lunes, 22 de octubre de 2007

Una cruz pectoral al servicio del diablo


Qué vergüenza. Qué escándalo. Qué manera tan bastarda de usar a la Iglesia.

Hay cosas que uno no quiere entender, como el que este señor sea obispo.

16 comentarios:

E. G-Máiquez dijo...

Ayuda mucho a entenderlo la Divina Comedia, con su Inferno repleto de clérigos.

kañaman dijo...

Mucha Cruz y mucho beatismo y luego sólo mierda.

Terzio dijo...

Vamos a ver, vamos a ver....!!!

Porque flaco servicio hacen uds. a la Causa haciendo lo mismo que hacen los gestores del programa contra la Causa.

Y caen uds. en la trampa tan sútil consiguiendo causar el mismo efecto buscado (y seguramente planeado).

Si no se dan cuén, necesitan colirio.

(La estadística del Dante, también muy ocurrente y brillante; si fuera acompañada con una del Paradiso y sus moradores, quedaría más completa y ponderada).

+T.

Agus Alonso-G. dijo...

Que no, que no, que a estos criminales hay que señalarlos y dejarlos al desnudo, cuando ellos se empeñan en aventar sus delitos. Para que quede claro que una cosa es la santidad de la Iglesia y otra la miseria (tremenda en este caso) de sus miembros.

y en esto todos los que no pensemos como tú, somos ciegos, claro. Yo respeto el silencio de algunos que no debieran callar.

Terzio dijo...

Ya.

Aplica esa norma more universale; y a todos los miembros; y en todas sus circunstancias.

Verás qué gracia.

+T.

Agus Alonso-G. dijo...

No, todos somos pecadores, pero gracias a Dios no todos justificamos ni amparamos el asesinato. Y es difícil encontrar peor pecado que ese.

Lo que me parece rayano en lo cínico es callar actitudes casi criminales solo porque el que las lleva a cabo porte un alzacuellos. Hace más daño a la Iglesia el silencio cómplice que la pérdida de imagen o la confusión que mentes simples o malintencionadas saquen de ello.

Insisto, no comparemos lo incomparable. Por mucho, mucho menos, criticamos a otras figuras públicas.

Agus Alonso-G. dijo...

E, insisto, este aventa su pecado en primera plana.

Terzio dijo...

Sobrevaloras el juicio político por encima de otras consideraciones mucho más graves.

Eso es grave.

+T.

Agus Alonso-G. dijo...

¡¿Juicio político?!

Gravísimo todo, sí. El apocalipsis.

Anónimo dijo...

Sí señor, Agus, con un par.

Bruno

El Espantapájaros dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Espantapájaros dijo...

Algún día ha de pagar la Iglesia vasca, en general, por sus múltiples delitos y omisiones. Ni olvido ni perdono a aquellos curas negándose a oficiar funerales de víctimas del terrorismo o a esos otros que lo apoyan, bien abiertamente, bien soterradamente. ETA se fundó en un seminario, y esos individuos que amparan al terrorismo nacionalista vasco no merecen ningún respeto.

Un saludo

Terzio dijo...

La "iglesia vasca" ya ha pagado y sigue pagando, desgraciadamente para la Iglesia.

Que es lo que me importa más de todo lo de las vascongadas.

Pero da pena ver quién zurra la badana a quien no debiera.

+T.

Agus Alonso-G. dijo...

¿Recuerdas aquello de "tolerancia cero" de Juan Pablo II sobre los sacerdotes pederastas de Estados Unidos? Pues eso.

No me gusta tener que acusar con el dedo a ningún miembro de la jerarquía. Pero ante semejantes barbaridades, no pienso callarme ni debajo del agua, cuestión de conciencia.

Pues no reprendió San Pablo a San Pedro y lo contó en carta... Y no fue por justificar asesinatos.

La Iglesia en el País Vasco cumplirá su misión cuando se dejen de soportar estas barbaridades. No se quiere sajar, y la gangrena sigue machacándonos.

kañaman dijo...

¿Qué pasa terzio? ¿que defendemos a esta gentuza sólo por ser del gremio? venga ya, me da igual quién sea, si es basura lo es aunque lleve sotana.

Terzio dijo...

Nunca.

Por ser lo que es siempre estará muy por encima del común, y mereciendo una consideración y un respeto excepcionales.

Además olvidais una cosa: Preguntadle a las ovejas qué les parece el pastor ; os llevaríais una sorpresa.

+T.