domingo, 31 de diciembre de 2006

El 'genocidio' freudiano

El siglo XX puso de moda en nuestro Occidente los genocidios, lo que según el DRAE es el "exterminio o eliminación sistemática de un grupo social por motivo de raza, de etnia, de religión, de política o de nacionalidad" (aquí casi cabe todo). Hay dos genocidios de proporciones evidentes, claramente sonrojantes, el nazi y el comunista. (Sí, bien es verdad que todavía hay numerosas inteligencias residuales o abundantes forofos de izquierdas dispuestos a deificar al Che o minimizar los efectos evidentes del comunismo, llamándolo estalinismo, o dibujándonos un Lenin beatífico).

Filosóficamente, esas manifestaciones de lo que el ser humano puede ser, se las debemos a nuestros queridos filósofos de la sospecha: Marx, Nietzsche y Freud. Reduccionistas cada uno a su modo, que al hacer de dinero, poder y sexo, respectivamente, el todo para explicar la realidad, eliminando a Dios, dieron las armas para que el género humano masacrase al género humano.

Y Freud, ¿de qué?, dirás. Nietzsche alimentó el nazismo; Marx el comunismo... Y Freud es la llave para entender el genocidio del aborto. Abuso del término y lo utilizo de un modo impropio aquí, para insistir en que sin ser genocidio es la mayor masacre programada de la Historia.

Esto es lo que nos ha traído el uso freudulento del sexo. Otro día ya comentamos las cifras y que, por ejemplo, el 97% de abortos se haga en clínicas privadas. Que con los miserables etarras campando por aquí se nos ha pasado el crimen más atroz de nuestro tiempo.

Es para reflexionar que la revolución sexual sea más mortífera que la comunista y la nazi; porque resulta más diabólica la rebeldía nietzscheana, cuyo objetivo es la suplantación de Dios. Quizá el diablo nos tomó muy en serio y luego se dio cuenta de que era más fácil aprovecharse de nuestra debilidad. Pero le costó comprenderlo, él que no sabe lo que es la miseria que puede traer la materia, especialmente como cuando -en el caso del sexo- va unida a lo más grande, la capacidad de amar.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

CUANTOS NIÑOS CON DEFORMACIONES, CON SIDA Y UN LARGO ETEC DE PROBLEMAS TIENES RECOGIDOS EN TÚ CASA, CON CUANTOS COMPARTES ESA HERMOSA HAMBURGUESA QUE TE COMES, DA LA IMPRESIÓN DE QUE ESTA VIDA QUE SEGUN VOSOTROS,ES UN VALLE DE LAGRIMAS, NO VA CONTIGO SINO CON LOS DEMAS. QUE OPINAS DE FRANCO PASEADO BAJO PALIO POR LOS TUYOS O DE PINOCHE BENDECIDO POR LA IGLESIA CATOLICA,LO QUE OS OCURRE A VOSOTRO QUE SOIS TAN BUENOS QUE NO PODEIS SER PEORES, Y COMO TE GUSTAN TANTO LAS LECTURAS TE ACONSEJO UN PEQUEÑO CUENTO DE ITALO CALVINO QUE SE TITULA EL BARON DEMEDIADO.

batiscafo dijo...

¡Hombre, qué bonito! Un valiente que se dedida a responder a las ideas atacando desde el anonimato y a grito pelado a la persona. Podrías esforzarte en argumentar un poco.

¿No te parece que hay personas que pueden estar a favor de la vida de todo ser humano: de los no nacidos, de las víctimas del fascismo y del totalitarismo, de los tiranos como Sadam Hussein y de cualquier chiquilicuatre?

¿Tan sospechoso es esto? ¿Es que no tienen derecho a vivir los niños infectados de Sida y los que tienen malformaciones? ¿Tienes tú más derecho que ellos a la vida?

Y por cierto, ya que eres tan culto, dale un repaso a la ortografía y aclaranos si te refieres a "El barón rampante" o "El Vizconde demediado", porque no hay ninguna obra de Calvino con el título que dices.

Terzio dijo...

Anónimo: Los tráumas, al psicólogo; y los resentimientos, aclararlos(si puedes o te atreves), pero no lanzarlos (y en anónimo) a la cara del respetable, valiente.

Si necesitas ayuda para "los niños deformados, con sida o con problemas" que tengas recogidos en tu casa, deja las señas y ya veremos como ayudarte, majo.

Y en vez de acordarte de Franco o Pinochet, que ya están muertos, acuérdate del pingajo de Fidel o el monigote de Zp retratándose con el Papa...que eso sí que tiene que comentar.

Ah! Y no recomiendes lecturas: Lée tú, que se nota que andas atascadillo.

+T.

Muggeridge dijo...

Le invitaría al "anónimo" que se informara sobre la vida de gente como Teresa de Calcuta.

Y por favor, use las minúsculas, que para eso están.

Anónimo dijo...

Vosotros tan listos tan buenos y que sabeis escribir, o eso creeis, teneis un problema, no teneis nada que decir.En el fondo sois unos fundamentalistas. Como se sabe que uno es partidario de una dictadura, pues muy fácil pregunta por Franco y por Pinoche y te hablaran de Fidel.

Muggeridge dijo...

Señor anónimo, gracias por escribir en minúsculas. Una cosa más: el dictador chileno se escribe con una "t" final: Pinochet. También mejore, si es posible, la acentuación.

Por cierto, los cristianos no se consideran buenos. Piensan que sólo Dios es Bueno y de Él procede todo bien.

muggeridge dijo...

Otra cosa: dejarse llevar por el odio y la rabia no es aconsejable. Espero que se relaje y se tome una tila.

También le invito a discutir y dialogar con "argumentos". Gracias.

batiscafo dijo...

Y otra cosa:

La adolescencia es una enfermedad que se cura con el tiempo, aunque en estos últimos tiempos abundan los casos de adolescencia crónica e irreversible.

Sospecho que nuestro amigo anónimo, o bien tiene una edad insultante, o padece del Síndrome de Peter Pan.

En ambos casos el consejo es común: si quieres dialogar, crece.

Terzio dijo...

Anónimo, ¿Le has escrito la carta a los Reyes?

Te van a traer carbón, como a Fidé y a Zetapé.

Rabia, rabiña! (etc.)

+T.

Agus dijo...

Anónimo, parafraseando a Humphrey te digo que si tuviera tiempo de pensar en tus incoherentes argumentos, los despreciaría.

La hamburguesa, a tu salud.

sebastían dijo...

Buenas gente… me llamo Sebastián Nicolás Sanchez y mi mail es unestanqueparamipatito@hotmail.com. Yo estaba haciendo un ensayo sobre Fritsz y Simona de Beauvoir y caí aquí y me pareció interesante poder discutir abiertamente con argumentos que sumen a refirmar o a dudar de nuestros ideales. Es por eso que ni estoy de acuerdo con este anónimo porque no da la “cara”, ni con las demás personas que se tomaron desde la ortografía como argumento agraviante.
yo soy una persona que no cree en Dios, además considero al nazismo como enfermedad mental. Soy izquierda pero no revolucionaria y PROFUNDO ADMIRADOR DE NIETZSCHE, lo que me provoca una gran irritación cuando “se meten a todos los gatos en la misma bolsa”. Pero no voy a hacer un texto defendiéndolo. Solo diré con respecto a este tema que sus textos podría parecer nazi, pero sólo desde una lectura superflua. Si se analiza con sumo cuidado el sistema de ideas de Nietzsche y del nazismo, se comprenderá que nada tienen que ver.
Lo que les quiero proponer es el siguiente ejercicio: si tienen por costumbre el maravilloso deporte de sentarse a pensarse a sí mismos, anhelo que se pregunten lo siguiente: ¿Cuántos de sus ideales fueron pensados por ustedes mismos?. Con esto quiero decir, por ejemplo, opinar que Nietzsche es nazi es una construcción social vertida por una ideología política, porque en verdad nadie se puso a analizar, con la responsabilidad de la acción, todos los textos de este filósofo y solo se opina de él lo que se escucha. De igual manera, me provoca una terrible decepción escuchar a dos personas que se dicen odiar la política y no ser ni de izquierda ni de derecha, utilizar los mismos argumentos que por ejemplo canal 9 usa para bajar línea de una determinada idea política. ¿Se entiende a donde quiero llegar?

Muchas gracias por tomarse la molestia de leer este texto y que empiecen el año con TODO!!!!

Anónimo dijo...

Buenas gente...a mi me parece que este Sebastián Nicolás Sánchez es un flor de panqueque y en ocasiones debe ser un Pantriste.
Para escribir asi se tuvo que haber tomado una Jarra de la Verdad.

Y como yo tampoco doy la cara, se va a poner nerviosito. Jajaja.
(Perdón por desvirtuar)