lunes, 29 de octubre de 2007

Teologosaurios

En su momento -hace no tanto- debieron ser muy nocivos. Hoy, poco cabe más que la compasión de la vergüenza ajena. El previsible Miret Magdalena (93 años) escribe en El País un artículo no importa sobre qué tema -ah, sí, las beatificaciones de mártires- en el que ataca la doctrina de la Iglesia católica. Es un magno ejercicio de chocheo estílistico -pobrín- en el que argumenta como mucho con los pies. Un don Quijote atizando a los pellejos de vino.

Ya apagada la hoguera de las vanidades, pasada la cogorza posconciliar, se levanta la mañana, y el que anoche se creía rey de la pista de baile embutido en su traje de lentejuelas aparece hoy ante la luz límpida del alba con toda su apariencia de fantoche ridículo. Insisto: pobrines. Ellos y aquellos a los que embaucaron.

[Para aquellos que no tengan interés en leer el artículo ni darle visitas, solo tres perlas (que no hacen ni por asomo justicia al caos estilístico-conceptual del artículo):

“Los católicos ultraconservadores y la mayor parte de la jerarquía eclesiástica han manifestado una falsa alegría por la decisión de la Santa Sede de celebrar ayer un multitudinario acto para honrar el martirio de aquellos que fueron en gran parte muertos en España por las fuerzas republicanas, dejándose llevar unos y otros por razones políticas más que religiosas”. A nivel morfo-sintáctico, hay que reconocer que la frase tiene bemoles.

“Más nos valdría callarnos sobre lo que no vivimos, guardar sobre ello un discreto silencio”. En que se carga de un plumazo el estudio de la Historia, e incluso de la crítica textual.

“Afirmo, pues, que los hechos han sido frecuentemente modificados por quienes no los vivieron ni los estudiaron objetivamente. (...) Por los que no saben lo que es ser mártir”. Y -creo- no habla de él mismo.

(Si entráis a leer el artículo, os animo a votar vuestra opinión sobre él/ello.)]

3 comentarios:

Terzio dijo...

Dice el magdalenosaurio:

“Afirmo, pues, que los hechos han sido frecuentemente modificados por quienes no los vivieron ni los estudiaron objetivamente"

Que es precisamente lo que ha heho Zp con su infausta ley de des-memoria, y lo que lleva años haciendo, por ejemplo, Gibson (Ian, no Mel) gracias a las subvenciones y recomendaciones de la siniestra.

Nosotros sólo testificamos que fueron Mártires y les reconocemos el lugar privilegiado en el que están.

Y lo hacemos porque creemos en el Cielo y en el valor de lo que se hace aquí para alcanzarlo.

Por eso los que no creen (el magdalenosaurio cree?) se ponen que rabian.

Pobrecitos.

+T.

Counter-Revolutionary dijo...

Coincido contigo, Agus. Y es un placer coincidir contigo en medio del intenso debate que llevamos en el otro post :).

Jorge Castrillejo dijo...

Estos son anticlericales y punto.