jueves, 7 de junio de 2007

LITERATURA con mayúsc

La revista Mundo Cristiano ha publicado en su número de junio el artículo firmado por el menda al que me referí hace unas semanas. Se titula "¿Escritores católicos o católicos escritores?". Por estar dirigido a un público concreto y por problemas de espacio, no es tan completo como yo lo pergeñé en un principio, pero apunta -creo, no sé si soberbia o modestamente- reflexiones interesantes.

Además, me ha servido para obligarme a leer a Julien Green y George Bernanos, y volver al Moeller. Del primero me leí Moira, obra de la que os ofrezco una cita del protagonista que me gustó y en la que me atisbo:

Tú amas al Señor en paz; pero yo tengo la rabia de Dios, yo sólo puedo amar con violencia porque soy un hombre de deseo. Por eso mismo estoy mucho más expuesto a perder la gracia y en cierto modo estoy mucho más cerca del infierno que tú. Tú no sabes lo que es el infierno, pero yo sí, porque yo sé lo que es el fuego, el fuego es mi patria"

De Bajo el sol de Satanás os dejo otra, parte de un parlamento de el protagonista, el padre Donissan, a otro sacerdote:

Entre Satanás y Él, Dios nos echa a nosotros, como una última muralla. A través de nosotros es como desde hace siglos y siglos el mismo odio intenta alcanzarle, es en la pobre carne humana donde el inefable crimen se consuma. ¡Por muy alto, por muy lejos que nos lleven la oración y el amor, le llevamos con nosotros, pegado a nuestras costillas, al aterrador compañero, soltando una inmensa carcajada!”

Me da la sensación de que ambas podrían servir para retratar las obras respectivas.

Ayer terminé con Ensayo sobre la ceguera, de Saramago. La pericia narrativa del camarada es innegable. Que el libro vaya a dejar su cicatriz en mi alma es otra cosa.

Ahora, ya sí, me dispongo a enfilar el resto de Sermones parroquiales de Newman. Y a terminar el Quijote, que lo dejé tras las bodas de Camacho hará ya mes y medio. Ayer hojeé también el capítulo "Bárbol" de El Señor de los Anillos. Tengo la intención de escribir un artículo sobre él para el número de verano de Perkeo.

1 comentario:

E. G-Máiquez dijo...

Podrías colgar tu artículo, o al menos mandármelo por correo. En casa de mis padres están suscritos a MC, pero siempre que paso por allí, con la emoción filial, olvido trincar la revista.