martes, 9 de enero de 2007

Loa

Benditas servidumbres fruto del progreso técnico de nuestra época. Y también, por qué no, bendito escape de gas, que a uno le hace bendecir el agua caliente y la calefacción.

(Y a todo esto, el móvil que se me estropea, y apenas me queda batería).

Bendito sea.

1 comentario:

batiscafo dijo...

Ya sabes lo que decía la Santa de Ávila: "Cuando perdiz, perdiz; cuando penitencia, penitencia".
Si eso. :-)