viernes, 8 de diciembre de 2006

Recorte poético

¡Tan segura que iba!
¿Por qué me he detenido súbitamente hoy
para mirarme hostil
en el espejo triste de la conciencia,
y me he encontrado pobre,
tan mísera que carezco
de un solo día plácido para cantarte, Vida?”

Del poema “Asalto", de Carmen Conde

No hay comentarios: