lunes, 4 de junio de 2007

Ring posmoderno

En una esquina, entre otros:

-Javier Gomá, director de la Fundación March, en ABC , que dice -entre otras perlas- que “si no se hubiera producido el proceso liberador del 68, tendríamos que inventarlo” o que “un sano relativismo y cierto nihilismo hacen posible la democracia” (¿cierto?, cómo se come), o que “nuestra sociedad es más sincera, más genuina, más auténtica e, incluso, más madura”, pero el 68 es “como la pubertad” (en eso estamos de acuerdo), “una vez que la tienes, no te puede quedar en ella” (pues eso, y hasta entonces, la infancia... ¿Después de nosotros, ¡la locura!? ¡Y a estas alturas de partido!);

-la carcamalada de Entrevías;

-la reacción fundamentalista y, sobre todo, necia: pretenden sustituir a Dostoievski por Dobracinsky -o como se escriba-. ¿Lo próximo? Cervantes por Luis de Whol. También esto es barbarie; y la pena es que, a pequeña escala, la vemos en nuestro catolicismo.

En la otra esquina, entre menos:

-Joseph Cardenal Ratzinger -hoy Benedicto XVI-: "es evidente que la racionalidad del universo no se puede explicar con criterios ajenos a la razón. Por eso, el Logos, que está en el origen de toda realidad, sigue siendo hoy más que nunca la hipótesis más sensata, aunque es una hipótesis que nos exige renunciar a una posición dominante y aceptar el riesgo de una simple escucha” (p.91: El cristiano en la crisis de Europa. Ed. Cristiandad. Madrid, 2006)

-Jon Juaristi defendiendo la sensatez, pero sobre todo la verdad: “hay una modernidad débil y nihilista que la ha tomado con la Iglesia Católica y le dirige sus chascarrillos, pero que tendría muy poco que hacer ante la sólida formación y proyección intelectuales de su pensamiento” y “hoy, la verdadera defensa de la Razón no está en manos de esta posmodernidad delicuescente, sino en el discurso de Benedicto XVI”;

-Hermann Tertsch, que vuelve a pedir a la oposición a ZP, ahora a cuenta de su viaje a París y Berlín para asesorarse con Sarkozy y la Merkel, “hacer frente al ejército de aparatch[n]iks de la selección negativa, reivindicar la razón frente al pensamiento mágico totalitario y sectario y crear una mayoría en España con fuerzas que crean en el estado de Derecho, en el individuo y en el trabajo”;

-Jaime Rosales, director de La soledad, también en ABC: “La potencia que tiene una película en una sala oscura para transmitir ideas y emociones no es comparable a la de ninguna otra forma de expresión artística. Otra cosa es que no la hayamos sabido utilizar. Han hecho entretenimiento. Es como si Goya o Velázquez se hubieran dedicado a hacer dibujitos para cómics. El cine no debe ser una herramienta de propaganda ni de entretenimiento. Es una máquina de resistencia, una máquina para pensar y emocionar"

5 comentarios:

batiscafo dijo...

Me dejas nockeada con este combate de despropósitos. Lo de Zerolo diciendo "soy laico y ateo, pero mi cura es Enrique y mi iglesia es San Carlos Borromeo" es un golpe al aire, al sentido común y a la inteligencia. Y la reacción fundamentalista muy triste, muy triste. Así no hay manera de combatir... Los hijos de las tinieblas, ya se sabe...

Francis dijo...

Dios mío, ¡esos polacos de qué carajo van! Como siempre, el nacionalismo...

Terzio dijo...

El collage es muy ilustrativo del momento. La cita de B16 parece un cuerpo luminoso extraño enmedio del resto; lo de Entrevías es un esperpento y lo de los polacos otro, lo del j.juaristi no sé si es pose o realidad; y la hipótesis del cine, concedo con distingos y considerandos.

(Lo del 68, teorético-cómico-trágico).

+T.

Ángel dijo...

Y Hermann Tertsch en el ABC.

Menudo destierro -o exilio, que igual da-.

En fin.

Agus dijo...

Los polacos dan marcha atrás, finalmente.