domingo, 8 de octubre de 2006

An Affair to remember

Este fin de semana he visto An Affair to Remember (Tú y yo, en español, la versión de 1950 y pico), de Leo McCarey. Hacía tiempo que quería verla. Protagonizada por Cary Grant y Deborah Kerr. Si recordáis Algo para recordar, valga la redundancia, con Meg Ryan y Tom Hanks, ésta es un homenaje a aquélla.

Vuelvo a sorprenderme de cómo una película romántica puede ser tan... buena. Acostumbrado a la bazofia que llena el género en nuestros tiempos, uno se queda perplejo ante la delicadeza en el desarrollo de la historia de amor, la gracia para contar mucho en poco, con gestos, con imágenes, la construcción de personajes amables (en el más pleno sentido de la palabra), los inteligentes diálogos, la falta de obviedad... Se ve que algo ha empeorado en las relaciones humanas desde entonces y eso también se refleja en el cine.

Os la recomiendo vivamente. Espero poder hacer en los próximos días una reseña para Cine 100%, y también un homenaje a Audrey, ya que estos días el ABC vende una serie de películas de la diva (qué palabra más gazmoña y manida para hablar de la criatura). Ya Prada se me adelantó hace un par de semanas, pero bueno. Pero confieso que mi 'devoción' por Audrey es previa a conocer la de JMP.

3 comentarios:

Terzio dijo...

Sí, también me gusta Déborah Kerr, con esa bizquera tan sofisticada (es algo así como Maggie Smith, pero en versión romántica, estética y mejorada, claro). Esa con Cary Grant, no la recuerdo, pero sí otra muy buena: "Té y simpatía" de V. Minnelli, muy, muy buena. Este verano también la pude re-ver en la magnífica "De aquí a la eternidad".

Audrey H. me gusta en "My Fair Lady", en "Desayuno con diamantes"...y me parece que poco más.

T.

Francis dijo...

Eso, eso, una crítica para el blog.............

Anónimo dijo...

Por si no lo sabías, la que has visto es un remake de una versión de 1939, con Charles Boyer e Irene Dune... ¡del propio Leo MaCarey!!
La verdad es que son casi idénticas... no sé con cual quedarme