tercio de la probación, de matrimonios gays para un 0,1% de la población, de enmendar presupuestos para pagar a la tribu a costa de la censura de una ministra manifiestamente incompetente...

Pedro J., al que le gustaría ser Ciudadano Kane, y del que cualquier español avisado -que no tenga negocios con él- debiera precaverse, decía hace unas semanas en su homilía dominical que el PP no debía ser "beligerante" en temas como las bodas gays, la investigación con embriones, o la Educación para la Ciudadanía. Si quería ganar las elecciones. Y, lo peor es que puede que tenga razón. E.E.E. Al fin y al cabo Ramírez ejerce de político, no de periodista. Y sabe moverse al viento más adecuado.

Frente al vacío ideológico de oportunistas como él, de buena parte de los políticos contemporáneos, de hacedores de opinión incultos, de jóvenes ignorantes con título universitario, se elevan voces como la de Mercedes Aroz, la senadora más votada de España. En una entrevista en El País, decía que, aunque "la fe es un don de Dios", ha hecho esta conversión apoyándose "en la razón".

E.E.E. Hace un siglo, los del 98 ya se lamentaban de nuestro atraso con respecto a Europa. Hoy cabe hacer lo mismo. Eso hace que, aun sintiéndome español por los cuatro costados, me identifique más con mi ser europeo, con una tradición en la que se unen Tomás de Aquino, Erasmo, Isabel la Católica, Cisneros, Moro, París, Oxford, Kant, Schuman, etc.

5 comentarios:

Terzio dijo...

Deberían ser valientes y airear estadísticas comparativas entre colegios-alumnos de la pública y la privada-concertada.

Y que reviente la canalla política (toda).

+T.

erpayo dijo...

el otro día se lo comentaba a un compañero de trabajo: los metía a todos en el Congreso, cerraba con llave y le prendía fuego.

Terzio dijo...

Eso ensucia mucho; y el Palacio de las Cortes atesora pinturas y mobiliario de gran valor.

Prefiero una abducción por los extraterrestres, o translación irreversible al hiper espacio extra-galáctico

'

Agus Alonso-G. dijo...

¿Nos los mereceremos? Yo creo que no. Y ya va siendo hora de que digamos basta.

Terzio dijo...

Pues a ver cómo!

¿Alguna sugerencia?

Yo insisto en la abducción extra-terrestre-galáctica.

'