lunes, 18 de septiembre de 2006

Razón y barbarie


Los tiempos y las estaciones sólo Dios los conoce, y la persecución puede ser tan oportuna –aunque no sea tan agradable- como la paz” (Card. John H. Newman, Carta al Duque de Norfolk)

Lo primero que hay que señalar, como algo típico del estilo actual, es un cierto efecto de tolerancia que en la realidad se manifiesta como timidez. Podría creerse que la libertad religiosa significa que todo el mundo es libre para hablar de religión. En la práctica, significa que a casi nadie se le permite ni siquiera nombrarla” (G.K. Chesterton, Autobiografía)

Hoy en día la timidez se ha convertido en cobardía, cuando no sectarismo.

Uno encuentra consuelo intelectual en las palabras de Juan Manuel de Prada. Me quedo con que

No hay otra esperanza para el mundo que hemos heredado, el mundo que esa patulea de dimisionarios abyectos está vendiendo en pública almoneda, que la fuerza espiritual que irradia Roma"

Hay que dar gracias, muchas gracias, por encontrarnos al amparo de esa potencia intelectual y moral.

4 comentarios:

Francis dijo...

Qué gusto encontrarse las palabras de Prada.

Wonka dijo...

Terapéuticas, como otras que yo me sé.

Rafael Palomino dijo...

Hay gente que opina que la petición de disculpa del B16 ha sido una especie de derrota de la razón. Se ve que a B16 le van a zumbar, con razón o sin ella.
Lo que sí es cierto es que es la victoria de la humildad.

paapa dijo...

Realmente magníficas las palabras de Juan Manuel de Prada