miércoles, 24 de octubre de 2007

Enarrationes in Psalmos

Me decía: “Mi vida sigue sin grandes cambios, aunque con novedades todos los días”. Y sonaba auténtico (aunque con las mujeres nunca se sabe). Yo, también ambicioso, me tengo que conformar muchas veces con aquello que dice el salmo: “Dios mío, por ti madrugo”.

3 comentarios:

Terzio dijo...

"A Te de luce vigilo..."

¿Vas a seguir enarrando, como tu tocayo? Me gusta que enarres!

(pero qué tienen que ver y/o saber las mujeres)

Hmm?

+T.

Agus Alonso-G. dijo...

No,no "Hmmmm". Lo de las mujeres es un comentario tangencial, no me lo hagas explicar porque entonces entramos en la autocrítica textual y eso no me placet.

Enarraremos, enarraremos si hay luces y eso.

Terzio dijo...

Comme vous voulèz.

A enarrar!

(Sin moscas).

+T.