miércoles, 25 de octubre de 2006

Nietzsche fue más valiente

La Educación para la ciudadanía “profundizará en los principios de ética personal y social y se incluirán, entre otros contenidos, los relativos a los derechos y libertades que garantizan los regímenes democráticos, los relativos a la superación de conflictos, la igualdad entre hombres y mujeres y la prevención de la violencia contra estas últimas, a tolerancia y la aceptación de las minorías, así como la aceptación de las culturas diversas y la inmigración como fuentes de enriquecimiento social y cultural”.

La desconfianza, el recelo y el rechazo ante este engendro nace del miedo a que los Sumos Sacerdotes de lo Políticamente Correcto le impongan a los hijos de los demás (no a los que ellos no tienen, claro) lo que son el bien y el mal. Pero creo que a un nivel más profundo, el desprecio y la repugnancia nacen de que los derechos humanos salen mancillados en la pluma, en la boca de quienes no creen en ética y verdad alguna más que la que nace de la mayoría.

Lo que más asco da de esta sociedad es su tibieza. Y es lo que más daño hace. Al menos Nietzsche, amén de una soberbia luciferina, tuvo los cojones de llevar hasta las últimas consecuencias su irracionalismo. Los que hoy defienden una moral autónoma, no tienen la coherencia de postular que eso sirva para justificar cualquier atropello*. Y, sin embargo, acabamos deslizándonos en burguesa complacencia hacia los mismos salvajes crímenes de los Nazis, haciendo nimias sus estadísticas.

*¿Cómo se puede defender una moral materialista-empirista e indignarse porque EEUU masacre población civil? Por poner un ejemplo tonto que siempre me ha corroído. O, el tema es palíndromo, ¿cómo se puede ser "provida" y defender la agresión bélica o la pena de muerte?

2 comentarios:

Terzio dijo...

Ja!

Eso pregúntaselo a los del hilo aquel del foro que tú sabes...y a ver por dónde te salen las gorgonas y los militares de la reserva.

Ellos lo tienen muy claro. Me alegra saber que a ti, por el contrario, te inquieta la sangrante y perversa contradicción.

P.s. ¿Enseñarán en la e.p.c. la doctrina sobre el tiranicidio y demás? ¿A que no se atreven el fantoche de Zp & cía.?

Tuviera que ver...

+T.

Agus dijo...

Me inquieta. ¡Y mucho! Gracias por andar por ahí.