miércoles, 5 de septiembre de 2007

Ponerse poético

Hay días que vas, te levantas, y el animal que todo humano lleva dentro (y no solo del cuerpo, también -más- del alma) te aniquila la emoción lírica, la mirada costumbrista o la posibilidad de sacar conclusiones con aspiraciones de filosofía. Esos días, como hoy, me consuelo con la frase de Chesterton en Ortodoxia: "Enamorarse es más poético que ponerse poético".

2 comentarios:

Terzio dijo...

No sé...

Porque la abstracción poética va junto con esa realización ad extra.

Quiero decir que sin el presupuesto poético previo, no sería posible un "poético enamoramiento".

Item más: Aunque no lo sientas (un dia) lo poético (o lo filosófico) va por dentro (todos los dias); son disposiciones/posesiones relativamente perennes...como tú mismo demuestras con esta misma entrada.

¿O no?

+T.

Agus Alonso-G. dijo...

Estamos, sí, más o menos de acuerdo. En efecto me quise demostrar que se puede hacer también literatura o poesía de la falta de emoción literaria o poética.

Pero me parece interesante esa intuición de que la realidad es más hermosa que el arte. Aunque eso puede herir nuestro orgullo de pequeños dioses huidobrianos.

Tenemos que volver a la naturaleza.