viernes, 23 de marzo de 2007

Paladar del alma

Andaba entre ufano y deprimido (primero deprimido y luego ufano, la verdad) ayer al echar un vistazo a algunos de los pasajes de la novela que ando escribiendo. Por un momento pensé quemarlo todo, como santo Tomás de Aquino, al comprobar la diferencia entre mi literatura y la de, pongamos por caso, Trapiello. Pero hay momentos de cierta altura, y quizá está mal que yo lo diga, pero al fin y al cabo no soy yo sino mi avellanado hijo; hay algún momento verbalmente brillante, como aquel en el que hablo de que a alguien le quedó un amargor en "el paladar del alma". No sé, por un momento me creí Cristobal Colón, o qué sé yo. Y ahora, precisamente mientras leo ávidamente en el ascensor que me lleva a la oficina, me quedo un poco chascado al leer esa misma expresión en el diario de Trapiello.

Eso me pasa por no ir corriendo a la oficina de patentes metafóricas.

10 comentarios:

Terzio dijo...

La ufanía es vanidad; la depresión, también. Exageras al imaginarte un StºTomás, y desproporcionas al poner al Stº junto a ese Trapiello (¿quién es Trapiello? y ¿cuántos años tiene el Trapiello ese? y Ud. ¿cuantas primaveras?).

Así que menos depresión, menos ufanía y más aplicación y dedicación.Comparaciones no, please: Están contraindicadas expresamente para su egocéntrica afección.

Ex toto corde, su mayor crítico:

+T.

Agus dijo...

Ja, ja. Y luego nos quejamos de los periodistas. Pensé en decir que yo no era Sto.Tomás y tal, pero me parecía tan obvio y tan falsamente modesto que decliné.

En cuanto a lo demás, vaya mezcla. Yo no he puesto a Sto.Tomás junto a Trapiello excepto espacialmente.

La ufanía no tiene por qué ser vanidad. No vea pecado por todas partes, anda.

Lo que si es cierto es que las comparaciones están contraindicadas.

Je, je.

Terzio dijo...

Citas a los dos en el mismo tomo; a ciertas personalidades hay que mantenerlas separadas, no caben en el mismo cajón.

La ufanía es vanagloria, vanidad; pequeña, mediana o king size, pero vánitas.

Y no enteras, caro mío, de que mis cañazos son para estimularte, no para cascarte el coco.

(El pecado, por doquier, desgraciadamente; y es pecado no verlo...aunque en el comentario, yo no pensaba en pecaderías, la verdad).

+T.

Agus dijo...

No es cierto lo de la ufanía. Puede tener matiz vanitas o matiz alegría. Le invito a echar un vistazo al DRAE o al Covarrubias (es un decir).

Sí m'entero, sí m'e, no se crea.

Terzio dijo...

"Iba muy ufana una gallina con sus cinco rubios polluelos..."

Así comenzaba un cuento ilustrado de mi tierna infancia...

Feliz y añorada edad de la que presumo muy ufano...

¿Quién peca más de vánitas ufanística, la gallina o yo?

Te gusta discutir, ¿eh? Te gusta!

A mí me gusta arremeter!!! Pero no me tientes, que es Viernes...

+T.

Too Picky 4.2 dijo...

"paladar del alma"... claro que Trapiello lo habria usado. Es tan obvio. Y seguro que el no fue el primero. Puede que el de Aquino ya usara la expresion (Terzio, como seria eso? Anima palatum?)

Puedes intentar mejor, para ser original, "las meninges del alma" o "el bulbo olfatorio del alma" o "el tabique nasal del alma". Si, eso es. "Su indiferencia le rompio el tabique nasal del alma". Estoy hecho un poetiso.

Terzio dijo...

Paladar del alma es facil decir/escribir; la duda, sin embargo, salta: Ese Trapiello ¿es gay-ello?

Porque ese paladeo, ese paladeo...En fin, que suscita dudas.

Respuesta a la aclaración:No soy Petronio, y no sé precisar conceptos tan sensualísticamente decadentísticos; de todas formas, algún genitivo debe haber: Animae palatum; o sapientia animae(más místico) o "de sapore anímico"...Tractatus de.-

+T.

Francis dijo...

Ya que estamos, que sean las regurgitaciones del alma, que queda más gráfico, aunque no sea ni remotamente lo mismo.

Too Picky 4.2 dijo...

Los ureteres del alma, los bronquiolos del alma.

Anónimo dijo...

Mira ...estamos buscando un nombre para nuestro nuevo equipo-proyecto sobre jardines efímeros...bueno (es un huerto en realidad) en todo caso tenemos que llamarnos de alguna manera y yo proponia "urbs-vánitas", entonces manos a la obra (que es lo mio) he buscado vánitas he buscado vánitas y has salido tú