domingo, 28 de enero de 2007

Pura, auténtica, gozosa

Casi todo estaba como si se hubiera ausentado ayer y todo lo vivido recientemente no hubiera sido más que un feliz sueño.

Pero se trataba de la pura, auténtica y gozosa realidad.”

Había pensado cumplir hoy con la cita de Charles Dickens tomada de Oliver Twist. Y lo cierto es que me sirve para ponerle apelativos al día de ayer, que pasé en un sereno perder el tiempo disfrutando con los demás.

Estuve con Ángel comiendo en un buen restaurante de un pueblo de la Sierra. Jamoncito, choricillo, morcilla, un churrasco, café, licor... Y, entre tanto, hablando de lo divino y de lo humano, más de filosofía que de fútbol, que con el Madrid de capa caída uno no está para masoquismos.

Por la noche, tuve la sensación de que ando repitiéndome de un lado para otro. Cenamos en una modesta pulpería del barrio de Usera. El lugar era un antro bastante popular, atestado de gente, lleno de humo, con un pequeño rincón donde servían cenas, rebosante y minúsculo. Parece que a uno de los que venía con nosotros le apasiona el sitio, y se trataba de que descansase. A mí, desde luego, tener que irme tan lejos para tomar pulpo, por muy bueno que estuviese -que tampoco probé demasiado por la pantagruélica comida que me había despachado-, en un lugar tan poco elegante... tampoco es que me enloqueciese. Pero se trataba al fin y al cabo de la pura, auténtica y gozosa realidad de la amistad, bien adobada, por lo demás.

10 comentarios:

Terzio dijo...

Epicúreo!

+T.

Agus dijo...

Je, je.

batiscafo dijo...

¡Que corran el vino y todos esos placeres serranos! Yo también brindo por la amistad pura, auténtica, gozosa.

Agus dijo...

¡Chin-chin!

Terzio dijo...

Disolutos!

Decadentes!

Dionisíacos!

+T.

Agus dijo...

Babette.

Terzio dijo...

¿Tú? ¿Babette?

No sigas, no sigas...

Si dijeras "carnaval"...

+T.

Agus dijo...

Pedorretas.

Francis dijo...

La amistad sin alcohol no es amistad, :P

paapa dijo...

francis:
Tampoco es exactamente así, aunque después de una buena comida un algo en la tertulia no queda mal.