lunes, 20 de noviembre de 2006

Indios y vaqueros

Un propósito de enmienda: a partir de hoy, de este mismo instante, seré muy cauto con aquellos que hablan de "malos y buenos". Y trataré de evitar esa dialéctica dualista del fariseo y el publicano.

He encontrado demasiada mezquindad en los que se consideran buenos (en mí mismo) como para entrar a ese juego. Con las reglas de algunos, yo quiero estar del lado de Geronimo.

2 comentarios:

Ángel dijo...

No recuerdo en qué momento de tu vida has llegado a la misma conclusión que yo el curso pasado. Confío en tu originalidad. ¿Por qué habría de ser durante una cena en un Wok de Madrid hará unos dos meses? ;-)

PS: ¿Del lado de Gerónimo o de Jerónimo?

KAÑAMAN dijo...

De GerÓOOOOOOOOonimooooo.