viernes, 2 de noviembre de 2007

Malditismo

Hay no poco literato que dice que sólo escribe el insatisfecho, y que uno se arrima a las páginas de un diario cuando triste, y para lloriquear nostalgias y penas. Herencia del Romanticismo, supongo. Un poco al contrario de lo que sucede con los vídeos caseros, de los que sólo se pueden deducir familias felices que bañan al bebé, celebran cumpleaños, bodas y comuniones, o filman los primeros pasos del nene o la nena. Puede que sea verdad, que estos días esté lo suficientemente satisfecho como para no necesitar un cobijo en el blog. Yo creo más bien que es el deseo de experimentar la libertad, el pataleo del casi adolescente: ¿obligaciones con el lector con la diaria logorrea? Y una porra.

(¿Será crisis creativa?)

(Mañana, por cierto, me examino de la segunda prueba de ingreso en RTVE.)

6 comentarios:

Terzio dijo...

Ah, pecador! Es por eso, entonces...

Bueno, te incrementaré con un plus la cuenta que te tengo abierta.

(Pero no me co-responsabilizo del mal uso y/o las tentantes situaciones que vengan aparejadas con la dedicación a ese medio. Conste).

Lo del romanticismo, vale; lo del malditismo, según; lo de las obligaciones con el lector, bah!

Pero es buen ejercicio la línea diaria en el blog; y vagabunbloggear...Hmm...No, eso no si no se sabe dónde y quién (consultar con el dire blog-spiritalis).

P.s. Avisa del resultado para que pare el plus.

+T.

George dijo...

Muchas suerte con el examen!!!

El Espantapájaros dijo...

Hay épocas y épocas. Como lo que yo hago en mi "blog" es más desapasionado y racionalizado, no me paro a pensar si estoy triste o satisfecho. Es una obligación, para con los lectores y, sobre todo, para mí.

Un saludo y ojalá se te dé bien el examen

Agus Alonso-G. dijo...

Gracias, chavales.

De pasar a alguno de los perfiles (radio, televisión, multimedia) de los que me examino, el examen definitivo, práctico, sería dentro de dos semanas. Para entonces, todo quedará visto para sentencia.

E. G-Máiquez dijo...

Ánimo, y a por ellos.

Terzio dijo...

Pues como me sigas llamando "chaval", estás sentenciado ya.

Tú verás...

** A los otros les puedes seguir chavaleando, claro.

+T.