lunes, 18 de diciembre de 2006

Una curiosa descripción

Me contó más tarde que el apunte mental que había hecho de mi persona le recordaba lo que sucede cuando recorremos una estantería en busca de un libro determinado y, a veces, nuestra atención es atraída por otro libro. Lo cogemos, echamos un vistazo a la portada y pensamos: 'Cuando tenga tiempo debo leer este libro también'. Lo volvemos a colocar en su sitio, y proseguimos nuestra búsqueda”

(Evelyn Waugh, Retorno a Brideshead)

7 comentarios:

Francis dijo...

Es sencillamente genial.

batiscafo dijo...

Muy ocurrente esto de citar un texto tan oportuno de un libro que aún no se ha leído.

Cómo podríamos definirlo?
(lamento la falta de signos de interrogación): metaliteratura?, buenos propósitos?

Venga, ánimo con él. No te defraudará: un relato magnífico sobre la acción de la gracia en un grupo de seres imperfectos. Una redención a través de las distintas etapas del amor.

Terzio dijo...

Todavía no he captado a satisfacción el plano en el que el autor/protagonista (Waugh/Ch.Ryder) se sitúan respecto a ese catolicismo de los Marchmain. ¿Cree, censura, expecta, describe, duda...? O si es todo esto a la vez, ¿que prevalece, o qué concluye?

Leí Brideshead cuando tenía 18 ó 20 años, y es una de las novelas que re-leo de vez en cuando. El curso pasado, me regalaron los dvd de la serie que estrenaron en la tele inglesa allá por el año 80, y que es una espléndida - en general - adaptación de la novela. Disfruté viendo los capítulos, tan bien transportados al formato de la tele-serie, pero me quedé con aquella misma duda respecto al autor y la verdadera valoración de aquel mundo y los personajes de su novela.

+T.

Agus dijo...

Muy interesante reflexión, Terzio. Quiero volver a leerlo, pero efectivamente es una mirada confusa la del autor/protagonista.

Pseudopodojavascript:void(0) dijo...

<<¿Cree, censura, expecta, describe, duda...? O si es todo esto a la vez, ¿que prevalece, o qué concluye?>>

Todo a la vez.
Y lo mejor de la novela es precisamente que nos preguntamos qué prevalece, qué concluye.

¿Por qué si no hay tanta gente que "revisita" Brideshead?

Francis dijo...

Es verdad, ese libro es realmente de los más "revisitados". Yo mismo ya lo he leído dos veces y sé que a lo largo de mi vida lo leeré unas cuantas más.

batiscafo dijo...

Yo también lo he leído dos veces y no pasará mucho sin que lo relea otra vez.

No sé, yo creo que Ryder, en su relación con los Marchmain, recorre un largo camino hacia la fe a través de un duro aprendizaje por las etapas del amor.

Su cambio se puede deducir al final, cuando veinte años después regresa a la mansión y reza en aquella capilla denostada antaño por él. El libro termina con la frase reveladora de un soldado que a su vuelta al barracón le dice: "hoy pareces más contento que de costumbre".

Creo que el libro tiene un punto autobiográfico. La vida de Waugh fue un poco parecida: el ambiente universitario, los excesos...

Ryder pasa por varias fases en su ascensión: de la ausencia del amor paterno al amor inmaduro y desordenado a Sebastian, para acabar en un amor a Julia, que, pese a ser más perfecto y natural por ser entre hombre y mujer, es egoísta e injusto por adúltero.

La muerte de Lord Marchmain y su repentina vuelta a la fe en el último momento es el golpe de gracia definitivo para ambos: el descubrimiento del amor de Dios y la necesaria ruptura de una relación que lo único que hace es romperlos por dentro y hacerlos infelices.

Brutal la última conversación entre Julia y Charles.