jueves, 22 de febrero de 2007

Ideas burdas

Leo ayer en el último libro de diarios de José Luis García Martín, A decir verdad, que la idea de Dios es "burda", más o menos dicho con esa simpleza. Este tipo de cosas sirve para darse cuenta de que incluso los más listos e inteligentes tienen cegueras transitorias que les hacen perder el rigor, porque pocas cosas hay intelectualmente menos rigurosas que despacharse con que la idea de Dios es burda. Miles de tomos, cientos de intelectuales, obras de arte, dedicados a ella, deberían bastar para no tener la displicencia de quitarse de enmedio la (quizá molesta) idea de Dios de una manera tan... tan burda, sí.

2 comentarios:

Pseudópodo dijo...

Bueno, estaría de acuerdo con JLGM si en vez de "la idea de Dios es burda" dijera "mi idea de Dios es burda"... ;-)

Agus dijo...

Ahí le has dao.